jueves 13 de enero de 2022
Ambiente | Paraná |

Las quemas afectaron fuertemente la biodiversidad del Delta del Paraná

Flora y fauna resultaron dañados con mayor o menor intensidad y de forma progresiva en el tiempo, según la investigación "Efectos de los incendios 2020 en el suelo y biota de humedales del río Paraná: Perspectivas de restauración ecológica".

Los efectos de los incendios forestales que desde principios de 2020 afectan tanto el valle de inundación como el Delta del Paraná tuvieron y tienen aún efectos graves sobre ese ecosistema, tanto a corto plazo (pocos días) como a mediano plazo (entre 3 y 4 meses) de producidos. Daños inmediatos y visibles en árboles, fauna y suelo se acumulan y a veces invisibilizan otras consecuencias que recién aparecen con el correr del tiempo, como cambios profundos en la biodiversidad y en la dinámica del paisaje.

Así surge del trabajo de investigación “Efectos de los incendios 2020 en el suelo y biota de humedales del río Paraná: Perspectivas de restauración ecológica”, presentado hace pocas semanas en el II Encuentro Nacional de Restauración Ecológica de Argentina y que busca evaluar en el tiempo los efectos de los incendios intencionales sobre el suelo, la vegetación y la fauna de tetrápodos (animales vertebrados con cuatro extremidades como los anfibios, los mamíferos, los reptiles y las aves) en 17 humedales distribuidos en áreas de influencia del río Paraná Medio.

Leer más ► El tiempo en Santa Fe este jueves 2 de diciembre del 2021

La investigación estuvo a cargo de Paola Peltzer (UNL), Rafael Lajmanovich (Inali), Ana Paula Boccioni (UNL), Rodrigo Lorenzón ( (Inali), Andrés Attademo (UNL), Andrés Bortoluzzi (UNL), Agustín Bassó (UNL), Evelina León (Inali), Natalia Peña (Inali), Fernando Lajmanovich (UNL) y Silvia Seib (Uader).

La foto de las quemas

Aparte de los daños visibles que genera el fuego y de lo impactantes que son tanto las llamaradas (sobre todo a la noche) como las espesas columnas de humo que generan, las quemas afectan al ecosistema de manera directa e inmediata pero también más a mediano y largo plazo, con consecuencias que pueden persistir durante años o hasta décadas.

combate incendio gran santa fe 9.jpg
El estudio revela que las quemas afectan directamente al ecosistema.

El estudio revela que las quemas afectan directamente al ecosistema.

Desde un registro geográfico, según la investigación los incendios afectaron principalmente a los albardones (83%) seguidos por las media-lomas (47%), depresiones o lagunas internas (17%) y barrancas (5%). En todos los casos analizados, la profundidad del suelo quemado varió entre-2 a-12 centímetros de profundidad, mientras que la altura de las llamas en especies leñosas osciló entre los 2,70 metros hasta los 4,20 metros.

Por otra parte, los científicos registraron un total de 83 especies de plantas y tetrápodos afectados por el fuego de forma directa, lo que incluye mortalidad inmediata, afectaciones en la corteza, nidos destruidos por el fuego y huida del territorio como consecuencia de las llamas. De manera más indirecta, se detectaron consecuencias en flora y fauna como daño en semillas y frutos, en heces y plumas quemadas.

Leer más ► Llegó para ser cazado y hoy debe vivir en cautiverio para siempre: la triste historia del ciervo axis asiático en Argentina

Las especies leñosas más afectadas fueron la Erythrina crista galli (el ceibo) y la Albizia inundata (timbó blanco), mientras que las especies animales Rhinella dorbignyi (sapito cavador), Phrynops hilarii (tortuga sudamericana), Vanelluschilensis (tero) y Hydrochoerus hydrochareis (carpincho) presentaron los mayores porcentajes de afectación entre los invertebrados.

El trabajo destaca que “el 70% de los humedales relevados no registraron revegetación a mediano plazo”, al tiempo que se observaron individuos de aves granívoras como la cotorra de bañado “resilientes”. “Estos resultados demuestran los efectos a corto y mediano plazo basados en estudios de campo y análisis de índices espectrales, destacando la necesidad de ambas escalas de análisis para la obtención de evidencias del efecto de los incendios intencionales en los humedales del río Paraná”, afirmaron.

Causas y efectos

La seguidilla de quemas en el Delta del Paraná, que comenzó en marzo de 2020 y sigue hasta la actualidad, está relacionada con los usos productivos del territorio y con una situación de bajante extraordinaria del río que potenció y multiplicó los efectos del fuego, al no haber de manera natural agua para contrarrestar su efecto devastador.

Para los investigadores que llevaron adelante la investigación, el uso los humedales del Delta “para la cría de ganado, para el cultivo de transgénicos como la soja y para la expansión de urbanizaciones exclusivas ponen en riesgo tanto su conservación como su restauración”.

Ante esto, sugieren “la supresión y mitigación de dichos factores limitantes para valorar si la vegetación y fauna asociada pueden regenerarse, o sí se necesitaría a mediano y largo plazo de métodos de restauración activa donde se contemplen las visiones de los pobladores locales y la bajante extraordinaria del nivel del río Paraná”.

Temas

Dejá tu comentario