miércoles 24 de noviembre de 2021
Ambiente | Agrotóxicos | Trigo | Agua

Herbicidas y plásticos, una mezcla habitual en la agroindustria que genera graves daños

Un reciente estudio científico del Conicet reveló que el impacto que tienen los microplásticos combinados con los herbicidas más comunes del agro, puede ser un cóctel mortal para los animales vertebrados, incluyendo el humano.

La toxicidad que generan el glifosato y el glufosinato de amonio en el ambiente y diversos organismos es una teoría ya comprobada y denunciada en reiteradas ocasiones. Pero un estudio científico publicado recientemente reveló que los restos de plásticos combinados con esos herbicidas forman una sustancia mucho más dañina. Esa mezcla no solo puede encontrarse en los productos que viajan del campo a la mesa, sino que también contaminan el agua, perjudicando la biodiversidad acuática y a los humanos que consumen sus recursos.

El estudio fue realizado por científicos del Conicet y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y publicado en la revista internacional Science of the Total Environment. Por primera vez, un informe demuestra a través de la ciencia los efectos que los herbicidas más usados en el campo tienen al combinarse con microplásticos de polietileno, es decir, esos minúsculos restos plásticos que se desprenden de elementos como silobolsas, botellas y otros envases.

silobolsas estudio 2.jpg
Los silobolsas son plásticos sumamente usados en el campo argentino como envases para almacenar grandes cantidades de granos.

Los silobolsas son plásticos sumamente usados en el campo argentino como envases para almacenar grandes cantidades de granos.

Germán Lener, doctor en Ciencias Químicas que participó de la investigación a través de cálculos termodinámicos, explicó a AIRE las conclusiones tomadas a partir del análisis de los efectos de la combinación mencionada en renacuajos. “Los microplásticos en el organismo de los anfibios —que ingresan a través de la ingesta y la fumigación directa— prácticamente no tienen niveles de letalidad. Pero existe un efecto sinérgico al combinarse con ambos pesticidas que se ve mucho más marcado en el glufosinato de amonio ”, dijo Lener, y recordó que éste último es un herbicida 15 veces más tóxico que el glifosato, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Leer más ► Infancias y agrotóxicos: duro informe de la Sociedad Argentina de Pediatría

“Estos nuevos tóxicos, producto de la unión de los plásticos con el pesticida, entran en los organismos y se observaron daños genéticos y letalidad”, explicó el químico y recordó que la fusión de ambos elementos es bastante común en los territorios dedicados a cultivos. “Los plásticos usados en esa industria tienden a degradarse por la acción de hongos, bacterias y otros organismos hasta transformarlos en fibras que se degradan a su vez en suelos o diferentes ecosistemas”, argumentó.

Para Lener, este nuevo contaminante puede a su vez, trasladarse a las aguas en interacción con otros pesticidas, cuyo compuesto químico y consecuencias en el ambiente no puede ser estudiado por pactos de silencio empresariales. “Los pesticidas son sales prácticamente indisolubles y el plástico se disuelve dentro de todos ellos, pero no conocemos los formulados que los componen porque están patentados y son secreto industrial”, lamentó el experto.

Leer más ► Comprueban el impacto de los agroquímicos en anfibios de arroceras de Santa Fe y Chaco

Bomba química

El cóctel de plástico y herbicidas no se sirve en copa. Puede ingresar al organismo humano de manera sutil mediante el consumo de alimentos tan básicos como el pan y el agua.

Cabe recordar que el gobierno argentino aprobó en 2020 la producción del trigo transgénico resistente al glufosinato de amonio. Pese a que resta el visto bueno de Brasil para la liberación comercial, el famoso “trigo HB4” ya es cultivado en la Argentina.

trigo hb4.jpg
La producción masiva y liberación comercial del trigo transgénico se decidirá en Brasil.

La producción masiva y liberación comercial del trigo transgénico se decidirá en Brasil.

“El trigo transgénico haría más intensivo al nuevo tóxico”, consideró Lener en diálogo con AIRE. “No olvidemos que también hay metales pesados y arsénicos”, agregó el científico, haciendo referencia a los compuestos y elementos químicos que se suman a la combinación entre plásticos y herbicidas a través del contacto con otros agroquímicos y la tierra contaminada. “Es todo un mundo que nadie conoce, que nadie sabe, y que llega a nosotros por los cursos de agua y las diferentes cadenas tróficas”, afirmó.

Leer más ► Trigo HB4: Brasil volvió a postergar la aprobación y se aguarda información solicitada a Bioceres

Los renacuajos que sirvieron a la investigación son utilizados como organismos modelo para entender cómo funciona el cóctel tóxico en organismos superiores, ya que se comparten similares mecanismos genéticos. De hecho, el artículo de la revista Science of the Total Environment destaca la utilización de los anfibios como modelo biológico para el estudio, ya que los daños que los pesticidas provocan en los renacuajos son equivalentes en todos los vertebrados, incluso los humanos.