miércoles 21 de octubre de 2020
Actualidad | Incendios | Santa Fe | Paraná

Santa Fe tuvo 131 mil focos de calor entre enero y septiembre de este año

Los datos se desprenden de un informe del Servicio Meteorológico Nacional. Es la provincia que registró mayor cantidad de focos del país.

Hubo incendios forestales en Santa Fe en los primeros nueve meses de 2020. Muchos, muchísimos, demasiados. Tantos que, según registros difundidos esta semana desde el Servicio Meteorológico Nacional, es la provincia que más focos de calor acumuló en lo que va del año con la impactante cifra de 131 mil focos, seguida por Formosa con 108 mil, Chaco 70 mil, Corrientes 64 mil y Entre Ríos con 52 mil.

No sólo se quemó buena parte del Delta del río Paraná: también fueron arrasadas las tierras del valle aluvial en el extremo noreste de la provincia (desde la municipalidad de Villa Ocampo estiman que se quemaron el 80% de los pastizales y selvas en galería del sitio Ramsar Jaaukanigás) y buena parte del centro norte y noroeste, como porciones invaluables de los Bajos Submeridionales.

Leer más ► Jaaukanigás arde: en ocho días de agosto hubo más "focos de calor" que en todo julio

incendios en el delta parana - provincia.jpg
Expertos de la UNR estimaron que ya se quemaron alrededor de 330 mil hectáreas del Delta del Paraná. 

Expertos de la UNR estimaron que ya se quemaron alrededor de 330 mil hectáreas del Delta del Paraná.

Récord de quemas

En un informe especial emitido esta semana, el SMN recopila datos satelitales sobre focos de calor mensuales en un período comprendido entre enero y septiembre de 2020 en base a información recogida a partir del sensor VIIRS.

Desde ese organismo explicaron que foco de calor es la expresión que se utiliza para referirse a un incendio o incendio potencial. “Los puntos indican que se detectan temperaturas muy elevadas en el terreno en comparación con el entorno. No todos los focos de calor son incendios, pero todos los incendios son focos”, detallaron.

Según información oficial de ese ente nacional, entre enero y septiembre de 2020 las provincias de Santa Fe y Formosa fueron las más afectadas por el fuego al haber acumulado más de 100 mil focos de calor. “En años tan secos como éste, con poca proporción de humedad en los suelos de la Cuenca del Plata, las condiciones son propicias para la aparición y la propagación del fuego”, explicaron.

Superficie quemada

Según los últimos datos disponibles por parte del ministerio de Ambiente de Nación (desde el viernes pasado dejaron de actualizar) la superficie quemada en Santa Fe desde principios de año es de unas 28 mil hectáreas, una cifra que parece no representar la magnitud de las quemas que hubo no sólo en el Delta, sino también en el Valle del Paraná y en el noroeste provincial.

“Algunos incendios no están registrados, como los de pastizales en los Bajos y dos forestales, uno en Los Amores y el otro cerca de El Nochero” explicitó César Massi, de Naturalistas Santafesinos. “Algunos incendios no están registrados, como los de pastizales en los Bajos y dos forestales, uno en Los Amores y el otro cerca de El Nochero” explicitó César Massi, de Naturalistas Santafesinos.

Además, esta semana desde la municipalidad de Villa Ocampo señalaron que se han quemado entre el 70 y el 80% de los pastizales y selvas del sitio Ramsar Jaaukanigás, que tiene casi medio millón de hectáreas. Aún así, detallaron que es difícil calcular lo perdido en hectáreas ya que buena parte de ese territorio son bañados, lagunas o riachos.

incendio jaaukanigas 5.jpg
El humedal Jaaukanigás está ubicado cerca de Reconquista, norte de Santa Fe, lindando con la provincia de Corrientes. 

El humedal Jaaukanigás está ubicado cerca de Reconquista, norte de Santa Fe, lindando con la provincia de Corrientes.

El Delta en llamas

Expertos de la UNR estimaron que ya se quemaron alrededor de 330 mil hectáreas en ese territorio, un porcentaje gigantesco que equivale al 15% del Delta (unas dos millones de hectáreas). Santa Fe apenas posee el 5% de las tierras que componen el Delta del Paraná, que está en su enorme mayoría (80%) bajo la jurisdicción de Entre Ríos. Por eso, la enorme mayoría de los focos detectados en el humedal del Delta están en territorio entrerriano.

Según explicó la bióloga Natalia Morandeira en un artículo de opinión publicado en Perfil, en las islas del Delta los incendios se han usado históricamente como práctica de manejo “para limpiar áreas con vegetación seca, para generar rebrotes tiernos de hierbas que puedan servir de forraje para el ganado, o en menor medida para acorralar y cazar animales silvestres”.

Leer más ► La UNR montará un centro de investigación ambiental en las Islas del Delta del Paraná

Las quemas incumplen la ley provincial 9.868 que prohíbe el uso de fuego sin autorización expresa. “Es claro que esta y otras normativas no se cumplen”, puntualizó la especialista.

“Gran parte de los humedales del Delta Medio y Superior fueron convertidos a cenizas y carbón, ahora es esencial intervenir rápidamente para evitar que se avance con emprendimientos inmobiliarios no aprobados, desmontes y agricultura intensiva con agroquímicos” agregó Morandeira.