sábado 4 de diciembre de 2021
Actualidad | Saocom | Paraná | Humedad

El satélite argentino Saocom ayudará a entender mejor la dinámica hidrológica de la cuenca del Paraná

El Saocom registra humedad en el suelo y puede servir para afinar sistemas de alerta temprana y para mejorar el análisis del territorio.

El lanzamiento hace pocas semanas del satélite argentino Saocom se transformará en más y mejor información sobre el territorio litoraleño, el río Paraná y su sistema de afluentes. La capacidad de los sensores que transporta el satélite para medir la humedad en los suelos abre nuevas posibilidades de mejorar los modelos hidrológicos, algo que por ejemplo podría ayudar a mejorar las alertas tempranas en caso de crecientes.

También brindará información más precisa para estudiar el relieve de una determinada región, una función que podría utilizarse para mejorar el conocimiento de las márgenes del río Paraná en situación de bajante extraordinaria como la actual. Así lo explicó el ingeniero civil Marcelo Uriburu Quirno, especialista en hidrología del proyecto Saocom de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

río paraná portada.jpg
Los datos que aporte el satélite Saocom permitirán comprender mejor la dinámica hidrológica de la cuenca del río Paraná.

Los datos que aporte el satélite Saocom permitirán comprender mejor la dinámica hidrológica de la cuenca del río Paraná.

Cronología y usos

El Saocom que se puso en órbita en agosto pasado, que puede hacer aportes al estudio de la hidrología regional desde varios aspectos, es el segundo en su tipo y le siguió al que fue lanzado en octubre de 2018. “Este segundo satélite va en constelación con el anterior, lo que significa que repiten la órbita de manera exacta”, dijo Uriburu. El experto agregó que a su vez los dos Saocom están en constelación con otros cuatro satélites italianos que también son de radar de apertura sintética pero en banda X, mientras que los aparatos argentinos lo hacen en banda L “lo que en definitiva favorece la capacidad del sensor que lleva cada satélite para ver las cosas con mayor precisión”.

Leer más ► De los SAC a los Saocom: los lanzamientos satelitales de Argentina

El científico precisó que en el caso de los dos Saocom, una de las funciones principales para las cuáles fueron diseñados es la capacidad de medir la humedad en el suelo, lo cual los vuelve especialmente útiles para el estudio de aspectos hidrológicos y para aplicaciones agrícolas. “A partir de ahí van apareciendo otros usos, algunos imaginados y otros no, ya que en la medida que empieza a haber imágenes disponibles empiezan a aparecer aplicaciones y usos nuevos un poco inesperados. Siempre hay una vuelta de tuerca nueva y eso vuelve a esta tecnología más interesante, por suerte es así, genera más amplitud al conocimiento”, dijo Uriburu.

Saocom
Así es el Saocom 1B, el satélite más innovador de Argentina.

Así es el Saocom 1B, el satélite más innovador de Argentina.

Relieves y humedad

Otra de las cualidades de estos sensores (hay que recordar que los satélites funcionan como vehículo de los sensores, que es lo que identifica y le da sentido a la misión) es la capacidad, mediante diferentes técnicas, de entender de manera más precisa cómo es el relieve del territorio. Esto ayuda a armar modelos digitales de elevaciones y configura una descripción más certera de la forma del área estudiada.

https://twitter.com/CONAE_Oficial/status/1304202593648943105

“Esto tiene una utilidad enorme para muchísimos aspectos hidrológicos y para cualquier otro ámbito, cualquier estudio o análisis o proyecto que deba contemplar variables ambientales precisa conocer la forma del terreno donde se va a desarrollar”, precisó el investigador.

Si se pone el foco de forma más fina sobre las funciones hidrológicas que puede proveer el Saocom, una de las más importantes es su capacidad para monitorear la humedad del suelo, así sea sólo en la capa superficial (los primeros centímetros) y no en todo el perfil. Son datos que, combinados con información de otras fuentes, son muy útiles en un abanico amplio de disciplinas.

Leer más ► Saocom 1B: Eliana, la santafesina que participó en la construcción del satélite

Colaboración con el INA

El Saocom brinda varias funciones hidrológicas que pueden utilizarse desde varias disciplinas o sectores, según el tipo de análisis que se necesite hacer. Una de sus particularidades es la posibilidad de armar modelos digitales del terreno, lo que -por ejemplo- en una situación de bajante extrema del Paraná como la actual puede servir para ver como es el terreno en las márgenes que ahora están al descubierto.

“Los datos del satélite pueden brindar información muy útil para hacer modelación hidráulica de los ríos, es un tema importante que lleva adelante el Instituto Nacional del Agua y tenemos mucho vínculo con ellos desde la Conae. Si bien no se puede tomar en simultáneo toda la cuenca, si se puede enfocar en sectores de mayor interés” puntualizó Uriburu.

En este abanico de análisis hidrológicos uno de los intereses principales es ver como una lluvia que cae en un sector de una cuenca se transforma en caudal a la salida de la misma. “Se puede seguir esa transformación de lluvia a caudal y entender mejor la cobertura y el uso del suelo”, dijo.

https://twitter.com/CONAE_Oficial/status/1290793128585244677

Alertas tempranas

En opinión de Uriburu, tal vez el mayor aporte de esta tecnología tenga que ver con su uso primario y original que es la estimación de humedad en el suelo, lo que permite entre otras cosas monitorear las respuestas de una cuenca a las lluvias caídas en alguno de sus tramos y su posterior transformación en caudal aumentado.

¿De qué sirve esto? Permite mejorar los sistemas de alerta, ya que “si se espera una lluvia intensa y sabemos que la cuenca está muy húmeda podemos anticipar que el caudal puede ser mucho mayor y alertar a la población que está a la salida de la cuenca”, dijo, para agregar: “De allí la fuerte interacción de trabajo con el sistema de cuenca del Plata del INA, con quienes tenemos muchos vínculos y aplicaciones específicas desarrolladas para ellos”.

Si bien el satélite observa una primera capa superficial del terreno, esa información combinada con la modelación convencional hidrológica permite mejorar y corregir la información de base generando sistemas más precisos.

Dejá tu comentario