miércoles 5 de agosto de 2020
Actualidad | Buenos Aires | Coronavirus |

Confirmaron las dos primeras muertes por covid-19 en Villa Azul

Se trata de un hombre de 69 años, que estaba en el Hospital Fiorito de Avellaneda, y de otro de 77, que se encontraba internado en el Hospital Iriarte, de Quilmes.

Dos hombres se convirtieron este miércoles en las primeras víctimas fatales del Covid-19 en el barrio Villa Azul, ubicado entre los municipios bonaerenses de Quilmes y Avellaneda. Fuentes del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires confirmaron los fallecimientos de los dos pacientes: se trata de un hombre de 69 años, que estaba en el Hospital Fiorito de Avellaneda, y de otro de 77, que se encontraba internado en el Hospital Iriarte, de Quilmes.

villa azul buenos aires coronavirus.jpg
Todas las entradas y salidas del barrio están bloqueadas con vallas de metal y patrulleros.

Todas las entradas y salidas del barrio están bloqueadas con vallas de metal y patrulleros.

En total hay 276 casos positivos en el barrio. De acuerdo a la información que brindaron fuentes de las comunas que tienen jurisdicción sobre este barrio popular del conurbano ambas personas vivirían del lado de Avellaneda. En Villa Azul esto es frecuente por dos razones: del lado de Quilmes no hay calles con nomenclatura -solo pasillos- y además, cuando el municipio de Avellaneda comenzó con las obras de urbanización (en 2008) muchos habitantes del barrio fijaron domicilio en esa comuna para poder acceder a una vivienda digna.

Leer más ► Villa Itatí: detectaron 7 casos de coronavirus y 75 sospechosos en el operativo Detectar

Villa Azul es un barrio popular habitado por unas 5.000 personas. Allí se tomó la decisión de cerrar todos sus límites durante dos semanas para "frenar el foco y no expandirlo" desde el 24 de mayo, dijo el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, luego de que se detectaran de repente 53 casos en un día. Los vecinos con síntomas fueron sometidos al testeo y los casos positivos se trasladaron, según la gravedad, a hospitales de la zona o a lugares de aislamiento.

Villa Azul aislada coronavirus _ph Carlos Brigo Télam 08 _9x16_marca.jpg
Profesionales sanitarios realizando operativos de testeo de coronavirus en Villa Azul, barrio del conurbano bonaerense donde se registró un importante foco de contagio.

Profesionales sanitarios realizando operativos de testeo de coronavirus en Villa Azul, barrio del conurbano bonaerense donde se registró un importante foco de contagio.

"En Villa Azul encontramos un número alto de positivos, y se tomaron medidas urgentes y formamos un comité de crisis para intervenir con los municipios de Quilmes y Avellaneda", explicó Larroque.

Avellaneda tenía 424 casos confirmados de coronavirus hasta el último parte oficial emitido el miércoles, 171 en estudio y ocho personas fallecidas. En tanto que Quilmes, también oficialmente comunicó 661 positivos y 6 víctimas fatales.

Leer más ► Aislaron una villa del Gran Buenos Aires por un brote de coronavirus

Además de aislamiento comunitario, se resolvió instalar dos centros logísticos de atención sanitaria y de distribución, casa por casa, de alimentos y elementos de higiene, para evitar que sus habitantes se trasladen a los comedores que funcionan dentro del barrio, considerados un "foco de contagio importante".

Detectar en Villa Azul medidas.jpg
Aislaron el asentamiento Villa Azul, ubicado en el distrito Quilmes de provincia de Buenos Aires.

Aislaron el asentamiento Villa Azul, ubicado en el distrito Quilmes de provincia de Buenos Aires.

Para mantener cerrado el barrio y permitir sólo las salidas por criterio sanitario, el gobierno afectó a unos 300 efectivos de las distintas fuerzas de seguridad, que se distribuyen de a cien por turno. Desde el gobierno provincial, informaron que todos los casos confirmados, con síntomas leves, van a un centro de aislamiento y en caso contrario, a un hospital.

Leer más ► Ya son 196 los infectados de coronavirus en Villa Azul y comienzan a testear en Villa Itatí

"Todo explotó en la canchita de fútbol"

Villa Azul nunca frenó, y todo "explotó" en la canchita de fútbol, coinciden casi todos los vecinos, que apuntan a ese espacio de césped sintético como el foco de contagios. Ahora todas las entradas y salidas del barrio están bloqueadas con vallas de metal y patrulleros en las esquinas. Quedaron totalmente aislados.

"Nadie se lo tomó en serio. Los pibes se la pasaban chupando y jugando al fútbol en la cancha. Yo no fui a cortar la luz de la cancha porque me matan, pero se veía que esto iba a pasar", aseguró Marcos Bonda, un vecino de 64 años que fue entrevistado por el medio La Nación.