menu
search
Viral | Reino Unido |

Una mujer denunció que la discriminaron en un restaurante por usar un top corto: "no es ropa interior"

Una mujer denuncia que el gerente le indicó que su remera no era "apropiada" para poder ingresar al restaurante.

Emma Prince de 34 años mostró su enojo en las redes tras denunciar que la habían discriminado en un restaurante en el Reino Unido por la ropa que usaba.

image.png
La Emma Prince asegura que se sintió humillada al prohibirle el ingreso en un restaurante

La Emma Prince asegura que se sintió humillada al prohibirle el ingreso en un restaurante

Según relató la joven, durante una calurosa noche de verano, salió a comer vestida con un top corto junto a su pequeña hija y el gerente del lugar le dijo que su atuendo no era “apropiado”.

Llevaba puesta una remera corta o top que, al parecer, era demasiado corto a los ojos del gerente del local gastronómico. La mujer, que estaba con su hija llamada Penélope, de 2 años, afirmó que el encargado la confrontó y dijo que “no era bienvenida”, ya que consideraba que su remera “era un sostén”.

Sin embargo, Prince sostuvo que la prenda era un top corto que había elegido usar a causa del calor extremo. Frente a la negativa, se vio obligada a regresar a su automóvil y cambiar su vestimenta: se puso una camisa y entonces sí le permitieron ingresar a la taberna al aire libre ubicada en Wolverton, Buckinghamshire. Sin embargo, tras hacer su pedido y esperar más de una hora, la mujer decidió abandonar el local.

Por la mala experiencia, Prince aseguró haberse sentido humillada públicamente frente a otros comensales en Stonehouse Pizza and Carvery. “El gerente dijo que no podía entrar porque solo llevaba puesto un sostén. Le expliqué que era una blusa corta, no ropa interior y que hacía 30 grados afuera”, contó.

“Me dijo que esa era su política, así que pedí ver el código de vestimenta donde dijera que no se permiten blusas cortas”, rememoró la mujer y confirmó que finalmente no le dejaron ver ese protocolo.

image.png
Emma había ido a cenar con un top y el gerente le negó el ingreso

Emma había ido a cenar con un top y el gerente le negó el ingreso

Además, indicó además que había concurrido al lugar con a una amiga que también llevaba un top corto. “El gerente dijo que su ropa estaba bien porque tenía breteles gruesos, no como la mía”, continuó. “La gente a mi alrededor estaba recibiendo su comida, pero la nuestra no llegaba. Sin dudas, era a propósito”, se quejó la mujer.

Luego del incidente, Prince cuestionó al restaurante de forma anónima en su página de Instagram y solicitó detalles de su código de vestimenta. Según su relato, le respondieron que el código de vestimenta es “usar cualquier cosa con la que te sientas cómodo”. Entonces, tras explicar y exhibir su malestar, le pidieron disculpas.

“Cualquier decisión sobre el código de vestimenta queda a discreción del gerente del restaurante”, respondió el local. “Nos gustaría disculparnos por el retraso experimentado con nuestro servicio. Debido al clima, tuvimos un día increíblemente ocupado y nuestro equipo estuvo mucho más ocupado de lo habitual”, afirmó.

De todas maneras, Prince se mostró disconforme. “Estoy más que molesta y disgustada por la actitud del gerente y el servicio que me dieron. Quiero hablar en nombre de otras mujeres, ya que creo que tenemos derecho a usar una prenda sin ser juzgadas, menospreciadas o burladas”, cuestionó.

Temas