menu
search
Viral | Misiones |

Misiones: condenan a 18 años de cárcel a un pastor evangélico por abuso sexual de menores

Se trata de Baldemiro Runge (56), quien fue denunciado en el 2004 pero se mantuvo prófugo durante más de diez años.

El pastor evangélico Baldemiro Runge, de 56 años, quien en 2004 fue denunciado por abusos sexuales contra niñas que estaban un hogar de San Vicente, en Misiones, dirigido por la iglesia que él presidía, fue sentenciado este jueves a 18 años de cárcel. La causa se inició a partir del relato de una menor de 13 años a un funcionario de la Defensoría de Menores, quien acusó al pastor de los sometimientos. También se presentó otra niña que realizó una denuncia similar contra el ministro de culto.

Las pericias y testimonios de las menores generaron el pedido de detención del acusado, que en ese entonces tenía 38 años. Pero Runge no fue encontrado por la policía y se mantuvo prófugo por más de diez años, hasta que en el 2019 fue ubicado y detenido en la localidad de Salto Encantado.

A partir de entonces se inició el procesamiento formal por el que este jueves el Tribunal Penal de Oberá, Misiones, lo halló responsable de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por el ministro de un culto y encargado de la guarda y abuso sexual simple reiterado agravado por haber sido cometido por el ministro de un culto y amenazas en concurso real”.

image.png
Las pericias y testimonios de las menores generaron el pedido de detención del acusado, que en ese entonces tenía 38 años.

Las pericias y testimonios de las menores generaron el pedido de detención del acusado, que en ese entonces tenía 38 años.

Según relataron medios locales, en algunos tramos de la audiencia Runge estuvo acompañado por sus dos hijos y escuchó cabizbajo el fallo condenatorio. Eligió no hacer comentarios y no opuso resistencia al momento de ser trasladado hasta la unidad del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) que lo llevó a la Unidad Penal de Puerto Rico, donde cumplirá la condena.

Una de las denunciantes contó las macabras situaciones que tenían que soportar: "Cuando orábamos nos hacía cerrar los ojos entonces quien estaba al lado no veía cuando nos manoseaba", reveló. Si bien la investigación se basó sobre sobre el relato de una de las menores, otras dos declararon en su momento que también sufrieron manoseos y tocamientos por parte del evangélico.

A eso se le sumó que este mismo jueves, en medio de la ronda de testimoniales, una joven citada para declarar como testigo se quebró, rompió en llanto y admitió también haber sido abusada bajo las mismas circunstancias y contó que lo mantuvo en silencio porque, igual que las anteriores, también fue amenazada. Ese testimonio podría dar inicio a una nueva causa penal.

image.png
Una joven citada para declarar como testigo se quebró, rompió en llanto y admitió también haber sido abusada bajo las mismas circunstancias.

Una joven citada para declarar como testigo se quebró, rompió en llanto y admitió también haber sido abusada bajo las mismas circunstancias.

"La vida en ese hogar era un infierno, ¿Cómo no va a serlo si después de abusarlas Runge las amenazaba terriblemente?", manifestó la fiscal Estela Salguero durante su alegato. Dijo además que las menores alojadas "estaban en un estado de vulnerabilidad en el que se encontraban sin sus padres y sin otro lugar dónde vivir, dónde comer, no tenían cómo escapar del infierno hasta que apareciera alguna posibilidad para irse".

En tanto, los defensores del declarado abusador, Sebastián González y Vicente Halfonso, pidieron la absolución del Pastor por la falta de elementos de pruebas, algo que finalmente no ocurrió.

Temas