viernes 23 de octubre de 2020
Sociedad | Salta | pandemia | Gallardo

Un salteño decidió volver a pie desde Santa Cruz hasta su provincia: "No tengo ni para comer"

Gustavo Gallardo vivía en Caleta Olivia y, en medio de la pandemia, quedó sin trabajo. Ante esta realidad y con el permiso de circulación nacional, tomó la drástica decisión de regresar caminando a Salta.

Hace dos días que no come. Igual sigue el camino. Su destino es Salta capital. Gustavo Gallardo vivía hace tres años en la ciudad santacruceña de Caleta Olivia y, durante la pandemia de coronavirus, quedó sin trabajo, sin un peso para sostenerse. Por eso decidió volver a su tierra natal, a pie.

Son más de 2700 kilómetros los que debe cruzar para reencontrarse con su familia. En medio de la Ruta Nacional N°3, Gustavo dijo: "No tengo trabajo, ni para comer ni para pagar el alquiler. Me voy para Salta Capital, desde hace dos días vengo que no como nada".

Leer más► Su esposa lo sorprendió cuando se estaba casando con otra y le arruinó la fiesta

En Caleta Oliva, el salteño hacía changas de construcción o pintura, pero la actividad se paralizó. "Salí caminando ayer a las 9 de la mañana. Dios quiera que alguien se apiade, me quiero volver porque toda mi familia está en el norte", comentó al portal local El Caletense.

Ante las restricciones de circulación en el país, Gustavo dijo que contaba con el permiso nacional que imprimió en un cyber, aunque no tenía todas las garantías de ser frenado por controles policiales de cada provincia. "Me arriesgo a todo, si me para la policía que se haga cargo de mi integridad física porque estoy sin nada”, manifestó.

image.png
Gustavo Gallardo vivía en Caleta Olivia y, en medio de la pandemia, quedó sin trabajo

Gustavo Gallardo vivía en Caleta Olivia y, en medio de la pandemia, quedó sin trabajo

En el camino, personal de seguridad vial le recomendó continuar hacia su destino: “me dijeron que siga caminando y que tenga cuidado porque es imposible que alguien me levante".

En Salta, lo esperan sus cinco hijos, padres y hermanos, según contó. "Yo soy el único sostén de mi familia. Si consigo trabajo allá la plata se queda en la casa y tendremos para comer".

En los últimos tiempos, en Caleta sintió el alejamiento de amigos y conocidos tras la pérdida de trabajo, por lo que emprendió este arduo camino. "Espero llegar a Ramón Santos para tener señal y que mi familia pida ayuda al Gobierno de Salta", cerró.

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano recomiendan películas clásicas para amantes del cine

Embed

FUENTE: lagacetasalta