domingo 25 de octubre de 2020
Sociedad | Incendios | Cambio climático | Argentina

Incendios y sequía: Argentina frente al espejo del cambio climático

La falta de lluvias agrava la temporada de incendios forestales, potenciada por la alta variabilidad asociada al cambio climático.

Según los reportes que cada día emite el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), que ahora depende del Ministerio de Ambiente de Nación, los incendios son producidos por intervenciones humanas en el 95 por ciento de los casos.

Del total de hectáreas quemadas a lo largo del año, la zona de las islas del Delta del Paraná fue las más afectada y solo en el territorio entrerriano se incendiaron 165.108 hectáreas, según los datos de Nación. Expertos de la UNR que trabajan desde junio con monitoreos de quema y análisis de imágenes satelitales ubican ese cálculo cerca de las 300 mil hectáreas, por lo menos.

Leer más ► La UNR montará un centro de investigación ambiental en las Islas del Delta del Paraná

incendios en el delta parana - provincia.jpg
Desde principios de año hasta ahora, los incendios en el Humedal del Delta ya arrasaron unas 300.000 hectáreas, el 15% de un territorio comprendido por unas 2.000.000 de hectáreas que van desde Diamante y Puerto Gaboto hasta el río de la Plata.

Desde principios de año hasta ahora, los incendios en el Humedal del Delta ya arrasaron unas 300.000 hectáreas, el 15% de un territorio comprendido por unas 2.000.000 de hectáreas que van desde Diamante y Puerto Gaboto hasta el río de la Plata.

Cambio climático e incendios

¿Tienen que ver la sequía, los incendios y el cambio climático? Según los expertos son fenómenos que se retroalimentan y potencian entre sí: a mayor deforestación y cambios de uso del suelo mayor sequía, menos lluvias, bajantes de los ríos más extremas y mayores chances de tener temporadas de incendios forestales más largas y graves.

Leer más ► Bajante y sequía extrema: ¿el 2020 será uno de los años más secos de la historia?

Existen decenas de estudios científicos que muestran la relación entre cambio climático y aumento de las frecuencias de los incendios forestales. “La variabilidad natural se superpone a las condiciones de fondo cada vez más cálidas y secas que resultan del cambio climático, lo que lleva a incendios más extremos y temporadas de incendios más extremos” explica un informe reciente de la Organización Meteorológica Mundial que depende de Naciones Unidas.

SEQUIA.png
Al 25 de agosto, las lluvias acumuladas en Santa Fe no llegaban a los 400 milímetros. Por la sequía se secaron muchos humedales y los incendios son constantes.

Al 25 de agosto, las lluvias acumuladas en Santa Fe no llegaban a los 400 milímetros. Por la sequía se secaron muchos humedales y los incendios son constantes.

Calor y Niña

En este escenario, los pronósticos para lo que resta del año no son alentadores para el centro y el norte de Argentina ya que según el último informe trimestral del Servicio Meteorológico Nacional existe una probabilidad mayor al 70 por ciento de un fenómeno Niña (falta de lluvias) cubra la primavera y parte del verano 20/21.

Leer más ► Incendios en Córdoba: ya son más de 190 mil hectáreas afectadas por el fuego

“Los déficits de lluvias se extienden a una zona mucho más amplia abarcando gran parte del norte y del centro del país. De darse esta situación durante este año, hay que recordar que estos sectores de Argentina vienen teniendo lluvias muy escasas desde comienzo del 2020” mencionaron los especialistas del SMN.

Vale recordar que la Niña en verano suele originar temperaturas más elevadas que lo habitual en el centro de la región Pampeana y en el centro-norte del país. “Definitivamente este es un escenario muy complicado para la región, ya que la combinación de elevadas temperaturas con déficit de lluvias favorece nuevamente la aparición de focos de incendios”, alertaron desde ese organismo estatal.

Dejá tu comentario