lunes 11 de octubre de 2021
Sociedad Día Nacional de la Ancianidad | vejez | Salud

Día Nacional de la Ancianidad: advierten que no se garantizan los derechos básicos en la tercera edad

Lo afirmaron la psicóloga María Cecilia Nelli y Laila Tomas, en conversación con Aire Digital. Además reivindicaron la importancia de poder debatir sobre la salud mental como derecho básico a garantizar en los adultos mayores.

El mundo envejece y hay cada vez más cantidad de personas mayores que viven en él. En este contexto, la pregunta no es cuánto tiempo más se puede vivir, sino cómo se vive el el tiempo que se vive. En el Día Nacional de la Ancianidad, dos psicólogas afirmaron que ser una persona mayor en Argentina es vivir atravesado por la carencia de algunos derechos básicos.

Este 28 de agosto se cumplen 73 años de la inclusión en la Reforma Constitucional de 1949 (artículo 37 III), 10 derechos que las personas mayores deberían tener garantizados: asistencia, vivienda, alimentación, vestido, cuidado de la salud física, cuidado de la salud moral, esparcimiento, trabajo, tranquilidad y respeto. Anteriormente, Eva Perón había proclamado en 1948 el Decálogo de los Derechos de la Ancianidad.

La licenciada en Psicología y especialista en Psicogerontología, María Cecilia Nelli (mat 888) habló con Aire Digital y aseguró que "esta visión significó una serie de avances sociales, entre los que subrayaba el derecho a la asistencia, que tiene como objetivo la protección integral del anciano por cuenta de su familia".

image.png
Eva Perón escribió y anunció el 28 de agosto de 1948, el «Decálogo de la Ancianidad», una lista de derechos de las personas mayores que fueron incorporados luego en la Constitución en 1949.

Eva Perón escribió y anunció el 28 de agosto de 1948, el «Decálogo de la Ancianidad», una lista de derechos de las personas mayores que fueron incorporados luego en la Constitución en 1949.

En este sentido, el Decálogo indicó que en caso de desamparo "corresponde al Estado proveer dicha protección, ya sea en forma directa o por intermedio de los institutos o fundaciones creados, o que se crearen, con ese fin”. Sin embargo, en el contexto actual muchos ancianos se ven desprotegidos antes las circunstancias económicas y estos derechos son vulnerados.

image.png
La licenciada en psicología María Cecilia Nelli (888), especialista en psicogerontología.

La licenciada en psicología María Cecilia Nelli (888), especialista en psicogerontología.

Por su parte la licenciada en Psicología y licenciada en Gerontología, Laila Tomas (Mat 1175), afirmó en conversación con AIRE que es notable la carencia de derechos y directamente proporcional esta falta, es el rebaje del bienestar integral que puedan alcanzar otros de los derechos destacados son los relacionados con la vivienda, la alimentación, el vestido y el cuidado de la salud física y mental.

vejez adultos mayores.jpg
Los diez Derechos de la Ancianidad eran: asistencia, vivienda, alimentación, vestido, cuidado de la salud física, cuidado de la salud moral, esparcimiento, trabajo, tranquilidad y respeto.

Los diez Derechos de la Ancianidad eran: asistencia, vivienda, alimentación, vestido, cuidado de la salud física, cuidado de la salud moral, esparcimiento, trabajo, tranquilidad y respeto.

Ambas psicólogas estuvieron de acuerdo en que "poder debatir en el marco de esta fecha, sobre la salud mental como derecho básico a garantizar en las personas mayores es visibilizar lo poco valorada que está y estuvo dicha salud para el alcance del bienestar integral de los adultos en la sociedad actual, a lo largo de los años".

Leer más ► Día Mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la Vejez: hacia una cultura del buen trato

image.png
Laila Tomas es licenciada en Psicología (Mat 1175) y licenciada en Gerontología.

Laila Tomas es licenciada en Psicología (Mat 1175) y licenciada en Gerontología.

Teniendo en cuenta que el contexto pandémico que se suscitó desde marzo 2020, con sus consecuentes aislamientos y distanciamientos sociales, Nelli dijo que se hace fundamental comenzar a desentramar el desafío de trabajar para modificar realidades carentes de estabilidad emocional, trastornos anímicos, desórdenes ansiosos y demás psicopatologías y alteraciones del orden cognitivo y emocional, "es dar importancia a la diversidad de circunstancias personales, que impactan en la red comunitaria", dijo.

Por su parte, Tomas concluyó en que entender la necesidad de construir una sociedad que le dé relevancia a esta temática es tener posibilidad de pensarla justa e inclusiva. "Solo así se dejarán de naturalizar conductas y estereotipos que le añaden a las personas mayores una condición esencial de vulnerabilidad", se despidió.