jueves 20 de febrero de 2020
Sociedad |

Dejaron a sus perros encerrados en una carpa sin agua y "al rayo del sol" por ocho horas: murieron de un "golpe de calor"

A una pareja se le prohibió tener animales durante cinco años después de que dejaron morir a sus dos perritos dentro de una carpa.

Sarah Henniker, de 33 años, y TJ Gregory, de 28, estaban visitando un parque de vacaciones en Essex en julio pasado y dejaron a sus perritos Millie y Tito encerrados en una carpa.

La pareja salió de la carpa a las 9 de la mañana y no regresó hasta las 5 de la tarde. Para entonces, los dos cachorros inocentes habían muerto.

Cuando la pareja se dio cuenta de que los perros estaban muertos, envolvieron sus cuerpos en sacos de dormir, con la intención de enterrar más tarde a los animales.

image.png
Los fueron encontrados muertos en un saco de dormir después de haberlos dejado en una tienda de campaña todo el día.

Los fueron encontrados muertos en un saco de dormir después de haberlos dejado en una tienda de campaña todo el día.

El personal del "Martello Beach Holiday Park" confrontó a la pareja y luego alertó a las autoridades locales sobre el incidente.

Ambos admitieron haber causado sufrimiento innecesario a los animales indefensos.

Lauren Bond, jueza de la Corte de Magistrados de Colchester, dijo que habían sido "asados hasta morir' ya que mostraban signos de golpe de calor.

Leer más► Liberaron a dos de los rugbiers vinculados al crimen de Báez Sosa

Los perros habían pertenecido a Henniker desde que eran cachorros y anteriormente habían sido bien atendidos, aunque la pareja los había alimentado con sopa y tomates cuando se quedaron sin hogar.

image.png
image.png

Mark Pearson, dijo que nunca habían querido lastimar a las mascotas, pero aceptó que deberían haber regresado antes.

El juez de distrito Timothy King dijo: 'Uno solo puede imaginar la forma en que esos animales deben haber sufrido.

"Es una forma horrible de perder la vida".

El juez los sentenció a realizar tareas comunitarias de 18 meses con 160 horas de trabajo no remuneradas.

Gregory también recibió 20 días de rehabilitación y a ambos se les ha prohibido tener animales durante cinco años.

Ambos también deben pagar £ 390 en cargos judiciales, serian $30.949,02 pesos argentinos.

Los pugs son más propensos al golpe de calor porque, como perros braquicefálicos, con caras cortas y planas, no pueden enfriarse adecuadamente.

Un portavoz de la RSPCA dijo: "Los perros son vulnerables al golpe de calor. Sus cuerpos no pueden enfriarse como los humanos, por lo que el calor puede volverse peligroso muy rápidamente".

'Siempre instamos a las personas a que nunca dejen mascotas en vehículos, caravanas y carpas"

'Los perros, y otras mascotas, pueden tener un golpe de calor y morir si se dejan en un ambiente cálido. Las mascotas deben tener acceso constante a la sombra, áreas frescas y mucha agua '.