sábado 6 de junio de 2020
Sociedad | discapacidad | Coronavirus | Córdoba

Córdoba: un joven con discapacidad estaba internado, lo mandaron a la casa y el padre lo echó en plena pandemia

El joven había vuelto del hospital debido al coronavirus y su padre lo obligó a volver a internarse.

La Justicia de Córdoba excluyó del hogar a un hombre que echó de la casa a su hijo, que padece diabetes tipo 1, desnutrición, insuficiencia renal, trastornos para caminar y dificultades en su visión. El joven estaba internado en el Hospital Misericordia, pero debido al riesgo que implica el contagio del coronavirus los médicos lo enviaron a su vivienda con una sonda vesical.

Los profesionales del Hospital Misericordia fueron quienes presentaron la denuncia. Al agresor se le impuso también una orden de restricción de acercamiento en un radio de 300 metros respecto a su pareja y a su hijo.

En el caso también interviene la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) ya que hay dos menores de edad que también viven en la casa: un hijo del denunciado, de 15 años, y una nieta, de 1 año.

Leer más►Luego de 50 años EE.UU. resolvió el asesinato de una niña pero "no se hará justicia"

En el caso actuó la jueza Susana Ottogalli, del juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de 7° Nominación. Dispuso las medidas contra el hombre que obligó a su hijo a volver al hospital en un momento de extremo peligro por el COVID-19.

Además, los médicos del Hospital Misericordia también denunciaron que tanto el joven como el resto de la familia sufrían violencia constante por parte del hombre.

Debido a sus patologías -tras ser expulsado del seno familiar- el joven no tuvo otra opción que volver al hospital a pesar del "riesgo que esto implica en este momento de contingencia epidemiológica por la circulación de coronavirus”, detallaron los profesionales de la salud en su denuncia.

Los testimonios de los profesionales que alertaron sobre la situación fueron recabados telefónicamente por los funcionarios judiciales y la resolución fue elaborada por la jueza Ottogalli con la modalidad de teletrabajo, respetando así el aislamiento obligatorio.