martes 17 de mayo de 2022
Sociedad mujeres | mujer |

Claudia Barreyro, la primera doula de Santa Fe: la mujer empática que acompaña los nacimientos

En una entrevista con AIRE, nos cuenta sobre la tarea de acompañamiento a las mujeres que esperan un hijo o hija. En esta primera entrega, la "mano de confort" antes y después del parto, relatado por la mujer que acompaña a muchas en el momento de dar a luz y que forma a otras doulas de la ciudad y alrededores.

Miedos, ansiedades, curiosidad, expectativa. Son muchísimos los estados por los que puede pasar una mujer embarazada mientras aguarda la llegada del bebé. Las doulas se han transformado en un apoyo amoroso que fue cobrando notoriedad en los últimos tiempos y que lleva a la ciudad de Santa Fe a contar con más de 100. La mayoría fue formada por Claudia Barreyro, docente de educación física que comenzó dando cursos de gimnasia a embarazadas y que con el tiempo se ganó un espacio en el corazón de muchas mamás a las que acompañó en sus partos.

¿Qué es una doula? Barreyro la define como la mujer empática que acompaña a otra en el trabajo de parto y que cobra especial relevancia en el puerperio, es decir, después del nacimiento del bebé. “Es una mano amiga, una mujer amiga que la acompaña a ella, a su pareja y su familia”, dice en la charla con Aire Digital.

Esta santafesina descubrió el doulaje en Estados Unidos, donde recaló para realizar cursos de perfeccionamiento de preparación física para el parto, y comenzó su camino en la capital santafesina acompañando a mujeres de su familia y abrazando conocimientos ancestrales que la modernidad abandonó.

Doula Claudia Barreiro_MG_9123-1200_MTH.jpg
Claudia Barreyro acompañó a muchas mujeres en los meses de embarazo y en el parto.

Claudia Barreyro acompañó a muchas mujeres en los meses de embarazo y en el parto.

“Cuando éramos familias más comunitarias las mujeres más ancianas eran las que acompañaban a las mujeres en el trabajo de parto, con el advenimiento de la industrialización también se industrializaron los nacimientos y los partos comenzaron a ser en instituciones. Allí las mujeres empezaron a estar solas o, a lo sumo, acompañada por el compañero”, explicó.

La mano de confort

El rescate de las doulas a nivel mundial permite el retorno de la “mano de confort” para la mujer pariendo. Barreyro reconoce que muchas veces se confunde el doulaje con la labor de la partera, pero asegura que “la doula es sabedora de masajitos, de qué la calma a la mujer en cada momento, es especialista en escuchar, sabe todo lo que le está pasando a esa mujer antes de que inicie el parto, sabe cómo quiere ser acompañada”.

Doulas de Santa Fe: Un oficio ancestral

Las doulas son más receptoras que dadoras de amor, de conocimiento, de sabiduría. Llegan a tener muchos “ahijados” por cada parto al que acompañan, y sostienen que ninguno es igual a otro. Cada experiencia es única.

Formando doulas

Barreyro estimó que en la ciudad de Santa Fe hay más de 100 doulas, de las cuales hay activas entre 50 y 60. La mayoría fue formada por ella, y llegan también de otras localidades para aprender los saberes que después llevarán a su terruño.

“Sentí que necesitaba hermanas que me acompañaran, tenía la necesidad de compartir esto que sé. Es así que desde el año 2015 anualmente formo doulas acompañando mujeres”, expresó.

Cada parto lleva un mes de suspenso para la doula. Lo llama “estar de guardia” a la espera del nacimiento.

Para Claudia, la experiencia que más la impactó fue una reciente: el nacimiento de su nieto y el ver a su propio hijo en el trabajo de parto de su compañera. También se emociona con el acompañamiento a un matrimonio igualitario que experimentó y los casos de mujeres que encaran un nacimiento después de la pérdida perinatal, es decir, del fallecimiento de un bebé. “Son los que llamamos bebés arcoiris. Me conmueve cómo estas mujeres apuestan a la vida”, dice.

Doula Claudia Barreiro_MG_9161-1200_MTH.jpg
En la ciudad de Santa Fe hay aproximadamente 100 doulas formadas por Barreyro.

En la ciudad de Santa Fe hay aproximadamente 100 doulas formadas por Barreyro.

El debate pendiente

¿Cómo saber si sos la doula adecuada para cada mujer? Barreyro lo sabe con la mirada y siente que le tocan el corazón cuando se produce esa conexión especial.

Luego llega el momento de lidiar con la realidad: un hospital o sanatorio donde la mezquindad gana la batalla y muchas veces se les impide a las doulas estar en el nacimiento, pese a que la ley de parto respetado le otorga el derecho a la parturienta de estar acompañada por quien ella elija. Claudia admite que es un debate pendiente en la sociedad y critica la arrogancia de los profesionales de la salud que no convalidan su presencia en la sala de partos.

“La sala de maternidad es un lugar mezquino, es una puja mezquina porque la doula no invade terreno de la partera y la partera no invade terreno de la doula, ni la partera invade terreno del médico obstetra ni el médico obstetra invade el terreno de la doula, y en el último de los casos qué bueno sería que nos invadamos, que todos estemos pensando en esa mujer, tomarnos de la mano todos y holísticamente asistirla”, concluyó.

PLACA NUMEROS-VIOLENCIA-DE-GENERO.jpg

Temas

Dejá tu comentario