menu
search
Sociedad Amba | mosquitos | Buenos Aires

Alerta por invasión de mosquitos en AMBA: por qué aparecieron y cuánto durarán

Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) experimenta una invasión de mosquitos que puso en el alerta a los ciudadanos. Por qué apareció y cuánto durará la plaga.

La comunidad del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) enfrenta una invasión de una nueva especie de mosquitos. La magnitud del problema se hizo especialmente evidente con los reportes en redes sociales de una "nube de mosquitos" en ciudades como La Plata, donde los residentes describen la situación como insoportable.

Este es la segunda de invasión de mosquitos en 2024, siguiendo un patrón similar al observado a principios de enero.

LEER MÁS ► Resistentes y agresivos: las características de los mosquitos que invaden diferentes regiones del país

Por qué apareció una invasión de los mosquitos y cuánto durará

La especie identificada en esta ocasión, Psorophora ciliata, aunque no es transmisora del dengue como el Aedes Aegypti, sigue representando un riesgo para la comodidad y bienestar de los habitantes.

Las intensas lluvias recientes han creado condiciones óptimas para la proliferación de estos insectos, haciendo imprescindible la fumigación en áreas exteriores y la eliminación de cualquier recipiente que pueda acumular agua y servir como criadero.

La vida útil de estos mosquitos se estima entre siete y diez días, sugiriendo un período limitado para esta invasión, siempre que se tomen las medidas adecuadas.

mosquitos1.jpg
La especie de mosquito identificada no es transmisora del dengue.

La especie de mosquito identificada no es transmisora del dengue.

Medidas y recomendaciones contra la invasión de mosquitos

Los expertos en salud y medio ambiente instan a la población a tomar medidas proactivas para mitigar el impacto de esta plaga. La utilización de repelentes personales y la eliminación eficaz de acumulaciones de agua son pasos cruciales para prevenir la reproducción de los mosquitos. L

Las autoridades locales han activado protocolos de fumigación en áreas críticas, especialmente donde el agua estancada facilita la reproducción de los mosquitos.

Con esfuerzos conjuntos, se espera minimizar los riesgos para la salud pública y garantizar el bienestar de la comunidad en el enfrentamiento a este desafío ambiental.