martes 14 de julio de 2020
Santa Fe | Día del Padre | Argentina | Venezuela

Un padre argentino y su hijo venezolano que después de 40 años y dos exilios celebran por primera vez el Día del Padre

Se trata de un santotomesino que viajó a Centroamérica en los '70 para escapar de la dictadura. Luego viajó al sur y se radicó en Venezuela, donde vivió un amor del que nació Manuel Barazarte; pero un mes antes de ese día regresó a su país. Hace más de un año que su hijo vive en Santa Fe tras huir de la crisis política y económica de su país. Hoy viven juntos en la ciudad y escriben un nuevo capítulo de esta historia en un día especial.

Esta es la historia de un argentino que se exilió en Venezuela escapando de la dictadura. Allí se enamoró y tuvo un hijo que por 30 años no conoció porque volvió a su país. Hace un año y medio este “niño” de casi 40 años, y con una familia constituida, llegó con ayuda de su padre -que vivía en la Costa Atlántica- a la ciudad de Santa Fe huyendo de un país azotado por el hambre y la violencia. Nunca imaginaron que el destino les iba a dar una segunda oportunidad después de tantos años. Mucho menos que iban a vivir juntos y que este domingo iban a festejar por primera vez bajo el mismo techo el Día del Padre.

César Villegas Vidal tiene 80 años y es santotomesino de nacimiento, pero vivió de joven en Santa Fe y luego en diferentes ciudades del país. En los ‘70 huyó hacia Centroamérica durante los años oscuros de Argentina. Luego viajó hacia el sur y se instaló en Barinas, Venezuela. Allí conoció a Maricela Barazarte, una mujer con la que vivió un amor del que nació Manuel Barazarte en 1979. Un mes antes de ese día, el hombre regresó a su país “para luchar por la democracia”.

Villegas y Barazarte Dia del Padre_MG_3207-MTH-1200.jpg
Por primera vez, después de 40 años, César Villegas Vidal y su hijo Manuel Barazarte celebran este domingo juntos el Día del Padre.

Por primera vez, después de 40 años, César Villegas Vidal y su hijo Manuel Barazarte celebran este domingo juntos el Día del Padre.

“En el '76 aterricé en Panamá huyendo de la dictadura militar. Tiempo después en Venezuela, en el '78, conocí a Maricela. Tuve un romance de esos fogosos. Yo me fui dejándola embarazada y pasaron los años. La venida mía a la Argentina es provocada por el hecho de que la lucha estaba acá y era por la democracia”, contó Villegas Vidal en una entrevista con Aire Digital.

Su hijo venezolano, el cuarto en total ya para ese entonces, creció con la ilusión de conocerlo. Solo tenía un nombre y una foto de su padre que había salido en un diario y los recuerdos que contaba su madre de ese año que compartieron. “Cuando tuve conocimiento de mí mismo supe que mi papá era argentino. Él escribe un libro de política ganadera - en Barinas- y le hacen una entrevista en el diario y esa foto es la que me acompañó toda mi vida, infancia y juventud. Mi mamá me lo mostraba siempre como un héroe, que después conocí”, relató Barazarte quien se crió anhelando la Argentina. Su pieza de adolescente, que compartía con uno de sus hermanos que también es hijo de otro argentino, era un pequeño rincón celeste y blanco. “Usted entraba al cuarto y estaba la bandera argentina, cuadros de Maradona, Gardel, Cerati y el mate, aunque no lo tomábamos”, describió.

Embed

Recién después de casi 30 años, padre e hijo se reencontraron a la distancia. ”Cuando empecé a trabajar, tenía 20 años, y cada vez que cobraba me iba a un locutorio y llamaba a las páginas amarillas de Buenos Aires buscando su apellido. Llamé a todos los Villegas Vidal y nunca lo encontré”, recordó Barazarte. En 2007 cuando le cuenta su historia a su novia Carolina, que hoy es su mujer y madre de sus dos hijos, vuelve a buscarlo. “Ella me dice si no había intentado en Google y yo le dije que sí, pero no aparecía nada. Y ella me insiste que siga buscando porque siempre hay cosas nuevas. Y meto el nombre de él -en la computadora- y sale un párrafo político que decía César Villegas Vidal. La llamo a mi mamá y le pregunto por esto y me dice que él era peronista. Al final del texto aparece un email con sus dos nombres y hasta ese momento yo no sabía que también se llamaba Pedro. Y dije tiene que ser este. Le escribí un correo y le conté que era su hijo y que no tenía nada contra él. Lo mandé al mail pensando en que ojalá algún día me respondiera. Al otro día Carolina me dice que me había llegado un correo y era él diciéndome: «Hola hijo, aquí está tu padre en estas latitudes del sur»”, relató Barazarte.

Villegas y Barazarte Dia del Padre20191123_125545-MTH-1200.jpg
Manuel Barazarte y su papá se reencontraron por primera vez en 2008.

Manuel Barazarte y su papá se reencontraron por primera vez en 2008.

Un años después el joven se casa con su mujer y viajan de luna de miel a Argentina. Ese año en el Aeropuerto de Ezeiza, Manuel y César se encontraron por primera vez en un abrazo interminable. En 2010, fue Barazarte quien le regaló el pasaje a su padre para que a sus 70 años viajara a Barinas y se volvieran a encontrar, pero ya no solo con ellos, sino también con su mamá. La citó en el mismo bar donde 30 años atrás sus papás habían vivido parte de su amor. “Duraron abrazados como 15 minutos y no sé al día de hoy qué se dijeron. Fue un abrazo para toda la vida y compartimos toda la noche como hasta las 5 de la mañana por primera vez los tres juntos”, recordó el hijo de ambos.

Luego se volvieron a ver una vez más en Venezuela, en 2012. En 2014, Manuel Barazarte comienza a pensar junto a su mujer en la posibilidad de radicarse en Argentina. Para ese momento ya tenían un hijo de dos años a quien le puso César Eduardo, en honor a su padre y su suegro. “Todo se estaba dañando en Venezuela y digo «me voy a Argentina». Pensaba ir a La Plata o Miramar donde él -por su padre- vivía. Y me dice que vaya a Santa Fe”.

Padre e hijo celebran este domingo su primer Día del Padre juntos, después de 40 años de ausencias y dos exilios.

La decisión más importante de sus vidas fue tomando forma. “En 2015 la empresa que teníamos con mi esposa empezó en recesión. Vimos que los números ya no daban y que era la calidad de vida de los niños lo que estaba en juego, no la supervivencia porque allá la gente sobrevive y es muy duro. «Si nos vamos a ir de Venezuela, nos vamos a Argentina», dije. Siempre quise vivir en Argentina, mi papá es argentino y estaba ahí. En 2017 tomamos la decisión de cerrar la empresa y hacer todo para salir lo más pronto posible”, comentó Barazarte quien por esos años ya era padre de dos niños, el más grande ya tenía siete años y el menor que se llama Manuel Eduardo cumplía dos.

Vendieron todo lo que pudieron, regalaron el resto y entre inconvenientes que surgían el viaje se retrasó un poco. Sus planes eran llegar en avión, pero para eso necesitaban vender su camioneta. No pudieron concretarlo y se transformó en su forma de escape.

El 15 de diciembre de 2018 cargaron en el auto todas sus cosas y manejaron por 15 días, durante más de 7.000 kilómetros. Atravesaron el Amazonas en Brasil, se empantanaron más de una vez, otras tantas tuvieron que dormir todos adentro del auto; pero finalmente lograron llegar a Argentina. En Santa Fe los esperaba Mariano González y su familia, un amigo de su padre que se encontraba en esos momentos viviendo en Miramar (Buenos Aires) con su segunda mujer. Fueron ellos y otros amigos quienes lo ayudaron a conseguir una casa en la ciudad y lo recibieron en “la cordial”.

image.png
Manuel Barazarte durante su viaje a Argentina junto a su mujer Carolina y sus hijos César Eduardo y Manuel Eduardo.

Manuel Barazarte durante su viaje a Argentina junto a su mujer Carolina y sus hijos César Eduardo y Manuel Eduardo.

Casi dos meses después de la llegada de los Barazarte a la ciudad, en febrero de 2019, Manuel se volvió a reencontrar con su papá tras seis años sin verse. En esa oportunidad Villegas Vidal viajó con su esposa para reencontrarse, pero también para reconocerlo ante el Estado argentino como su hijo para darle la nacionalidad.

A pesar de estar los dos ya en Argentina, nunca pensaron en vivir juntos; pero la vida les dio una chance de recuperar el tiempo perdido. En junio, un año atrás, falleció la mujer de Villegas Vidal y queda solo en Miramar. “En su soledad yo veía con preocupación que estuviera lejos, era el colmo que no pudiéramos estar juntos y le dije que venga a vivir a casa”, explicó Barazarte.

En noviembre su padre se instaló en su domicilio y volvió a vivir en Santa Fe después de 60 años. “Es un milagro misterioso, de esos misterios que tiene la vida. Es un desafío y aprendizaje. No hay escuela de padre, ni de abuelo. Yo fui un padre ausente, por trabajo o por política, de mis tres hijos anteriores y 40 años de Manuel. Y la vida me dio una segunda oportunidad”, dijo con emoción el hombre de 80 años. Para su hijo menor, esta es “la segunda parte” de su vida que no pudo vivir en su infancia y adolescencia. “Mi crecimiento fue queriendo a la Argentina como mi segunda patria. Estoy donde siempre quise estar. Es una bendición. Y aparte estoy con mi papá”, dijo Barazarte.

Villegas y Barazarte Dia del Padre_MG_3222-MTH-1200.jpg
Por primera vez en sus vidas Manuel Barazarte y su padre celebrarán juntos este domingo el Día del Padre.

Por primera vez en sus vidas Manuel Barazarte y su padre celebrarán juntos este domingo el Día del Padre.

Este domingo 21 de junio de 2020 -el tercero del mes- por primera vez en sus vidas César y Manuel van a celebrar un Día del Padre juntos. Y no solo eso, sino también el cumpleaños de cinco del más chico de la familia, que nació también un Día del Padre. “Para mí es muy importante porque todos mis primos tenían sus padres, que eran mis tíos y eran como padres porque me criaron. Pero mi padre era él y nunca lo compartimos. Siendo esta la primera vez juntos es una experiencia muy bonita, además porque yo también soy padre y él va a festejar como padre y abuelo. Va a ser lindo. Capaz hagamos un asadito, como les gusta acá”, dijo Manuel Barazarte, aunque lo que mejor le sale en la cocina son las arepas venezolanas.