domingo 25 de octubre de 2020
Santa Fe | Rosario | maltrato animal |

Rosario: hay 13 detenidos por una cinchada de caballos y los vecinos afirman que es una práctica habitual

Ocurrió el fin de semana en el noroeste de Rosario. Los vecinos alertaron sobre la situación a la policía y aseguran que la cinchada es una práctica común en esa zona.

Unas 13 personas fueron detenidas el sábado pasado por participar de una cinchada de caballos en el barrio Nuevo Alberdi de Rosario. Se trata de una práctica de maltrato animal que está penada con hasta un año de prisión. En el noroeste rosarino, los vecinos aseguran que se trata de un método habitual de apuesta, mientras que los animales terminan lastimados o muertos.

La Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario informó que fue la Policía Comunitaria la que intervino deteniendo a 13 personas y secuestrando algunos caballos en inmediaciones de Grandoli y calle 1365.

https://twitter.com/CaroLabayru/status/1309981432861908993

La cinchada de caballos era una práctica común en la edad media y solo fue penada en 1954 a partir de la ley 14.346 de maltrato animal. Quienes intervengan pueden recibir una pena de 15 días hasta un año de prisión, aunque si el detenido no tiene antecedentes condenatorios puede quedar en libertad.

Leer más ► Indignante: golpearon a una foca con palos hasta dejarla inconsciente para que sus nietos se sacaran fotos

https://twitter.com/CaroLabayru/status/1309981441183436801

La cinchada consta de dos carros atados entre sí por detrás y arrastrados cada uno por un caballo en el extremo delantero. Mediante la utilización de drogas y picanas que aumenten su resistencia, los animales son obligados a tirar hacia direcciones opuestas y gana el que consiga arrastrar al otro. Los caballos presentan secuelas que van desde la fatiga y las lesiones en el cuerpo hasta la muerte.

Leer más ► Clausuraron el zoológico de Luján, conocido por dejar tocar a los animales

En el Gran Santa Fe no hay denuncias recientes sobre este tipo de maltrato animal, aunque desde la ONG SOS Caballos aseguran que generalmente se llevan a cabo en zonas de villas y asentamientos marginales donde los autores y participantes del delito garantizan su impunidad mediante amenazas.

Bajo la misma modalidad se desarrollan otras prácticas antiguas y habituales de maltrato animal como las riñas de gallos y peleas de perros.