miércoles 8 de abril de 2020
Santa Fe | Santa Fe Insegura |

Recreo: tuvo 12 años un carribar, su familia lo ayudó para abrir un comedor y se lo destruyeron con una molotov

El comedor está situado en la esquina de Mitre y la Ruta 11. A las 2.20 de la madrugada del jueves, el conductor de un Corsa descendió del coche y arrojó una molotov dentro del comedor. Las explosiones y el incendio destruyeron el inmueble. "Acá se rompieron los sueños", dijo Gabriel Robledo, el dueño.

Gabriel Robledo junto a Delia su esposa son luchadores seriales de la vida. Hace 40 años están en pareja y desde siempre codo a codo para salir adelante. Durante 12 años, "el matrimonio Robledo" tuvo un carribar y con el paso del tiempo comenzaron a pensar en una vejez digna; sin aprietos económicos. Así fue que hace tres años sus hijos los ayudaron con créditos y entonces Delia y Gabriel pudieron poner un comedor en el microcentro de Recreo, en Mitre y Ruta 11.

negocio quemado.jpg
La imágenes del negocio luego de la explosión. Ciudad de Recreo

La imágenes del negocio luego de la explosión. Ciudad de Recreo

En la madrugada del jueves, un ladrón de ilusiones -cuyo auto está identificado- lo destruyó todo arrojando una bomba molotov hacia el interior del negocio gastronómico. Las explosiones, y posteriormente el incendio, dejó al inmueble inutilizado. "Nos destruyeron los sueños", es la frase recurrente de Gabriel, en un diálogo con Julián Brochero, desde el móvil de Aire de Santa Fe.

negocio quemado 4.jpg

Gabriel no se explica por qué el atacante actuó de ese modo. No lo conoce, sólo sabe que las cámaras de seguridad registraron a un hombre que descendía de un Chevrolet Corsa de color gris con vidrios polarizados, rompía el vidrio del comercio y arrojaba un artefacto explosivo al interior del local. Fue el momento que comenzaron las explosiones y posteriormente el incendio.

El negocio se destruyó por completo. El inmueble donde funcionaba el comedor es alquilado por los dueños desde hace tres año y ahora no solo se quedaron sin la fuente laboral sino que además deben reconstruirlo todo. Una fuente de trabajo que se pierde, seis familias que quedan sin futuro: los cinco empleados y los dueños.

negocio quemado 1.jpg
Daños totales tras el incendio que provocó la explosión de la bomba molotov

Daños totales tras el incendio que provocó la explosión de la bomba molotov

"No entendemos la locura de la persona que lo hizo, nada justifica esto y no encontramos la razón. Destruyeron todo. Es un criminal el que hizo esto: acá hay tubos de gas, casas al lado, pudo haber sido una tragedia. El problema es la gente que se quedó sin trabajo. El local no es mío yo estoy acostumbrado, nací con hambre, viví con hambre, la plata va y viene pero acá se rompieron sueños. Yo esta noche estoy de nuevo trabajando en casa, pero solo buscábamos con el negocio una vejez más tranquila", relató Gabriel que tiene 60 años y busca junto a su esposa asegurarse un futuro económico.

Entre tanta desdicha y en medio de la entrevista apareció Claudio un camionero que pasaba a las 2:20 de la madrugada por el lugar, vio la explosión y llamó al 911 varias veces, cuestiones que deberán investigarse para conocer si hubo demoras en la toma de la denuncia.

Gabriel destacó y agradeció a los bomberos "porque son voluntarios, arriesgaron su vida, no cobran sueldo. Pero estamos viviendo en una locura, la gente está loca, no entiendo, todos tenemos defectos, yo nunca haría algo así."

negocio quemado 2.jpg

La historia de Gabriel y Delia: "Contigo pan y cebolla"

Gabriel contó en la entrevista que nació y se crió con hambre. Conoció a Delia cuando ella tenía 15 años y el 17: no se separaron más. En mayo cumplirán 40 años desde que se pusieron de novios y se apuntalan mutuamente en la lucha diaria. "Junto a mi esposa y mis hijos hemos pasado muchas penurias y ahora que estábamos llegando a la vejez, nos pasa esto, tenemos que volver a empezar, yo ya no entiendo nada. No por lo material, sino que mataron ilusiones, dejaron gente sin trabajo."

"Mi señora (Delia) es el pilar de todo. Tengo una mujer que se levanta, te inyecta te empuja, empujó mi negocio, mi familia, es excepcional. Pan y cebolla siempre firme, juntos. esto es solo una anécdota."

Entre tanta tristeza, la solidaridad mostró su efecto contagio y los oyentes de Aire de Santa Fe propusieron ayudar a la familia. Hubo aquellos que ofrecieron productos, mobiliario, organizar recitales y otros eventos solidarios para poder ayudar a la familia a salir adelante. El vaso medio lleno...

2020 02 07 COMEDOR INCENDIADO

Dejá tu comentario