jueves 2 de julio de 2020
Santa Fe | Santa Fe | deuda | Economía

Perotti toma su primer préstamo e inaugura la era de la emergencia en Santa Fe

Aire Digital confirmó que se trata de un monto que oscilará entre los $ 3.000 y $ 5.000 millones con el Nuevo Banco de Santa Fe.

Terminada la batalla política que significó conseguir la aprobación legislativa de la ley de necesidad pública, para el gobierno de Omar Perotti se abre un nuevo capítulo que tiene como eje una pregunta muy sencilla: ¿quién presta dinero en las actuales condiciones de una economía que ya estaba al borde del default antes de los efectos catastróficos de la pandemia de coronavirus?

Cabe recordar que entre la ley de necesidad pública, el fondo especial para enfrentar la pandemia y lo que venía autorizado en el Presupuesto 2020, la administración de Omar Perotti tiene la posibilidad legal de pedir hasta 57 mil millones de pesos.

La cifra es imposible para las circunstancias actuales y de corto plazo, por más que Santa Fe tenga una deuda en dólares bajísima y, junto con Ciudad de Buenos Aires, sean las jurisdicciones mejor puntuadas por las calificadoras de riesgo.

Leer más ► Omar Perotti: tercer capítulo de una gobernación por construirse

En resumen, Perotti recibió los papeles en orden, obtuvo las herramientas legislativas que necesitaba, pero debe salir a buscar el dinero en un contexto más que adverso.

Primer préstamo

El efecto inmediato de la aprobación de la Ley de Necesidad Pública fue que el Ministerio de Economía activó la negociación de un préstamo con el Nuevo Banco de Santa Fe por un monto no precisado. Aire de Santa Fe pudo saber que se trata de una cifra que oscilará entre los 3.000 y 5.000 millones de pesos destinados a darle liquidez a la caja durante abril (son fondos de libre disponibilidad, que también se pueden utilizar para la emergencia sanitaria del coronavirus) y tener resto para garantizar el cronograma de pago de haberes los primeros días de mayo. Las fuentes del gobierno consultadas para este artículo no especificaron plazos, tasa de interés ni demás condiciones.

Según fuentes del gobierno, la caída de la recaudación en Santa Fe durante marzo fue de 20% a 25% (muy similar a Córdoba).

Sea cual fuere el monto final que acuerden banco y provincia, será un primer préstamo de un monto máximo de 16.000 millones que autoriza el artículo 22 de la ley de necesidad pública sancionada el martes pasado en la Cámara de Diputados, con el objeto de “recomponer las existencias del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (Fuco)”, con un plazo mínimo de 1 año y máximo de 10. Fuentes que conocen el mercado opinaron que en las actuales condiciones es improbable obtener dinero a plazos más allá de 18 a 24 meses, en el mejor de los casos.

El crédito bancario es la opción posible y la más rápida, pero no la preferible por el actual gobierno. Por un lado porque se pagan tasas mayores; y segundo porque entienden que compiten con el sector privado por la misma torta prestable y distorsionando las condiciones de acceso al crédito.

La pandemia y la economía

Según fuentes del gobierno, la caída de la recaudación en Santa Fe durante marzo fue de 20% a 25% (muy similar a Córdoba), un mes que hasta el 18 de marzo tuvo actividad económica normal y en la segunda quincena hubo varios días feriados que se dan todos los años. La proyección de abril es que el deterioro de los ingresos será más importante, (tanto propios como nacionales) ya que el mes se inicia con un parate de actividad casi total por la pandemia del coronavirus, con excepción de los sectores específicos, por lo menos entre el 1 y 12 del mes.

Leer más ► Lifschitz rompió el silencio: "Va a quedar un muerto financiero de 800 millones de dólares a la Provincia"

Volviendo a las posibilidades de tomar crédito, los caminos no son muchos y todos en el mercado nacional. La posibilidad de tomar moneda extranjera en el exterior, que alumbró a principios de la gestión cuando el gobierno de Alberto Fernández se dispuso a reestructurar la deuda pública, se hizo añicos. Por la pandemia que postergó todo y porque la reestructuración pinta más para un impasse por la situación económica mundial que a un acuerdo definitivo en los próximos meses.

Deuda flotante

Hay una parte del endeudamiento que el gobierno no lo canalizará a través del mercado de capitales nacionales ni con préstamos bancarios. Se trata de los alrededor de 6.000 millones de pesos de deuda flotante con contratistas y prestadores de servicios.

obras publicas.jpg
La renegociación con los contratistas de obras públicas es otro tema complejo en la gestión del gobierno provincial.

La renegociación con los contratistas de obras públicas es otro tema complejo en la gestión del gobierno provincial.

En estos casos, el financiamiento lo terminarán haciendo los propios acreedores, se supone que por medio de una negociación con el Estado provincial en la que de entrada deberán aceptar una renegociación de los plazos de vencimiento y tal vez por eso perciban intereses. Por estas horas el gobierno estudia los alcances de la oferta. Una de las alternativas es ofrecer un pago inicial y el resto con un instrumento financiero a plazo, que pueden ser desde un bono hasta cheques de pago diferido.

El ministerio a cargo de Walter Agosto también analiza la emisión de letras, ya no como endeudamiento sino como herramienta de financiamiento dentro del ejercicio 2020. Como requiere algunos pasos burocráticos y el okey final de Nación (en realidad es el Banco Central) se prepara el terreno y quedará supeditado a las circunstancias y a la conveniencia de si se avanza por ese carril o no.

Dejá tu comentario