miércoles 28 de octubre de 2020
Santa Fe | Seguridad | Santa Fe | Policía

Perotti envió a la Legislatura los tres proyectos de Ley para reformar el sistema Policial

Fue en la mañana de este viernes. Se trata de los proyectos diseñados por el Ministerio de Seguridad, que encabeza Marcelo Sain, a pedido del gobernador. El objetivo es modernizar todos los aspectos de una institución policial.

Leer más►El complejo escenario de desconfianza que deberán superar las leyes de seguridad en Santa Fe

Los proyectos de Ley fueron diseñados por el Ministerio de Seguridad, que encabeza Marcelo Sain, a pedido del gobernador y tienen como objetivo modernizar todos los aspectos de una institución policial que se rige por una normativa antigua y desactualizada.

sain anuncio policia 14.jpg
Marcelo Sain, Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe.

Marcelo Sain, Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe.

Los proyectos fueron debatidos en más de 15 foros universitarios, policiales, internacionales y de la sociedad civil, poniendo a Santa Fe como pionera en lo que respecta a cambios estructurales integrales.

En esta primera etapa los proyectos contemplan cuatro servicios policiales especializados e independientes: la Policía de Seguridad, la Agencia de Control Policial, la Tropa de Operaciones Especiales y la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Leer más►Así funcionará la nueva organización de la Policía de la Provincia de Santa Fe

La propuesta se asienta en criterios modernos de organización policial, incluso con una línea de mando político diferenciada, con un régimen profesional y una modalidad de organización asentados en la especialización orgánica / funcional. Un régimen que apuntala la profesionalización del personal, en una fuerza disfuncional que supo tener un elevado nivel de connivencia con el crimen.

Proyecto de Ley de Seguridad Pública

En Santa Fe, la policía está regida por una base normativa que nunca se alteró desde 1975 y requiere una actualización de la ley orgánica. Por ello, el Proyecto de ley de Seguridad Pública establece las bases jurídicas e institucionales del sistema de seguridad con toda la estructura gubernamental, la conducción política del sistema policial, sus principales funciones, sus autoridades, los lineamientos en materia de gestión del conocimiento en seguridad, el abordaje del bienestar policial y políticas de género.

Como principales ejes se plantea la gestión del conocimiento en seguridad, las políticas para prevenir la violencia con armas de fuego, un nuevo esquema de formación y capacitación, la coordinación entre provincia y municipios, la delimitación de los servicios de seguridad privada y el control legislativo en seguridad pública.

La propuesta contiene diez (10) objetivos y se organizó en diferentes apartados, donde cada uno de ellos contiene un eje de reforma, ya sea una propuesta de política pública o de rediseño institucional:

1. Fortalecer las capacidades de gobierno en materia de seguridad y de conducción política del sistema policial provincial;

2. Disponer de información para la toma de decisiones y la elaboración de políticas de seguridad basadas en la evidencia;

3. Prevenir y reducir la violencia con armas de fuego;

4. Diferenciar los servicios policiales para especializar y profesionalizar el sistema policial provincial;

5. Mejorar las condiciones de trabajo y promover la igualdad de género en el sistema policial provincial;

6. Mejorar la formación y capacitación en materia de seguridad y policía, ajustando el sistema educativo al nuevo modelo de policía;

7. Promover la coordinación y colaboración interjurisdiccional y multiagencial en materia de seguridad, en particular entre el Ministerio de Seguridad y los Municipios;

8. Regular los servicios de seguridad privada y complementarlos con las políticas de seguridad pública;

9. Fortalecer el control legislativo sobre el sistema de seguridad pública;

10. Generar una transición ordenada hacia el nuevo modelo de seguridad.

Proyecto de Ley de Reforma Policial: modernización de la fuerza

El principal fundamento de la reforma es actualizar la Ley Orgánica de la Policía provincial, vigente desde 1975, la cual no fue pensada en función de la problemática criminal actual. Apunta a generar un modelo de policía moderna, profesional y democrática, para mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia.

El proyecto de Ley propone un nuevo esquema de trabajo de seis superintendencias que dependerán de la Jefatura provincial, ubicadas en las ciudades de Rosario, Santa Fe, San Lorenzo, Reconquista, Venado Tuerto y Rafaela. No existirían más las 19 unidades regionales y estarán configuradas de acuerdo a la característica y a la problemática particular del territorio provincial, teniendo independencia de acción y autoridad.

Asimismo, se crearán cuatro policías: Seguridad Preventiva, Agencia Investigación Criminal, Tropas de Operaciones Especiales y Agencia Control Policial.

Proyecto de Ley de Control Policial

Se plantea la necesidad de profundizar el sistema externo de control policial (fuera de las otras tres policías) y garantizar el derecho de la defensa policial ante situaciones de procesamiento administrativa o penal.

En el proyecto de Ley se proponen cambios profundos en el sistema de Control Policial y que requieren continuidad en el tiempo. por lo tanto, es necesario que todos los niveles del Estado Provincial lleguen a un acuerdo y trabajar sobre estos cambios en conjunto.

En la actualidad se ven cuatro grandes problemas: violencia institucional, corrupción institucional, vinculaciones con el crimen o violencia de género y el objetivo es enfocarse en esos temas para profesionalizar a la policía y mejorar todos los niveles de la institución policial. Esto nos permitirá tener un sistema que se enfoque en una función más preventiva, atenta a reconocer focos de corrupción interna o delitos criminales, fundamental para no tener un sistema netamente reactivo, que pueda trabajar en una investigación administrativa independiente de la parte judicial y penal, y que se base en una policía especializada en investigar principales hechos o crímenes.

Al mismo tiempo es imprescindible que el policía pueda defenderse ante un proceso de investigación penal o administrativa y que puedan ejercer todos los derechos y garantías correspondientes a fin de conocer todo sobre el sumario administrativo y el proceso penal.

Dejá tu comentario