menu
search
Santa Fe Ciudad de Santa Fe |

Moda circular: de qué se trata esta tendencia sustentable y por qué crece en la ciudad de Santa Fe

La moda circular o sustentable es una práctica que incentiva la reutilización de la ropa y sobre todo busca crear conciencia sobre la contaminación que puede generar una prenda de vestir. Sus precios accesibles, o más económicos, hacen que cada vez más santafesinas y santafesinos elijan comprar ropa usada en la ciudad de Santa Fe. La experiencia de marcas locales.

En los últimos años, la moda circular o moda sustentable comenzó a ser cada vez más frecuente en la ciudad de Santa Fey en todo el país. Se trata de una práctica que incentiva la reutilización de la ropa y busca crear conciencia sobre la contaminación que puede generar una prenda de vestir desde su producción hasta su desintegración. La premisa de esta tendencia es mantener los productos en circulación la mayor cantidad de tiempo posible, y en la actualidad se encuentran en ferias, redes sociales y hasta en locales comerciales.

Lo cierto es que la moda circular llegó para quedarse, porque replantea el presente y el futuro de la moda y de toda la industria textil, y se enmarca en un concepto conocido como “Economía Circular”. Como es sabido, esta industria es la segunda causa más grande de contaminación a nivel mundial y el concepto de moda circular tiene por fundamento las segundas oportunidades para la ropa que aún puede ser usada.

moda circular sustentable1.jpg

En este sentido, la ingeniera ambiental Luciana Manelli indicó que “es urgente implementar un cambio de modelo, porque en el ciclo de vida de una prenda se utilizan recursos renovables y no renovables, y el impacto que genera en el ambiente no es sólo durante su producción, ya que en el lavado de las prendas sintéticas se liberan 16 veces más micro plásticos que los cosméticos”, argumentó.

“Necesitamos preguntarnos con más frecuencia qué necesitamos realmente, quién hizo mi ropa y qué hay en mi ropa, y por ejemplo, con qué recursos o insumos están hechas: como agua, tintes, mano de obra, entre otras cuestiones. Cuando tenemos una prenda, siempre va a ser más sustentable esa que ya existe y tenemos, que cualquier otra que adquiramos, por eso es tan importante y fundamental extender su vida útil lo más posible: cuidarla, arreglarla, reformarla, donarla y transformarla, antes de que sea descartada”, explicó.

Moda rápida vs moda circular

Por su parte, Hugo Notaro, consultor en Sostenibilidad y Economía Circular comentó que “la industria de la moda y en particular lo que en los últimos años se denominó moda rápida o fast fashion, es uno de los ejemplos más exacerbados del modelo dominante de producción y consumo basado en "extraer-producir-tirar", comúnmente llamado economía lineal”.

En este sentido explicó que “la moda rápida tiene un altísimo costo ambiental” y los datos que se desprenden de su análisis son alarmantes. “En primer lugar, el cultivo de algodón es muy demandante de agua y en el caso de las fibras sintéticas que provienen de combustibles fósiles, y se estima que se producen más de 100.000 millones de prendas por año y la mayoría de ellas terminan en vertederos. Además, es una cadena de valor con una enorme huella de carbono que abarca todo el ciclo de vida de los productos: cultivos y producción de fibras sintéticas, confección, venta de prendas, etcétera”.

En tanto, añadió que “los productos de moda rápida viajan miles de kilómetros por avión o barco para llegar a su destino y en general las condiciones laborales en las fábricas de ropa de todo el mundo a menudo son noticia por condiciones laborales inseguras, abusivas, sueldos bajos, etc”.

moda circular sustentable3.jpg

En este sentido, el especialista indicó que “la Economía Circular propone estrategias en el sentido contrario a la moda rápida, pensando en una perspectiva sostenible para que la industria textil deje de ser una de las de mayor impacto ambiental y sus acciones se orienten a patrones de nuevos diseños que consideren el fin de uso del producto, la reutilización de prendas, la revalorización de fibras, el reciclado de los materiales, el menor consumo de agua en las etapas industriales y el reemplazo de materiales".

“Sin dudas –valoró- la transición hacia estas estrategias circulares en la industria de la moda redundará en la mitigación las externalidades negativas de una de las industrias más impactantes del planeta”.

Moda sustentable en Santa Fe

La Feria Americana Chic es una de las marcas santafesinas de moda sustentable. Desde hace 13 años, proponen “reducir el impacto ambiental, recircular toda la ropa posible dándole una nueva vida y darle acceso a todos a poder tener prendas de marcas súper valuadas a precios accesibles”.

Así lo explicó a AIRE Mila, la fundadora de esta iniciativa, que trajo la idea de Buenos Aires, cuando terminó de estudiar y volvió a la ciudad de Santa Fe. “Arrancamos en un bar haciendo ferias una vez al mes y explotaron. Con el correr del tiempo me di cuenta que necesitábamos encontrar un local porque la gente ya lo adoptaba como algo más “normal”, económico y como un estilo de vida”, contó.

moda circular sustentable2.jpg

Hoy, la Feria Americana Chic, cuenta con un espacio comercial con más de 700 proveedoras y una tienda online con envíos a todo el país. “Se sumaron personas que fueron y son muy importantes para llevar adelante la feria y todo este proyecto con mucho amor y esfuerzo. Invitamos a todos a sumarse a esta tendencia y a poner nuestro granito en el cuidado del ambiente”, expresó.

Otra experiencia similar en la ciudad es Pasamanos Santa Fe. Carolina Vázquez, la creadora de esta iniciativa, contó a AIRE que el proyecto arrancó hace tres años y no para de crecer. Desde ese momento, compra y vende ropa usada para niños y niñas, sobre todo de marcas reconocidas, a precios accesibles. “Se generó una cuestión circular que está buenísima, porque muchas personas me dejan ropa para que la venda, y ese mismo dinero lo gasta acá mismo, en ropa de la misma calidad, en talles más grandes, cuando sus hijos van creciendo”.

moda circular sustentable5.jpg

Sobre este punto indicó que las prendas que comercializa, si bien son de segunda mano, están en muy buen estado y condiciones. “La verdad es que se está promoviendo un consumo responsable de la ropa, sobre todo por el cuidado que se le está dando, para poder hacerla circular y que la pueda aprovechar otra persona. Y sobre todo fomentamos el cuidado del ambiente y la economía circular”.

Segunda oportunidad

Con el objetivo de fomentar la economía circular y de recuperar indumentaria usada en la ciudad de Santa Fe, la Municipalidad lanzó el programa “Segunda Oportunidad” a través del cual se reciben en los Ecopuntos de la Estación Belgrano y del Parque Alberdi “ropa, prendas textiles como camisas, jeans, remeras, pulloveres, buzos, sábanas y retazos de tela”, que luego se distribuirán en los espacios de capacitación y producción conformados por jóvenes que se vinculan en las Estaciones Municipales de Dorrego y Villa Teresa.

Una vez confeccionadas las nuevas prendas, se promoverá la comercialización para finalizar el círculo de una economía que se propone ser social, solidaria y ecológica, brindando oportunidades de trabajo a las y los jóvenes que participan de las estaciones municipales en los talleres y relacionándolos con el ambiente del diseño y la moda de la ciudad para promover la integración y la inclusión.