lunes 6 de julio de 2020
Santa Fe | Medioambiente | Santa Fe | Rosario

La reserva natural de Villa Gobernador Gálvez, una joya del sur provincial en busca de máxima protección legal

Presentaron un proyecto en la Legislatura para que se convierta en área protegida. Son 100 hectáreas de vegetación nativa que funcionan como un pulmón para dos ciudades.

Como la aldea de Ásterix que resiste al invasor romano, las 100 hectáreas de la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez son el último resabio de vegetación nativa en el súper agriculturizado sur de Santa Fe, donde los cultivos reconfiguraron el paisaje original hasta convertirlo en un recuerdo.

Para insistir una vez más en la necesidad de sumar ese territorio recostado sobre el arroyo Saladillo al muy escaso sistema de áreas naturales protegidas santafesinas, el diputado provincial Esteban Lenci presentó un proyecto ante la Legislatura para avanzar en ese sentido, una idea que ya fue debatida en ámbitos legislativos pero que nunca logró hasta ahora el apoyo de ambas cámaras.

reserva natural 2.jpg
Las 100 hectáreas de la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez son el último resabio de vegetación nativa en el sur de Santa Fe.

Las 100 hectáreas de la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez son el último resabio de vegetación nativa en el sur de Santa Fe.

La iniciativa busca garantizar la conservación, gestión y protección legal de un espacio único en su tipo que resguarda una biodiversidad de más de 200 especies vegetales nativas y alrededor de 147 especies de aves.

También conformar un espacio que pueda servir para enraizar en las comunidades y en las dirigencias otra forma de ver al paisaje santafesino, que tal como resume César Massi (quien forma parte del grupo de Amigos de la Reserva y es un apasionado de la naturaleza de Santa Fe) “parece que sólo son vacas, soja y puertos”.

Leer más ► Nación busca reactivar un plan estratégico para frenar los incendios en las islas del río Paraná

Valorar nuestra naturaleza lamentablemente es algo que todavía no forma parte de nuestra cultura como provincia. La mayoría piensa que somos sólo soja, vacas y puerto, y cuesta mucho meter en la cultura popular que también somos naturaleza”, señaló Massi, para quien “es difícil que lo que no se siente mayoritariamente a nivel social luego se replique en la política”.

Un proyecto que creció desde el pie

Con la idea de consolidar una visión de la naturaleza más allá de lo paisajístico y acordarle valor ecosistémico a los territorios, desde hace años un grupo de vecinos, ambientalistas y académicos reunidos en el “Grupo de amigos de la reserva de Villa Gobernador Gálvez” lucha para garantizarle a ese lugar un nivel de protección legal que lo proteja de los regulares intentos por “rezonificarlo”, un concepto que esconde proyectos que fueron desde una guardería náutica, la construcción de edificios de diferente tipo hasta la instalación de una cancha de golf.

Uno de los principales logros de ese movimiento fue conseguir que se incluyera a la Reserva en el decreto provincial Nº 2.143/2015 que declara la cuenca del Saladillo como "Reserva Hídrica Provincial" en su totalidad, por su importancia para regular inundaciones locales. Proyecto que, hasta ahora, nunca logró el aval de la cámara de senadores.

reserva natural 3.jpg
Mediante proyectos pretenden sumar la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez al sistema de áreas naturales protegidas.

Mediante proyectos pretenden sumar la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez al sistema de áreas naturales protegidas.

La reserva es uno de los pocos territorios sobrevivientes en la zona del espinal, estrechas franjas que bordeaban los arroyos y ríos de la región pampeana que prácticamente desaparecieron en las últimas décadas. "En la mayoría de los mapas de ecorregiones ya no se la tiene en cuenta y solo perdura en pequeños parches dispersos como es la reserva de Villa Gobernador Gálvez, que por ese motivo tiene un valor como reserva ecológica", explicaron los ambientalistas.

La falta de infraestructura y recursos mínimos para garantizar su cuidado es un reclamo constante. Hace varios años se derrumbó el acceso formal, lo que dificulta el ingreso para su recorrida y cuidado. “Seguimos con el viejo problema de la falta de acceso, estaban por arrancar con una obra pero la pandemia paró todo”, agregó Massi.

El papel de las reservas

La pandemia de coronavirus y la comprobada relación entre salud del ambiente y salud humana puso en el centro del debate público la necesidad de contar con políticas que tiendan a mejorar la relación naturaleza-sociedad.

Uno de los pasos para valorar los ambientes silvestres es priorizar la creación de áreas protegidas, un tema en el cual Santa Fe corre de atrás desde hace años. Así lo destacó en una información divulgada por la UNL el investigador Alejandro Giraudo, quien señaló que si bien el tratado internacional de biodiversidad dice que un 17% de la superficie de un territorio debería estar protegida, en el caso de la Provincia “estamos por debajo del 1% aunque con algunas categorías podríamos llegar al 2 o 3 %”. “Tenemos que proteger mucho más nuestros ambientes”, resaltó Giraudo.

Leer más ► En lo que va del año ya hubo más de 2.000 quemas en el humedal que comparten Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires

En ese marco, la posibilidad que ofrece la reserva de Villa Gobernador Gálvez es inmensa: "Es fundamental promover las áreas naturales protegidas en la provincia. Evitar el acaparamiento privado de tierras localizadas en zonas estratégicas es prioritario", dijo por su parte Lenci.

El diputado, además, destacó la resistencia y defensa por parte de los vecinos y el fuerte compromiso de Amigos de la Reserva, que en varias oportunidades impidieron la concreción de diversas iniciativas de avances privados sobre este espacio protegido.

Massi, por su parte, dijo que buscan trabajar mucho con la comunidad para generar apropiación social del entorno natural pero que los cambios constantes de funcionarios en todos los niveles dificultan las políticas de mediano y largo plazo. “Falta una política de estado, algo que tenga continuidad con una visión ambiental a mediano y largo plazo que esté más allá de los funcionarios de turno, falta esa visión ecológica, de biodiversidad”, señaló.