miércoles 23 de septiembre de 2020
Sociedad | Humedales | Santa Fe | Paraná

En lo que va del año ya hubo más de 2.000 quemas en el humedal que comparten Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires

Solo durante la última semana se registraron 362 incendios, muchos de ellos entre Santa Fe y Paraná, y en las islas entre Rosario y Victoria. La bajante histórica en la cuenca del Paraná aumenta el riesgo de que los incendios se descontrolen.

Con más de 2 mil focos de calor registrados desde el primer día de enero hasta esta semana, las quemas de pastizales en zona de Humedales en el área denominada Piecas-Delta del Paraná(desde la ciudad de Santa Fe al norte hasta la localidad bonaerense de San Fernando al sur) avanzan a un ritmo descontrolado ante la falta de control y previsión de las autoridades de las tres provincias que comparten el territorio (Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires) y la escasa reacción del gobierno nacional.

Según el riguroso relevamiento en base a imágenes satelitales que cada semana realiza el museo de Ciencias Naturales Antonio Scasso de San Nicolás, entre el 11 y el 17 de mayo se detectaron 362 focos de calor en la región, cinco veces más que la semana previa (68). Muchos de esos fuegos ocurrieron en la franja de territorio que separa las ciudades de Santa Fe y de Paraná; en la traza vial que une Rosario con Victoria y a la altura de Villa Constitución, en el sur provincial.

Humedales-incendios
Seguimiento de focos de calor en el territorio Piecas Delta del Paraná.

Seguimiento de focos de calor en el territorio Piecas Delta del Paraná.

Al escenario habitual de falta de control por parte de las autoridades se le sumó este año un ingrediente peligroso: la falta de lluvias que padece la región desde mediados del año pasado y la bajante histórica del Paraná, dos factores que potencian el peligro socioambiental que generan estas quemas.

2020, el año de todos los peligros

En los casi seis meses que lleva el año se relevaron 2086 focos de calor, superando los valores totales de varios años previos como 2014, 2015, 2016, 2017 y 2019 (el año pasado hubo alrededor de 1.000 focos en todo el año).

Entre febrero y abril hubo muchas veces más focos que otros años, y tras una muy breve pausa durante las dos primeras semanas de la cuarentena obligatoria esta práctica, que busca “regenerar” pastos para ganadería o “limpiar” los terrenos para algún cultivo, volvió a tomar fuerza durante este mes.

quemas pastizales islas costanera rosario _JJG 05_marca.jpg
Desde las barrancas de Rosario se ve con frecuencia el humo encima de la zona de islas. Suelen ser productores ganaderos que queman pastizales.

Desde las barrancas de Rosario se ve con frecuencia el humo encima de la zona de islas. Suelen ser productores ganaderos que queman pastizales.

Leer más ► La cuarentena no mejoró el ambiente: calentamiento global y emisiones contaminantes, al tope

La semana comprendida entre el pasado 11 de mayo y el 17 fue muy activa sobre todo en las siguientes zonas, según consignaron los especialistas del museo Scasso: entre las ciudades de Santa Fe y Paraná, al sur del puente que une Rosario y Victoria, frente a Villa Constitución, frente a San Pedro y en el Delta bonaerense.

También hubo incendios en zonas protegidas por ley por su valor ambiental, como el sitio Ramsar Delta del Paraná (un Humedal de rango internacional), la reserva de usos múltiples Islas de Victoria y la reserva de bioesfera de San Fernando.

quemas pastizales islas rosario _JJG 02_marca.jpg
El humedal que esta en medio de la cuenca del Paraná es clave para preservar la biodiversidad.

El humedal que esta en medio de la cuenca del Paraná es clave para preservar la biodiversidad.

El Piecas ¿arranca?

Desde hace años, organizaciones ambientalistas de las dos orillas piden que el Estado nacional avance con un plan de ordenamiento territorial que proteja el territorio y castigue a quienes generan daños ambientales.

Sin Ley de Humedales al menos por ahora (el proyecto logro varias veces media sanción pero nunca logró ser ratificado por las dos cámaras del Congreso), desde el gobierno informaron que van a darle oxígeno al Piecas (Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Río Paraná), iniciado en 2008 después que los incendios en las islas del delta llenaran de humo la ciudad de Buenos Aires.

Leer más ► Ahora, el Parlasur también presiona para que Santa Fe adopte una veda a la pesca por la bajante del Paraná

El Piecas busca construir un modelo de gestión que facilite los compromisos entre las jurisdicciones involucradas en un mismo ecosistema compartido, que incluyen tres provincias y el Estado nacional. “A partir de la bajante histórica del Paraná, de los recientes focos de incendios y de otros impactos ambientales se torna necesaria la activación del Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para atender y coordinar acciones” señalaron desde Nación, para agregar que el desafío inmediato “consiste en el abordaje coordinado de los temas vigentes como pesca, incendios y cuidado de la fauna”.