sábado 8 de enero de 2022
Santa Fe Municipalidad | Bares | Santa Fe

La Municipalidad trabaja en un proyecto para repensar la nocturnidad en Santa Fe

Lo dijo el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe, Mariano Granato. Vecinos, dueños de bares y el Municipio se sentarán a dialogar para llegar a un consenso regulado por las autoridades.

La agresión de un vecino de barrio Candioti hacia un bar lindero a su vivienda el pasado fin de semana volvió a destapar un conflicto caliente en la ciudad de Santa Fe en torno a la nocturnidad. Mientras los vecinos de barrios Candioti Norte y Sur convocan a una manifestación el próximo sábado por los ruidos molestos, las autoridades municipales trabajan en un proyecto de reordenamiento de la nocturnidad con el eje en el cumplimiento de las habilitaciones en los comercios gastronómicos y eventos especiales.

"La nocturnidad en Santa Fe está mutando", dijo Mariano Granato, secretario de Gobierno de la ciudad. En diálogo con el periodista José Curiotto el funcionario recordó que se trata de "una gran fuente de trabajo y un motor de desarrollo en la ciudad", por lo que es necesario "mediar entre la generación del empleo y la convivencia con el vecino".

Cuarentena Gente que no_MG_8696-MTH-1200.jpg

Para el secretario, la oferta gastronómica y cultural de la ciudad se trasladó a un barrio, como Candioti, que no tiene la infraestructura adecuada. Por ello, el municipio trabaja en "la modificación de la norma que ha sido bastante cuestionada", reconoció. La ordenanza que rige actualmente, la 11.622, está en vigencia desde 2009. "Después de tantos años ha quedado obsoleta y no es capaz de recular la actividad nocturna santafesina de hoy", explicó en el programa radial Creo.

La intención del municipio es que la norma se cumpla efectivamente. "Tiene que ser producto del diálogo y el consenso entre vecinos, usuarios y dueños de bares, boliches y paradores", destacó.

Leer más ► Un vecino de barrio Candioti Sur arrojó botellas de hielo desde un edificio sobre la gente en un bar por ruidos molestos

La reorganización de la actividad incluye también la revisión y control de la ordenanza que permite el establecimiento de balcones gastronómicos, por su repercusión en la fluidez del tránsito.

Desde la secretaría de Gobierno de la Municipalidad aseguraron que no son todos los bares los que incumplen los permisos y las habilitaciones otorgadas, sino que se trata de un puñado de "siete u ocho" locales con los que "tenemos conflictos permanentemente", dijo Granato y señaló que puntualmente el bar que sufrió la agresión del vecino el viernes pasado, incumplió con el nivel de decibeles permitidos.

El reclamo de los vecinos

Miriam, representante de los vecinos autoconvocados de barrio Candioti Sur, aseguró este miércoles que "la Municipalidad está ausente" en el control de la nocturnidad santafesina. "Somos varios los vecinos que hace tiempo empezamos a hacer una movida a raíz de la música en vivo que había durante días de la semana", contó la mujer en el programa radial Creo, por Aire de Santa Fe.

La vecina aclaró que no está de acuerdo con la agresión ocurrida en el bar Gente que No, pero considera que se trató de una situación de hartazgo. "Es la Municipalidad la que propicia que se genere la violencia entre los vecinos", expresó, a través de la falta de control en la zona. "Más de un bar no cumple las habilitaciones", aseguró.

Miriam recordó que los autoconvocados tuvieron una reunión con las autoridades del municipio en septiembre pasado, sin embargo todo quedó en la nada. "Supuestamente llegaron a un acuerdo con los dueños de bares, pero al otro día todo siguió igual".

Leer más ► Vecinos de barrio Candioti se manifestarán en la Plaza Pueyredón por los ruidos molestos

Los vecinos de Candioti se reunirán el próximo sábado a las 18 en la plaza Pueyrredón. "No pretendemos que un bar se vaya ni que la Estación Belgrano o el Mercado Progreso dejen de cumplir su función cultural, pero toda la ciudad confluye en este barrio", expresó la vecina haciendo referencia a los problemas de salud que aquejan a muchos de los autoconvocados a raíz de los fuertes ruidos y disturbios durante "seis de los siete días de la semana".