sábado 16 de enero de 2021
Santa Fe | Santa Fe | autopista | Río Salado

Histórica mortandad de peces en el río Salado en Santa Fe y Santo Tomé

Una enorme cantidad de sábalos, dorados y algunas carpas, entre otras especies, flotan muertos sobre el río a la altura de la costanera santotomesina y los barrios del norte de Santa Fe. Antes los habían observado en Esperanza y Recreo.

La cantidad de peces muertos en el río Salado sorprende. Hay miles de sábalos, dorados, moncholos y tarariras, entre otras especies, que flotan sobre el río a la altura de la autopista Santa Fe - Rosario y también se pueden observar desde el Puente Carretero y la costanera de Santo Tomé.

Peces Muertos Salado 9.jpg
Más del 90% de los peces muertos son sábalos.

Más del 90% de los peces muertos son sábalos.

Los puntos en los que se acumulan más peces muertos son la autopista y el sector de la cuenca que pasa por los barrios del norte de Santa Fe, pero a medida que pasan las horas van bajando hacia la desembocadura en el río Coronda.

Embed

En el móvil de Aire de Santa Fe en la autopista, Ignacio Laurenti contó que hace más de 25 años que no veía una mortandad tan importante de peces en el río. “El 99% son sábalos, pero también se ven tarariras, carpas, algunos dorados y palometas”, precisó. En el Puente Carretero, Bruno Ballesteros también compartió fotos que impactan por la cantidad de peces muertos.

Peces Muertos Salado 4.jpg
Los santafesinos que circulan por la autopista se sorprenden por la cantidad de peces muertos.

Los santafesinos que circulan por la autopista se sorprenden por la cantidad de peces muertos.

Los especialistas advierten que hay varias causas que pueden explicar esta gran mortandad: en primer lugar, la bajante, la falta de oxígeno en el agua y algunas toxinas que pueden producirse en este escenario climático.

Pero es importante realizar análisis en el agua para saber si no hay algún producto o efluente tóxico que generó esta situación y que tuvo un impacto mayor por el escenario de bajante.

Leer más ► Aparecieron cianobacterias en diferentes lugares de la cuenca del río Paraná

En diálogo con Aire Digital, el ictiólogo Norberto Oldani señaló que se trata de un fenómeno que se da en verano cuando a las altas temperaturas se suma un bajo caudal de agua y un aumento de presencia de materia orgánica que produce floraciones algales de bacterias que provocan falta de oxígeno. “Hace mucho calor, hay poca agua, la gente arroja mucha materia orgánica y por eso hay algas. Y esa materia orgánica es el motivo de las floraciones algales, como el de las cianobacterias que se puede observar como manchones verdes, durante la noche consumen oxígeno y no dejan para los peces y estos mueren”, indicó el especialista.

Leer más►¿Por qué los santafesinos no van a poder disfrutar del agua en las playas este verano?

Oldani recordó a la población que estos peces no son aptos para el consumo y advirtió que el agua también pierde calidad y se transforma en un “ambiente peligroso” para la gente que tiene que evitar tomar contacto con la misma. Además indicó que esta mortandad afecta directamente a la conservación de las poblaciones de especies. "Estamos en período de reproducción y se han muerto cantidad de peces reproductores", alertó y reclamó la necesidad de prácticas de conservación.

Embed