miércoles 25 de noviembre de 2020
Santa Fe | violencia de género |

Habló Vanesa, víctima de violencia de género: "Me decía morite, perra, puta, basura, mientras me golpeaba "

La mujer fue atacada a patadas por su pareja el 16 de octubre. Le fracturó una costilla y le perforó el pulmón. Gracias a los médicos del Iturraspe que le salvaron la vida, puede seguir adelante y criar a su pequeño hijo de 6 años. El agresor está libre, tiene una medida de distancia, mientras Vanesa espera aún su botón antipánico.

El viernes 16 de octubre previo al día de la madre, Vanesa V. fue víctima de violencia de género de su pareja en la casa que compartían en el paraje Ascochinga. El agresor -según la víctima enfurecido porque ella se maquilló para el remisero que la trasladaba- le propinó no menos de cuatro patadas. Una de ella fue certera: le fracturó la costilla y producto de ello se le perforó el pulmón. Vanesa fue trasladada al protomédico, luego al Hospital Iturraspe donde los médicos la operaron y el 23 de octubre recibió el alta médica. Desde su casa contó el calvario que le tocó pasar y las secuelas que le dejaron los golpes; en una entrevista exclusiva con Ignacio Laurenti y Bruno ballesteros en Emergencias 911 por Aire de Santa Fe.

"No es la primera vez que me pegaba. Cuando toma se pone agresivo. Una noche yo estaba sola con él y recibí un mensaje del padrino de mi hijo ... porque mi hijo estaba en su casa. Mi pareja había tomado dos latas de cerveza. Se puso celoso, me agarró del cuello y me pone un cuchillo diciéndome que yo tenía algo con ese hombre. En un momento me empezó a doler mucho la panza porque tengo una hernia, se arrepintió y me soltó. Al día siguiente le pedí que se fuera, se fue a la casa de su mamá. Después quería volver y yo no quería dejarlo. Volvimos a vivir juntos y le dije que buscáramos ayuda para hacer terapia de pareja, " relató minuciosamente Vanesa la primera vez que fue agredida por su pareja. Luego hubo otras, hasta que llegó la última, que la dejó al borde de la muerte, la noche del viernes 16 de octubre.

La golpiza final

Vanesa habla pausado porque le cuesta respirar a partir de la perforación de su pulmón pero recuerda con lujo de detalle lo que ocurrió la noche del viernes 16 de octubre en que fue golpeada sin piedad por su pareja. " Él llegó ese día de trabajar tomado, yo me había ido en un remís hasta Laguna Paiva a buscar un juego de baño que iba a regalarle a mi mamá. Cuando llegué a mi casa estaba enfurecido y me reclamaba por qué yo no llevé a mi hijo conmigo y que yo me había maquillado para el remisero."

A partir de allí, el victimario desató toda su ira contra Vanesa -delante del pequeño hijo de 6 años de Vanesa junto a su pareja anterior que falleció- y ella elige relatar con lujo de detalles cómo fue el ataque: para dejar en claro que no fue sólo una patada, cómo trascendió el día del hecho. "La primer patada fue en la cola y me tiró al suelo, busco pararme y me pegó un patada en la vagina. Cuando me siento, me da una patada en el pecho y me tira contra la rueda de camioneta, me mete una última patada en la costilla del lado izquierdo. Me paro y me da por la espalda con el alargue de la camioneta. Entramos a la casa y me tumbó y me decía morite, perra puta, vos y toda tu familia, te pintaste para el remisero... después no me acuerdo mas nada. Llegó la policía, mi hermana y mi mamá." Vanesa recuerda también "mi hijo de 6 años le pedía por favor que me soltara."

vioelncia de género 1.jpg
Una de las tantas marcas que el agresor dejó sobre el cuerpo de Vanesa

Una de las tantas marcas que el agresor dejó sobre el cuerpo de Vanesa

A partir de allí Vanesa fue trasladada malherida al Protomédico y luego derivada al Hospital Iturraspe. Su pronóstico era delicado y los médicos le salvaron la vida. En el mismo Protomédico, le tomaron la denuncia a ella, a su hermana y a su madre. Sin embargo, el agresor está libre, vive en Monte Vera, a 7 km de la casa de la víctima y tiene interpuesta una medida de distancia. Luego de una semana de cirugía e internación Vanesa volvió a su casa pero teme por su vida.

"Me notificaron sobre la medida de distancia, estoy esperando el botón de pánico, lo que más temo es que el me amenazó de muerte y de que me iba a prender fuego la casa. Desde Desarrollo social y una psicóloga vinieron a visitarme," cuenta la entrevistada.

Las secuelas

" No puedo cocinar, no me puedo bañar sola, hoy fui a hacer un mandado y volví completamente dolorida. Tengo que gastar fortuna en remis y los movimientos que hago parece que me abren el pecho. Esto me da bronca, me duele y él está en su casa victimizándose... yo no entiendo a la Justicia, " concluyó.

Entrevista con Vanesa V.