menu
search
Santa Fe Argentina | construcción |

"Estamos atravesando un semestre muy complicado", dijo el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción

Lo aseguró el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Sergio Winkelmann. Desde el sector aseguran que las obras públicas no están paradas, pero se tienen que redeterminar los presupuestos. Los aumentos en los materiales rondan un 25% y la faltante de insumos es un obstáculo diario a atravesar.

En la actualidad las gestiones son una constante en las cámaras que agrupan a los empresarios de la construcción. La situación obligó a la Cámara a solicitar al municipio una prórroga de las licitaciones por la falta de precios en los materiales.

"Los proveedores no saben cuanto cobrar, la verdad así no se puede trabajar. Este planteo se elevó ante las cámaras de la construcción tanto a nivel nacional como provincial. Este miércoles se llevó a cabo un encuentro entre un grupo de empresarios y la ministra de Infraestructura de la provincia de Santa Fe, Silvina Frana, en el que el sector llevó reclamos para modificar la metodología de redeterminación de los precios que hoy es un obstáculo para afrontar las obras. El pedido está en avaluación y se espera una respuesta en los próximos días

"La obra pública en la provincia no está parada, apenas se está llevando adelante, puede haber una relentización en los avances, pero ninguna se paró", sostuvo el entrevistado en diálogo con Luis Mino, en el programa Ahora Vengo.

Embed

En la actualidad, los empresarios del sector solicitaron a la provincia que se modifique la metodología en la fórmula de la redeterminación de costos. "La provincia toma a mes vencido, nosotros pedimos que se actualicen los costos en el mes", explicó Winkelmann que agregó que hay demoras en los pagos de obras de parte de la Nación.

Finalizando julio, el panorama que se observa en torno alas nuevas licitaciones que se lleven a cabo con base en el presupuesto oficial quedan desfasadas de la realidad. "Llamamos a los socios a ser cautos al momento de ejecutar una obra o cotizarla. También se lo hemos volcado al gobierno, ya que cualquier obra que se licite de aquí va a estar muy desfasada en relación con los presupuestos oficiales", enumeró el empresario, que advirtió sobre un semestre complicado.

Los aumentos en los ámbitos domésticos de la construcción registran incrementos que superan el 25% y si bien no se registran faltantes, hay demoras en la entrega de los materiales. "Nosotros también tenemos problemas porque lo que es hierro y artefactos eléctricos tiene un incremento. Así como los elementos importados, están muy por arriba del 25%", ejemplificó Winkelmann.

En el caso del hormigón, los proveedores comercializan piedra, pero las cementeras recortan los cupos pero venden. En cuanto al hierro, aseguró las entregas están demoradas. En tanto, los desarrolladores están teniendo problemas con revestimientos, griferías y sanitarios. Winkelmann aseguró desconocer los motivos en torno a esta situación y destacó que los fabricantes trabajan a ritmo normal, pero los distribuidores retienen la mercadería ante el temor de sufrir pérdidas económicas."El camino es difícil, se viene un panorama complicado, tenemos que ser muy cautos y estar atentos", advirtió el referente.

Dejá tu comentario