menu
search
Santa Fe Gabriel Sanabria |

El policía acribillado en Rosario, Gabriel Sanabria, habló a dos meses del ataque: "Me dio más ganas de vivir"

Luego de permanecer dos meses internado en el Heca, hoy el policía oriundo de San Javier atraviesa su proceso de rehabilitación en un centro de salud de Rosario. En diálogo exclusivo con AIRE, Sanabria brindó detalles de su día a día y aseguró que tras el ataque "tiene más ganas de vivir" y cumplir sus sueños.

"Quiero agradecer el apoyo de toda la gente, tanto de mi familia como de aquellos que no me conocen pero rezaron por mí. Muchas gracias", insistió el suboficial Gabriel Sanabria, que hace siete días fue dado de alta del hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez (Heca) en Rosario para ser trasladado a una clínica de rehabilitación en la misma ciudad.

Tras estar al borde de la muerte, hoy Gabriel se recupera con una velocidad que va de la mano con su voluntad y esfuerzo. De lunes a sábado lleva adelante rutinas de rehabilitación. "Mis días son rehabilitación por la mañana y por la tarde, es agotador. Van a ser ocho días desde que estoy en el centro de rehabilitación y ya se notan los cambios", aseguró Sanabria en diálogo con Luis Mino en el programa Ahora Vengo.

Embed

La recuperación demandará un trabajo duro. Desde su internación Sanabria perdió unos 25 kilos. "Estoy empezando a ganar masa muscular. Tengo una dieta estricta y entreno dos horas en doble turno", contó Sanabria.

Durante sus momentos libres recibe el respaldo y la contención de toda la familia que lo alienta a mantener el buen ánimo. "Hoy están mi hermano y mi vieja por el momento, pero estuvo toda la familia", afirmó el entrevistado.

Consultado en relación con el tiempo que demandará este proceso, Sanabria adelantó que aún no está definido, pero aseguró que "todo apunta a que será pronto".

Este fin de semana, Sanabria tendrá su primer domingo libre para disfrutar fuera de un centro de salud. Los planes son sencillos, pasar el tiempo con su familia y comer un asado. "Me voy a juntar con mi familia, con los pocos que están acá, para comer un asado. El único que va a faltar es mi viejo, pero vamos a estar todos", adelantó el joven oriundo de San Javier.

Recuerdos fugaces

El momento más crítico en los 55 días que Sanabria permaneció internado en el Heca se registró el fin de semana del 17 de junio, cuando los informes médicos no eran nada alentadores.

Gabriel Sanabria
El momento más crítico en los 55 días que Sanabria permaneció internado en el Heca se registró el fin de semana del 17 de junio, cuando los informes médicos no eran nada alentadores.

El momento más crítico en los 55 días que Sanabria permaneció internado en el Heca se registró el fin de semana del 17 de junio, cuando los informes médicos no eran nada alentadores.

Sobre esa etapa, Sanabria aseguró que solo tiene "recuerdos fugaces", sin embargo, destacó que su familia y amigos se aferraron a la fe y lo ayudaron a salir. "Mi familia me transmite un orgullo bárbaro y el amor que me tienen también", describió el joven.

El entrevistado aseguró que tras el proceso que le tocó vivir, hoy se aferra más a la vida. "Esto me hizo abrir los ojos, me hizo más creyente y me dio más ganas de vivir", afirmó el suboficial, que destacó que aún le restan muchas cosas por hacer, sueños que cumplir y disfrutar. "Tengo ganas de vivir porque soy un pibe joven. Quiero ver crecer a mis sobrinos, y acompañar a mis viejos que siempre estuvieron presentes", enumeró.

Por último y a modo de mensaje, Sanabria envió un mensaje a sus compañeros integrantes de la policía. "Que se cuiden y traten de hacer lo más limpio su trabajo", finalizó.

Dejá tu comentario