lunes 20 de junio de 2022
Santa Fe mujeres | Policía | Santa Fe

El 60% de las mujeres policías de Santa Fe sostiene que aún hay discriminación en la fuerza

Los datos se desprenden de un informe elaborado por la Universidad Nacional del Litoral y el gobierno provincial, que pone en foco la realidad que viven las mujeres policías en el interior de la fuerza, los avances y también las principales dificultades que aún puedan percibir a la hora de avanzar en la carrera policial. 

A pesar de los avances significativos en materia de inclusión de las mujeres en la esfera pública, aún quedan espacios e instituciones que oponen resistencia. El caso de la Policía de Santa Fe, un ámbito masculinizado desde hace décadas, es uno de ellos. Un reciente informe elaborado por la Universidad Nacional del Litoral y el gobierno provincial pone en foco la realidad que viven las mujeres policías en el interior de la fuerza, los avances y también los principales escollos que aún puedan percibir a la hora de ascender en la carrera policial. De este estudio se desprende que el 60% de las mujeres policías cree que aún hay discriminación al interior de la fuerza.

En el trabajo de investigación que lleva el nombre de “Trayectorias y Roles Laborales de las Mujeres Policías de la Provincia de Santa Fe”, se explica que casi 4 de cada 10 entrevistadas sostienen que no existe en la actualidad discriminación contra las mujeres policías santafesinas. Por otro lado, una parte apenas menor sostuvo que existe, pero es poco frecuente. Casi un cuarto, sin embargo, señala que se trata de un fenómeno extendido. Además, la enorme mayoría -casi 6 de cada 10- sostuvo que el fenómeno había disminuido significativamente en los últimos años.

Además, el informe dado a conocer este viernes indica que seis de cada 10 de las entrevistadas afirmaron que en el pasado se encontraron con varones policiales (superiores o sus colegas) que impugnaron su capacidad de llevar adelante determinada tarea por el hecho de ser mujeres, aunque solo un 14% dijo experimentarlo en la actualidad.

informe mujeres policías.png
El gobierno provincial, a través de los ministerios de Seguridad y de Igualdad Género y Diversidad, junto con la Universidad Nacional del Litoral (UNL), presentó un informe de investigación sobre “Trayectorias y Roles Laborales de las Mujeres Policías de la Provincia de Santa Fe”.

El gobierno provincial, a través de los ministerios de Seguridad y de Igualdad Género y Diversidad, junto con la Universidad Nacional del Litoral (UNL), presentó un informe de investigación sobre “Trayectorias y Roles Laborales de las Mujeres Policías de la Provincia de Santa Fe”.

Actualmente, la Policía de la Provincia de Santa Fe tiene de jefa a una mujer, pese a lo cual igual las propias uniformadas afirman que la discriminación continúa. Sin embargo, se le consultó a las entrevistadas cuáles eran las razones que explicaban este fenómeno de la conducción femenina. Las entrevistadas señalaron el mérito individual de las mujeres policías que alcanzaron dichas posiciones, el impacto de las mujeres colectivamente al interior de la policía, los cambios sociales más amplios en torno al rol de la mujer y sus derechos y el rol de la decisión política, promoviendo que las mujeres ocupen posiciones directivas.

Por otro lado, la enorme mayoría de las entrevistadas -ocho de cada 10- consideró que el hecho de que haya una jefa de policía es un incentivo y un mensaje al resto de las mujeres policías acerca de que es posible ascender en la estructura jerárquica. Siete de cada 10 mujeres policías consideran que es posible actualmente alcanzar el grado máximo de desarrollo de su carrera policial que tienen en mente y la enorme mayoría de las mujeres policías consideran que se encuentran igualmente capacitadas que los varones policías para ocupar puestos de mando.

Algunas entrevistadas señalaron incluso que las mujeres aportan una serie de cualidades específicas que les permiten ganarse el respeto y consolidar su liderazgo, como el mayor apego a las reglas y la mayor predisposición al diálogo. Sin embargo, para el 15% de las entrevistadas, las mujeres policías se ven dificultadas en llevar adelante puestos de mando porque se chocan con la subestimación de los varones policías, tanto superiores como subordinados.

mujeres policia.jpg

Las mujeres, a la administración

En la actualidad, casi seis de cada 10 mujeres policías dijeron realizar exclusivamente tareas administrativas, mientras que de acuerdo al Censo Policial 2020 esta opción es elegida solo por dos de cada 10 policías santafesinos. Únicamente un cuarto de las entrevistadas señala que se dedican exclusivamente a tareas vinculadas a la policía de seguridad. Si bien la composición del personal de los lugares de trabajo de las entrevistadas aparece como más equitativa entre varones y mujeres, esto no se traduce necesariamente en la distribución de las posiciones de mando, en donde sigue existiendo un claro desbalance en favor de los primeros.

En relación con esto, casi dos tercios de las entrevistadas consideró que la ciudadanía trata desigualmente -en forma más negativa- a las mujeres con respecto a los varones policías. Cuatro de cada 10 mujeres policías señalan que, a lo largo de su carrera, fue maltratada alguna vez por un ciudadano en el desempeño de su tarea “en la calle” por el hecho de ser una mujer y no un varón policía.

Acoso sexual y maternidad: los dos grandes obstáculos para las mujeres policías de Santa Fe

Otros datos impactantes son los referidos al acoso sexual, donde 4 de cada 10 mujeres policías sostuvieron que es un fenómeno difundido en la Policía santafesina. Si bien casi la mitad de las entrevistadas considera que el fenómeno del acoso sexual contra las mujeres en la institución policial ha venido disminuyendo en los últimos años, las experiencias personales de cada una de ellas obliga a veces puede calar hondo: más de un tercio de ellas dijo haber sido víctima de acoso sexual en la institución policial al menos una vez a lo largo de su carrera.

La mayoría de las mujeres acosadas (8 de cada 10) dijo que el hecho fue cometido por algún superior jerárquico, lo que –dice el informe– "evidencia su fuerte vinculación con las relaciones de mando y obediencia al interior de la institución policial". Solo el 12% de las mujeres policías dijo haber denunciado formalmente el acoso sexual sufrido, muchas veces con una tendencia a minimizar el episodio, o sentir que no se puede resolver el problema o porque el denunciar puede significar un perjuicio en su carrera policial.

A lo largo de la historia, las mujeres han tenido que resignar el desarrollo profesional ante un reparto desigual de las tareas familiares que la ubicaron tradicionalmente en el rol de "cuidadoras". Si bien en este siglo XXI hubo cambios que permitieron a la mujer llegar a una vida social y laboral más activa, lo cierto es que aún existen resabios de viejas prácticas que, en lugares como la fuerza policial, pueden transformarse en un obstáculo para las mujeres, lo que se conoce como "techo de cristal".

Según el informe, casi 9 de cada 10 entrevistadas sostuvo que resulta difícil articular las exigencias de la vida familiar –con su sobrecarga de tareas de cuidado en las mujeres en comparación con los varones– con las exigencias del trabajo policial.

Dos tercios de ellas sostuvo que las mujeres policías suelen ser indebidamente estigmatizadas por los varones policías pues en función de las tareas de cuidado ligadas a la maternidad solicitan permisos y licencias. Y más de la mitad sostuvo que la institución policial no se ocupa adecuadamente de los problemas que nacen en el trabajo policial como consecuencia de las tareas de cuidado asociadas a la maternidad.

Otro dato curioso que se desprende de la investigación, es que la enorme mayoría se opone a que sus hijos ingresen a la institución policial. Estas opiniones negativas parecen chocar con la supuesta existencia de un mandato automático hacia la reproducción de la “familia policial”.