sábado 2 de julio de 2022
Santa Fe mujeres | policías | Santa Fe

Acoso sexual y maternidad: los dos grandes obstáculos para las mujeres policías de Santa Fe

Un informe de la UNL y el gobierno de Santa Fe desnudan la realidad que viven las mujeres policías en Santa Fe. Lo que se logró y lo que aún falta por recorrer en materia de igualdad dentro de la fuerza.

Si bien en pocos años las políticas de género han logrado impulsar enormes cambios culturales en Argentina y en Santa Fe, existen aún espacios institucionales que ameritan una mirada más minuciosa para avanzar en la idea de desterrar prácticas machistas que se transformen en un obstáculo para el desarrollo profesional de las mujeres. La Policía ha sido durante décadas un ámbito masculinizado, pero el avance de la mujer en la fuerza, al punto de ocupar los principales cargos de jerarquía, empuja cambios radicales que permiten avizorar otro escenario mucho más igualitario entre varones y mujeres.

Un reciente informe elaborado por la Universidad Nacional del Litoral y el gobierno de la provincia de Santa Fe pone sobre la mesa la realidad que viven las mujeres policías en el interior de la fuerza, los avances y también los principales escollos que aún puedan percibir a la hora de avanzar en la carrera policial.

mujeres policias 2.jpg

El trabajo de investigación lleva el nombre de “Trayectorias y Roles Laborales de las Mujeres Policías de la Provincia de Santa Fe” y analiza la situación de las mujeres policías en distintos aspectos laborales.

Quizás los datos más impactantes sigan siendo los referidos al acoso sexual, donde 4 de cada 10 mujeres policías sostuvieron que es un fenómeno difundido en la Policía santafesina.

Si bien casi la mitad de las entrevistadas considera que el fenómeno del acoso sexual contra las mujeres en la institución policial ha venido disminuyendo en los últimos años, las experiencias personales de cada una de ellas obliga a veces puede calar hondo: más de un tercio de ellas dijo haber sido víctima de acoso sexual en la institución policial al menos una vez a lo largo de su carrera.

La mayoría de las mujeres acosadas (8 de cada 10) dijo que el hecho fue cometido por algún superior jerárquico, lo que –dice el informe– "evidencia su fuerte vinculación con las relaciones de mando y obediencia al interior de la institución policial".

Una vez ocurrido el acoso, se abre para la víctima un gran interrogante: ¿denunciar o no?

Sólo el 12% de las mujeres policías dijo haber denunciado formalmente el acoso sexual sufrido, muchas veces con una tendencia a minimizar el episodio, o sentir que no se puede resolver el problema o porque el denunciar puede significar un perjuicio en su carrera policial.

informe mujeres policías.png

"Con respecto al acoso y maltrato, venimos trabajando en protocolos específicos de actuación que no habían existido hasta este momento, para garantizar circuitos confidenciales que resguarden a las mujeres que atraviesan estas situaciones y recibir el acompañamiento que necesitan, y también para garantizar una adecuada sustanciación de los sumarios que correspondan por violencia de género", explicó a AIRE la subsecretaria de Bienestar y Género del Ministerio de Seguridad, Natacha Guala.

Maternidad, ¿un techo de cristal para las mujeres policías?

A lo largo de la historia, las mujeres han tenido que resignar el desarrollo profesional ante un reparto desigual de las tareas familiares que la ubicaron tradicionalmente en el rol de "cuidadoras". Si bien en este siglo XXI hubo cambios que permitieron a la mujer llegar a una vida social y laboral más activa, lo cierto es que aún existen resabios de viejas prácticas que, en lugares como la fuerza policial, pueden transformarse en un obstáculo para las mujeres, lo que se conoce como "techo de cristal".

Según el informe dado a conocer este viernes, casi 9 de cada 10 entrevistadas sostuvo que resulta difícil articular las exigencias de la vida familiar –con su sobrecarga de tareas de cuidado en las mujeres en comparación con los varones– con las exigencias del trabajo policial.

Dos tercios de ellas sostuvo que las mujeres policías suelen ser indebidamente estigmatizadas por los varones policías pues en función de las tareas de cuidado ligadas a la maternidad solicitan permisos y licencias. Y más de la mitad sostuvo que la institución policial no se ocupa adecuadamente de los problemas que nacen en el trabajo policial como consecuencia de las tareas de cuidado asociadas a la maternidad.

Solo poco más de 1 de cada 10 entrevistadas dijo haber sufrido ese tipo de discriminación, asociada fundamentalmente a las licencias de embarazo y maternidad. Pero 6 de cada 10 considera que muchas veces las mujeres policías deciden no ascender en la carrera policial y que en muchos casos esto se debe a la necesidad de compatibilizar su trabajo con las tareas de cuidado asociadas a la maternidad que recaen desigualmente sobre sus espaldas.

emilce chimenti - policia de santa fe - provincia.jpg
Una mujer, Emilce Chimenti ocupa la Jefatura de la Policía de la provincia de Santa Fe.

Una mujer, Emilce Chimenti ocupa la Jefatura de la Policía de la provincia de Santa Fe.

Casi la mitad de las mujeres policías considera que experimentan el stress del trabajo policial de una manera más marcada que sus pares varones. Asocian esto a las responsabilidades que implican las tareas de cuidado en el contexto familiar que recaen frecuentemente sobre sus espaldas. Pero también a la necesidad de demostrarle a los varones policías de lo que son capaces y a la constante posibilidad del maltrato y el acoso.

Al ser consultada sobre este aspecto central del informe, Guala mencionó algunas de las políticas que comenzaron a implementarse para el acompañamiento de las maternidades dentro de la Policía, fundamentalmente con relación a los destinos y a la duración de las jornadas.

"Pudimos implementar una resolución que garantiza el derecho de las trabajadoras gestantes a poder solicitar durante su gestación y post parto un traslado temporario a un destino cercano a su hogar para que puedan llevar adelante la lactancia y las tareas de cuidado del bebe", detalló.

La investigación arroja luz sobre la existencia de una sobre representación de las mujeres policías en tareas pasivas: 6 de cada 10 mujeres policías dijeron realizar exclusivamente tareas administrativas -mientras que de acuerdo al Censo Policial 2020 esta opción es elegida solo por 2 de cada 10 policías santafesinxs.

En la misma línea, son prácticamente inexistentes las referencias a tareas de policía de investigaciones.

Otro dato que abona esta mirada desigual de la tarea policial es que 6 de cada 10 mujeres policías nunca han usado sus armas de fuego en el marco de sus tareas policiales.

Datos alentadores de cara al futuro en la carrera policial

Los datos oficiales indican que en 2005 había 2.321 mujeres en la Policía sobre un total de 15.020 agentes. En 2020, el número de mujeres en la fuerza ascendió a 7.601 sobre un total de 21.563 uniformados. Es decir que en términos absolutos aumentó más del triple la cantidad de mujeres.

8 de cada 10 de las mujeres entrevistadas cree que no es necesario establecer cupos para el ingreso a la policía, y tres cuartas partes están a favor de un ingreso paritario entre varones y mujeres.

Más de dos tercios de las entrevistadas sostuvieron no haber sido objeto de discriminación por el hecho de ser mujeres en el proceso de formación inicial. Y 7 de cada 10 sostienen que hay igualdad de oportunidades para el ascenso en la carrera policial entre varones y mujeres.

Policía de Santa FE MEDIDAS.jpg

Dos tercios de las mujeres policías afirman que las posibilidades de ascenso para las mujeres en la carrera policial han mejorado en los últimos años. Ese porcentaje asciende a 9 de cada 10 entre quienes ocupan posiciones directivas, reflejando sus propias trayectorias profesionales.

Ellas asocian esta mejoría a la mayor cantidad de mujeres dentro de la institución policial pero también a su mayor tendencia a capacitarse en relación a los varones. 8 de cada 10 entrevistadas sostuvieron que no han tenido personalmente obstáculos por el para ascender en la policía por el hecho de ser mujer

Por otra parte, casi 9 de cada 10 entrevistadas consideran que actualmente las mujeres policías son aceptadas como iguales de los varones policías en la institución policial.

Entre los datos positivos, se indica que dos tercios de las entrevistadas creen que el maltrato laboral en la policía ha disminuido en los últimos años.

Guala se mostró satisfecha con el trabajo de investigación que -dijo- "trae las voces de las mujeres de otra forma".

"Es importante escuchar en las voces de las protagonistas sus propias historias, las formas de liderazgo y de construcción de equipo que las mujeres van desarrollando a medida que van ocupando cargos de mayor responsabilidad, y trae aportes para el debate sobre transformaciones en la institución. Estamos muy contentxs, es una herramienta de mucha utilidad para seguir profundizando las líneas de trabajo que venimos llevando adelante", expresó.

Podés leer el informe completo aquí:

Dejá tu comentario