jueves 26 de noviembre de 2020
Santa Fe | Santa Fe | Hospital Cullen | Coronavirus

Desde el Cullen aseguran que cada paciente es un desafío individual y que se está trabajando mucho

Los casos de coronavirus crecen en la ciudad de Santa Fe y cada vez son más los pacientes que requieren atención médica. Desde el hospital José María Cullen, el director del área de Neumonología y Alergia, Ariel Ballina, contó que es mucho el esfuerzo de los profesionales de la salud porque los pacientes aumentan y los síntomas van variando.

El director del área de Neumonología y Alergia del hospital José María Cullen, Ariel Ballina, explicó este martes que la lucha contra la pandemia en la ciudad de Santa Fe es muy compleja, ya que en los últimos meses los casos fueron aumentando y los síntomas variando. Y advirtió que el virus deja secuelas o persistencia de síntomas en las personas que no son consideradas pacientes de riesgo.

"En estos últimos siete meses estamos trabajando muchísimo. Todos los pacientes son un desafío individual. Desde el inicio de la pandemia los síntomas fueron cambiando. Nos está costando mucho trabajo", dijo el médico en Pasan Cosas, el programa que conducen Adriel Driussi y Luciana Trinchieri por Aire de Santa Fe.

"Al principio los síntomas duraban menos días y le prestábamos más atención a los pacientes que eran de riesgo y, con la evolución de la pandemia, estamos viendo que afecta de forma muy importante no sólo a la gente de riesgo, y que a algunos les quedan secuelas o síntomas persistentes", contó.

GALERIA UTI Coronavirus Cullen 018_MTH--MAA.jpg

Al experto le preocupa que la forma de atención de los pacientes no sea presencial ya que, no sólo es más complicado por la cantidad de casos y síntomas variables, sino que de esta forma todo se va "despersonalizando".

"Antes atendíamos a un enfermo en un consultorio, con turno o en una guardia y ahora las cosas se tienen que manejar de forma telefónica y esto hace que se despersonalice todo", dijo Ballina.

"La forma de atención ha cambiado. Antes atendíamos a un enfermo en un consultorio, con turno o en una guardia y ahora las cosas se tienen que manejar de forma telefónica y esto hace que se despersonalice todo", explicó.

Los primeros pacientes que llegaban de viaje se podían controlar por teléfono, pero ahora que incrementaron mucho los casos y que los síntomas son muy variados, la atención presencial se vuelve más necesaria.

GALERIA UTI Coronavirus Cullen 014_MTH--MAA.jpg

"Todos los días el número de casos informados es superior al día anterior. Estamos en casi 300 pacientes por día, es un número muy grande", dijo el médico.

"Todos los días el número de casos informados es superior al día anterior. Estamos en casi 300 pacientes por día, es un número muy grande", dijo el médico.

Sobre si un paciente contagia o no coronavirus luego de unos diez días de haber sido diagnosticado, Ballina explicó: "Los estudios que marcan la infectividad dicen que la gran mayoría de pacientes, al día 10, si no tuvieron que estar internados, no contagian. Esto si en las últimas 72 horas tuvieron una mejoría o una desaparición de los síntomas. Es lo que le ocurre a una gran cantidad de enfermos. Por eso no a todos se les puede dar el alta telefónica".

Ampliación de camas en el Cullen

Este martes fueron instaladas cinco camas en la sala 8 del hospital Cullen, lo que permite aumentar la capacidad de atención del nosocomio en el actual contexto de pandemia por coronavirus. Se trata de las camas que iban a ser ubicada en la sala de neonatología, pero ante la suspensión del traslado de dicha especialidad al hospital de Niños Orlando Alassia, las camas recién pudieron ser reubicadas hoy.

Leer más ► El Cullen habilitó cinco camas críticas tras la suspensión del traslado de la neonatología

"Con muchísimo esfuerzo se lograron incorporar cinco camas de terapia intensiva con asistencia respiratoria, eso es muy positivo", dijo el director del área de Neumonología y Alergia del hospital.

Pero sostuvo que "sigue habiendo incertidumbre y eso hace que se quieran más recursos médicos".