viernes 17 de junio de 2022
Santa Fe Transporte | colectivos | Santa Fe

Crisis del transporte: el Municipio negocia con las empresas, que anunciaron la reducción del servicio nocturno y solicitaron otro aumento de tarifas

Las empresas de colectivos de Santa Fe anunciaron la reducción del servicio nocturno y solicitaron llevar la tarifa de 59 a 75 pesos. Por su parte, la Municipalidad dice que por el momento no habrá aumentos y gestiona nuevos subsidios con fondos nacionales, provinciales y propios.

Las empresas de colectivos de Santa Fe anunciaron que desde este jueves por la noche se reducirá el servicio nocturno y, paralelamente, solicitaron otro aumento de tarifas. El aviso respecto a las frecuencias nocturnas y el pedido sobre las tarifas lo firmaron las tres empresas concesionarias del servicio: Recreo, Autobuses Santa Fe y Ersa. La crisis sobre el sistema se profundiza y amenaza la prestación. Desde el municipio santafesino confirmaron a AIRE que, por el momento, no habrá cambios en el esquema tarifario.

Este miércoles 4 de mayo las empresas presentaron una nota en la Municipalidad de Santa Fe con duras críticas, sobre todo hacia las gestiones provinciales y municipales. En el escrito, expresaron que “el municipio debe ejercer el poder sobre el sistema de transporte, el estado de las unidades, las frecuencias, la limpieza, recorridos y cualquier otro tema inherente al servicio, pero también debe garantizar los adecuados ingresos para sostener razonablemente la calidad del servicio”.

Leer más ► UTA amenaza con un paro de 72 horas si este jueves no hay acuerdo de aumento salarial

“Nos encontramos encorsetados ante el poder concedente, que exige los derechos que surgen de los permisos de concesión, pero sin capacidad de respuesta respecto de las obligaciones que emanan del mismo”, advirtieron, a la vez que denunciaron, que “habiendo transcurrido los primeros cuatro meses del 2022, el municipio no ha efectuado aporte económico alguno al sistema”.

Además, los empresarios sostienen que el Ejecutivo local “se manifiesta públicamente preocupado, pero al momento de gestión se encuentra fuera de sintonía con políticas públicas paliativas de la situación”.

colectivo.jpg
Los empresarios sostienen que el Ejecutivo local “se manifiesta públicamente preocupado, pero al momento de gestión se encuentra fuera de sintonía con políticas públicas paliativas de la situación”.

Los empresarios sostienen que el Ejecutivo local “se manifiesta públicamente preocupado, pero al momento de gestión se encuentra fuera de sintonía con políticas públicas paliativas de la situación”.

En la nota presentada este miércoles, las empresas de colectivos fueron tajantes: “Si los pedidos de asistencia municipal no pueden prosperar por falta de presupuesto, se deben garantizar los recursos necesarios para mantener el sistema vía tarifas. Las compañías hicieron referencia al incremento del combustible para fundamentar un incremento tarifario. “Se solicita de carácter urgente una tarifa plana de, al menos, 75 pesos desde el próximo 9 de mayo”, consta en la nota y precisaron que el valor del gasoil pasó de poco más de 85 pesos a 130, un aumento de más del 52%.

A su vez, los empresarios del transporte calificaron a la situación de “crítica” y de “sostenido deterioro, con un crónico desajuste en la ecuación de ingresos”.

En audiencias en el Ministerio de Trabajo de la Nación, Fatap advirtió que “el estado de situación del sistema de transporte de pasajeros requiere de la adopción de acciones urgentes que concreten la responsabilidad que dichas autoridades tienen en relación con el servicio público, cuya prestación han concesionado y tienen la obligación de sostener”.

Además, los empresarios manifestaron su preocupación “ante la falta de respuestas y soluciones a planteos concretos, fundados y justos”. “En el ámbito del Estado Nacional no hemos encontrado satisfacción a nuestros requerimientos de un incremento sustancial en los aportes cuya insuficiencia hemos acreditado mediante informes técnicos proporcionados a las autoridades competentes”, sostuvieron desde la Federación, a la vez que lamentaron que “tampoco podemos esperar respuestas en este ámbito dado la inconcebible ausencia del Ministerio de Transporte en las últimas audiencias celebradas en este expediente”.

Para los empresarios del sector, los fondos correspondientes al Fondo Compensador del Transporte “son objeto de una distribución tardía, irregular, parcial y carente de toda transparencia”. Para los administradores de las empresas, la forma y los criterios de distribución de los subsidios “ocasionan serios perjuicios a las prestadoras, las que ven severamente dificultada la posibilidad de formular reclamos, atento la carencia de toda explicación técnica que sustente la distribución que se las practica”.

“Las jurisdicciones provinciales parecen desinteresarse de la suerte de un sistema destinado a satisfacer las necesidades de movilidad de sus habitantes, a lo que se suma la total ausencia de respuestas y compromisos en la definición de los aportes que están dispuestas a formalizar para garantizar la prestación de los servicios” expresaron desde Fatap.

Colectivos 1
Los empresarios del transporte calificaron a la situación de “crítica” y de “sostenido deterioro, con un crónico desajuste en la ecuación de ingresos”.

Los empresarios del transporte calificaron a la situación de “crítica” y de “sostenido deterioro, con un crónico desajuste en la ecuación de ingresos”.

En ese contexto, los empresarios del transporte exigieron la continuidad del Fondo Compensador del Transporte, mediante la emisión de la nueva norma que reglamente y contenga la distribución de los fondos necesarios y suficientes para hacer frente a la paritaria en curso. Además, reclamaron la concreción por parte de las jurisdicciones provinciales de un aporte igual al cien por ciento (100%) de los importes aportados por el Estado Nacional.

Pero no es todo. Fatap también sostuvo que debe darse una revisión tarifaria. Piden “el reconocimiento de los costos operativos por parte de las jurisdicciones provinciales que permitan sostener los servicios, en función del impacto que el proceso inflacionario vine provocando en cada distrito, mediante la readecuación de las tarifas vigentes”. Las empresas resolvieron reducir el servicio nocturno, con una frecuencia de 30 minutos desde las 21 y de una hora después de las 22, y un esquema de emergencia para los sábados y domingo, similar al planteado durante la pandemia.

Asimismo, advirtieron que “la medida no será la única si no se obtiene una respuesta a la altura de las circunstancias que modifique el actual escenario”.

Por su parte, desde el municipio santafesino confirmaron a AIRE que, por el momento, no habrá cambios en el esquema tarifario. Mientras mantiene contacto con las empresas, el Municipio, como respuesta al reclamo, gestiona un subsidio conformado por fondos pendientes de la Nación, de la provincia de Santa Fe y propios.

Audiencia en Nación

Para este jueves, está prevista una reunión entre representantes del gobierno nacional, de los empresarios del transporte y del gremio que nuclea a los choferes para intentar destrabar el conflicto generado ante la falta de acuerdo de aumento salarial, suba de tarifas y aportes al sistema. Al respecto, UTA adelantó que si no otorga un aumento salarial habrá paro desde el próximo martes.