domingo 26 de junio de 2022
Santa Fe pandemia | Segunda ola | Salud

Coronavirus en Santa Fe: cómo se trabaja para evitar la saturación del sistema de salud y ampliar camas

El sistema de salud no se puede ampliar más porque el recuso humano es finito, y preocupa a las autoridades la alta ocupación de camas que presenta en el inicio de la segunda ola de la pandemia. Trabajo en red y articulación público-privada, las claves para que los santafesinos puedan tener la atención necesaria.

La segunda ola llega a Santa Fe en un momento crítico: con una alta ocupación del sistema de Salud. Esta se debe a otras patologías que debieron ser atendidas y a las que los profesionales siguieron dando respuesta. Hoy están agotados y comienza a incrementarse la demanda de pacientes con coronavirus. La situación es preocupante y en las últimas horas en la capital se vivieron momentos críticos en los efectores: quedan pocas camas generales. No es algo nuevo o que nunca pasó, es algo diario de la dinámica hospitalaria y con lo que quienes están en la trinchera saben lidiar. Para eso es que el sistema sanitario, tanto público como privado, hoy trabaja en una red articulada para garantizar la atención de todos los santafesinos.

"Esta segunda ola tiene una dinámica diferente a lo que ocurrió el año pasado. El año pasado habíamos podido desalojar los sistemas sanitarios para tener una capacidad operativa para atender a todos los santafesinos que requirieron internación. Hoy la situación no es la misma, porque nos encuentra con un nivel de ocupación de patología no covid en un gran porcentaje en los efectores y resulta muy difícil y nos estamos reuniendo en forma permanente para ver la estrategia en virtud de la dinámica del números de casos y lo que se está requiriendo en cada uno de los efectores", describió el secretario de Salud de la provincia de Santa Fe, Jorge Prieto, en la mañana de este viernes en conferencia de prensa junto a los directores del Cullen, el Iturraspe y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe.

Leer más ► Salud analiza adaptar hoteles en Rosario para sumar camas de internación

CEMAFE Prieto_MG_5202.jpg

Aclararon que esta alta ocupación de camas se da por las otras patologías que dejó la pandemia: enfermedades crónicas sin atender y consultas que ingresan en forma tardía y que tienen que ser resueltas a nivel de internación. "La situación epidemiológica actual del covid nos encuentra en los hospitales trabajando y prestando atención a la patología no covid", señaló el doctor Francisco Villano, director del nuevo hospital Iturraspe de la ciudad.

Si bien Prieto destacó que hoy el sistema de salud ya no puede ampliarse más, lo que están haciendo es refuncionalizando áreas y activando dispositivos de contingencia que se habían ya planificado en la primera ola. "Tenemos un limitante que tiene que ver con el recurso humano. El personal está agotado y tenemos un gran agradecimiento en el acompañamiento que han tenido de la pandemia", agregó el funcionario. Además, señaló que el sistema en la provincia amplió en un 173% la capacidad operativa, y que, entre el sector público y privado, hay alrededor de 1.000 camas críticas y 6.800 en internación general.

Leer más ► Pamela Balcala, la mujer que perdió a su esposo y a sus suegros en 48 horas: "El covid destruyó una familia y se llevó todo"

En este sentido, anunciaron la refuncionalización de consultorios del Cemafe en los que incorporaron 20 camas de internación clínica de baja y mediana complejidad para atención de pacientes no covid. Por otro lado el nuevo efector del norte de la ciudad volvió a sumar ocho camas de terapia intensiva en el quirófano de maternidad y hoy cuenta con 32 camas críticas. El Cullen continúa trabajando a pleno con las 47 camas críticas -de las cuales 39 son respiradas- que amplió en 2020 en el marco de la pandemia. Y el viejo hospital Iturraspe está por poner en funciones unas 14 camas, de las cuales cuatro son críticas, con lo que pasaría a contar con 83 plazas totales, de 69 que tiene hoy entre área clínica y terapia intensiva para pacientes covid y no covid.

Camas nuevas CEMAFE_MG_5227.jpg

A esto se suma que desde el 1° de abril se suspendieron en los efectores las cirugías programadas, pero nada es suficiente para garantizar una óptima disponibilidad de camas ante la alta demanda que hoy presentan los efectores en medio de la segunda ola de coronavirus que se suma al resto de las patologías que atienden a diario.

Por eso es que los efectores públicos, en coordinación también con los privados, trabajan en una red integrada de derivaciones que articula el Sies 107 y donde hoy se ponen los esfuerzos para garantizar que todos los santafesinos tengan la atención que necesitan. "El trabajo es en forma conjunta y se hace en el día a día. La dinámica que ayer presentaba la ocupación de camas es diferente al que tenemos hoy, y esto tiene que ver con la artesanía que cada uno de los actores de salud y de los directores que me acompañan hoy han podido hacer a lo largo del sistema sanitario y han podido evacuar camas con derivación al sistema privado para los que tengan financiador y los que no también", detalló Prieto.

CEMAFE Poletti_MG_5182.jpg

Por su parte, el director del Cullen destacó que esta red permite que el número de camas sea "dinámico". "Más allá que el Cullen pueda no tener camas, sabemos que el Iturraspe viejo o nuevo sí las tienen y si empezamos a llenarnos los tres sabemos que el privado las tiene", indicó, y agregó que esto va también de la logística interna de cada efector para "hacer camas: sacar pacientes, descomplejizar pacientes, dar altas, altas tempranas, suspender cirugías programadas. Lo que conlleva a que el número de camas que es una logística diaria y horaria", recalcó.

CEMAFE Villano_MG_5169.jpg

Villano también relató que este jueves en el hospital solo quedaba una cama disponible en el área de clínica y tenían cuatro pacientes en la guardia con necesidad de internación, de los cuales solo uno tenía covid. Pero ante esta situación dijo que "en una hora lograron tener 10 camas". ¿Cómo? "Se pudo hablar con el sector privado y trasladar pacientes, derivar pacientes que son del interior y que estaban en condiciones para ser soportados en su localidad de origen, mandar pacientes a su domicilio con un control estricto vía telefónica del 107 o profesionales que van a verlo. Son estrategias del sistema de salud para que esto nos pueda dar esta disponibilidad de camas", respondió.

Leer más ► Hospital Sayago: en abril se duplicaron los hisopados y el 50% son positivos

Sobre la situación epidemiológica y el panorama de la segunda ola, Prieto dijo que se preparan para un impacto "corto pero muy expansivo". Los números ya muestran un alto incremento de casos con casi 2.000 contagios en la provincia en las últimas 24 horas y un promedio de casos diarios en la capital que ya alcanza los 150. Al respecto, el director del Cullen dijo que saben que este año de pandemia "viene más complicado" e insistió en la necesidad de la responsabilidad social en el acatamiento de las medidas dispuestas y de la prevención: uso correcto del tapaboca, distanciamiento y lavado de manos. "No puede haber un policía en cada esquina, pero sí puede haber un ciudadano que respete esas normas para que cuidemos nuestra familia y así a la de al lado. Si hoy logramos que bajemos la circulación –del virus- sin que nos restrinjan la circulación sería ideal", cerró.

Dejá tu comentario