viernes 14 de agosto de 2020
Santa Fe | penitenciario | Coronda | Rosario

Coronavirus: nuevas medidas para el traslado de 500 penitenciarios al sur provincial

Son 300 los trabajadores del servicio penitenciario que se trasladan desde Santa Fe a las unidades del sur y 200 que viajan desde Coronda a Rosario.

Desde hoy se refuerzan las medidas de profilaxis y traslado de los 500 agentes del servicio penitenciario: 300 de ellos (provenientes de Santa Fe, Monte Vera y Laguna Paiva) viajan desde la cárcel de Las Flores hacia el sur de la provincia y los otros 200 desde Coronda hacia Rosario. A partir de la preocupación que genera el traslado de los trabajadores, este lunes se realizó una reunión entre la Plana mayor del servicio penitenciario y autoridades de Coronda para reforzar las medidas de control sanitarias existentes y sumar nuevas indicaciones.

Del encuentro participaron el Jefe de la plana mayor del servicio penitenciario Jorge Schechtel, el Jefe de correccional Ricardo Giménez, el director general del cuerpo penitenciario Esteban Ricardo Schmithalter y el Jefe del servicio médico penitenciario Alejandro Blanc. La reunión se realizó en la intendencia de Coronda con la presencia del intendente Ricardo Ramírez, concejales y el secretario de gobierno José Luis Bianchi.

Si bien las medidas sanitarias de prevención desde los inicios de la pandemia se aplican con regularidad en el traslado de los agentes, ayer se insistió con el cumplimiento de la misma: chequeo del estado de salud del personal, toma de temperatura, desinfección desde el ascenso a los colectivos, en el punto de llegada a su trabajo y en el descenso cuando retornan a sus domicilios.

Además de las medidas sanitarias, el servicio penitenciario desdobló la prestación lo que implica que la inversión se duplicó a 22 millones de pesos. Desde ayer se le recomendó al personal penitenciario de toda la provincia que al llegar a sus domicilios particulares eviten salir de sus viviendas por otros motivos que no sea retornar a la prestación del servicio.

Por último, del total de los trabajadores penitenciarios que desarrollan sus tareas en la provincia, 137 de ellos están fuera de la prestación del servicio por cuestiones de salud preexistentes.