viernes 14 de mayo de 2021
Salud | Colegio | Iapos | Santa Fe

El Colegio de Farmacéuticos también define los descuentos para algunos afiliados de Iapos

Lo denunció el secretario general del sindicado Aspi, Carlos Landi. Dijo que en ciertos casos, el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe pide el recibo de sueldo a los afiliados del Iapos y determina qué descuento reciben cuando compran remedios por enfermedades crónicas o poco frecuentes.

El Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe no sólo decide -con controles casi nulos- qué medicamentos recibe cada afiliado del Iapos y si se los autoriza o se los rechaza. Además, en determinadas circunstancias define incluso cuál es el descuento que se le realiza al paciente cuando compra el remedio que necesita.

Lo denunció Carlos Landi, el secretario general de Aspi, sindicato que nuclea a los empleados del Iapos: "Te piden tu recibo de sueldo, te lo revisan y a veces te cambian el porcentaje de descuento sobre el medicamento. Te dicen vos podés pagar tanto... Me ocurrió personalmente a mí. Lo decide el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe, que se ha arrogado funciones que ni siquiera están previstas en el marco normativo de sus responsabilidades como farmacéuticos".

Desde el 22 de marzo pasado, Aire Digital viene describiendo el tortuoso camino que en muchos casos deben recorrer afiliados a la obra social de la provincia de Santa Fe para recibir los medicamentos que los médicos prescriben. Sobre todo, cuando se trata -nada menos- de medicamentos oncológicos o especiales, destinados a pacientes con enfermedades crónicas o poco frecuentes.

landi2.jpg
El titular de Aspi, Carlos Landi, relató en Aire de Santa Fe de qué manera el Colegio de Farmacéuticos decidió recortar los descuentos que recibía por medicamentos que él mismo necesita de manera crónica.

El titular de Aspi, Carlos Landi, relató en Aire de Santa Fe de qué manera el Colegio de Farmacéuticos decidió recortar los descuentos que recibía por medicamentos que él mismo necesita de manera crónica.

A diferencia de lo que sucede con el resto de los entes de salud de la provincia o de obras sociales similares de Entre Ríos, Buenos Aires o Córdoba; el Iapos no licita la compra de medicamentos para sus afiliados para obtener los mejores precios, sino que tercerizó toda la operación en manos del Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe, en un contexto de controles prácticamente nulos.

Leer más►Pedidos de informes en Diputados sobre el convenio entre Iapos y el Colegio de Farmacéuticos

En el programa Creo, que se emite cada primera mañana en Aire de Santa Fe, Carlos Landi explicó que "se ha tercerizado el control y la supervisión sobre la entrega de medicamentos. Lo hace directamente el Colegio de Farmacéuticos. Nuestros profesionales médicos o farmacéuticos no tienen la posibilidad de ver qué está ocurriendo con un medicamento o con un paciente".

"Por eso -insistió- escuchamos a muchos afiliados decir Iapos no me autorizó... Pero en realidad el que está decidiendo es el prestador y en este caso se trata del Colegio de Farmacéuticos. El que te cambia la medicación es el Colegio de Farmacéuticos".

Pero eso no es todo. En algunos casos, "te piden tu recibo de sueldo, te lo revisan y de acuerdo a eso a veces te cambian el porcentaje de descuento sobre el medicamento. Te dicen vos podés pagar tanto... La verdad que eso es meterse hasta con tus ingresos y lo digo porque me ocurrió personalmente a mí. Lo decide el Colegio de Farmacéuticos que se ha arrogado funciones que ni siquiera están previstas dentro del marco normativo de sus responsabilidades como farmacéuticos. Ellos no pueden estar decidiendo qué porcentaje de descuento se aplica en cada caso", advirtió Landi.

Fuentes relacionadas con el Iapos explicaron que estas situaciones se dan, sobre todo, con pacientes que necesitan medicamentos de forma crónica o con drogas que no están dentro del vademécum pero que el afiliado la requiere inevitablemente por su patología. Sobre todo, los incluidos en los que se conoce como "Plan 26".

En las últimas horas, Aire Digital publicó un informe relatando una serie de historias reales de afiliados de Iapos que no logran acceder a los medicamentos que sus médicos prescriben. Uno de estos casos fue el de Daniel Quiroga (56 años), quien durante dos meses aguardó que se le autorizaran drogas oncológicas que nunca llegaron, hasta que falleció el domingo 2 de mayo.

Predicar en el desierto

"Hace muchísimo tiempo que venimos denunciando lo que sucede. Incluso nos hemos presentado más de una vez reclamos ante la Defensoría del Pueblo, pidiendo la intervención para permitir la modificación de algunas cuestiones que vienen ocurriendo. Esto es predicar en el desierto, aunque a veces aparece cierto oasis, como esta posibilidad de poder hablar sobre lo que está ocurriendo dentro de la obra social", dijo Carlos Landi.

Como empleado del Iapos y como dirigente sindical, explicó que "antes había dos pisos con personal donde se controlaban las facturaciones y había un grupo de gente capacitada y con mucho sentido común. Nosotros hablamos de esto porque no es fácil enfrentar permanentemente esta situación angustiante de gente que no tiene acceso al medicamento o a ciertas prácticas médicas".

iapos pacientes
Las historias de afiliados de Iapos que sufren ante la impotencia de no conseguir los medicamentos que necesitan o que se ven obligados a enfrentar tortuosos trámites burocráticos se multiplican a lo largo y ancho de la provincia de Santa Fe.

Las historias de afiliados de Iapos que sufren ante la impotencia de no conseguir los medicamentos que necesitan o que se ven obligados a enfrentar tortuosos trámites burocráticos se multiplican a lo largo y ancho de la provincia de Santa Fe.

"No les podemos dar respuestas porque ni siquiera tenemos acceso a la información. Cuesta mucho llevar adelante este deseo de informar qué es lo que pasa en la obra social, porque lo que se ha hecho de un tiempo a esta parte es ocultar la información. El personal verdadero de la obra social no tiene acceso a los datos y las cuestiones se deciden en otros niveles", agregó.

Landi reclamó que "exista una supervisión por parte de los verdaderos dueños de la obra social, que son los afiliados. No tenemos representación (...). No se le puede decir a una persona que no recibirá más el medicamento sin preguntar, porque cada persona es única y reacciona de distinta forma".

"Estos convenios nunca se pudieron adaptar porque tienen cláusulas que hacen difícil modificarlos. Debe llegar un momento en que en deberemos denunciarlos directamente y ver cómo se sigue adelante", insistió.

También hay farmacéuticos que piden información

Al parecer, el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe no sólo tiene la potestad de modificar en algunos casos los porcentajes de descuentos para los afiliados que compran medicamentos, sino que también define cuánto dinero recibe el propietario de cada farmacia cuando vende un remedio.

Tal como relatara Aire Digital, desde hace doce años cuatro farmacéuticas de la ciudad de Santa Fe aguardan de manera infructuosa que el Colegio de Farmacéuticos les brinde información precisa sobre cómo se determinan los valores que los profesionales cobran cada vez que venden medicamentos a los afiliados de Iapos. Sobre todo los medicamentos especiales u oncológicos, que son los más caros del mercado.

En este tortuoso camino ya intervinieron –sin éxito- la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, un juzgado Civil y Comercial, la Cámara de Apelaciones y hasta la Suprema Corte de Justicia de la Provincia.

farmacias.jpg
Las cuatro farmacéuticas de Santa Fe que reclaman información precisa siguen esperando respuestas desde hace 12 años.

Las cuatro farmacéuticas de Santa Fe que reclaman información precisa siguen esperando respuestas desde hace 12 años.

Según ellas mismas lo explican, cada farmacéutico puede cobrar una comisión diferente al expender un medicamento de Iapos. E, incluso, el mismo farmacéutico puede recibir pagos distintos al vender el mismo medicamento en diversas oportunidades.

Leer más►Informes internos ya pedían cambios en 2016 en el convenio entre Farmacéuticos y Iapos

La explicación que el Colegio les brinda a estas farmacéuticas apunta a un “sistema de compensaciones”. Sin embargo, hasta el momento –y a pesar de los años de reclamo- aseguran que no se les brindó precisiones sobre cómo se realizan esos cálculos, a pesar de las disposiciones judiciales.

La historia es realmente larga, tortuosa y se inició en 2009, cuando a cuatro jóvenes farmacéuticas de Santa Fe se les ocurrió solicitar estos datos para saber por qué cobraban lo que cobraban.

Durante aquel año, las farmacéuticas Guillermina Argenti, Bárbara Peiro, Verónica Cano y Nora Burgues empezaron a solicitar esta información. Sin embargo, nunca obtuvieron respuestas.

El actual convenio entre Iapos y el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe representa un acuerdo anual por aproximadamente 7 mil millones de pesos, que pueden llegar a ser 9 mil millones a partir de la actualización que se negocia desde marzo pasado. Al menos hasta ahora, no se informó oficialmente si las partes lograron concertar un nuevo contrato.

Dejá tu comentario