domingo 15 de diciembre de 2019
Sociedad |

Por qué la Iglesia Católica no separa a los curas condenados por abuso sexual

El juicio por el Próvolo reavivó la polémica por la protección de sacerdotes violadores. A pesar de ser juzgados por delitos graves, la mayoría continúa dentro de la Iglesia. En la Cumbre Antipederastia, el Papa Francisco manifestó el compromiso por la prevención. Pero... ¿realmente están tomando cartas en el asunto?

La falta de respuestas del Vaticano ante las sentencias judiciales contra miembros de la iglesia católica no es novedad. Hoy son los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, ambos condenados por abusos sexuales reiterados de menores sordomudos e hipoacúsicos en centros educativos de La Plata y Mendoza. Corbacho recibió 45 años de cárcel; Corradi, 42.

Leer más ► La Iglesia lanzó una página web para recibir denuncias de abuso sexual

Ayer era el cura Julio César Grassi, a quien en 2017 la Corte Suprema de Justicia le confirmó la condena a 15 años por abuso sexual agravado contra un menor de edad en la Fundación Felices Los Niños. Sin embargo, no tiene ningún proceso canónico iniciado hasta el momento. No solo no fue sancionado o restringido de sus facultades como sacerdote, sino que el mismo Bergoglio -cuando era cardenal primado de la Argentina- hizo preparar un informe favorable a Grassi pese a que la sentencia está confirmada por la Corte nacional.

Grassi
Julio Cesar Grassi, condenado a 15 años de prisión por corrupción de menores.

Julio Cesar Grassi, condenado a 15 años de prisión por corrupción de menores.

El número de abusos en el Provolo habla de una sistematización perversa: el juicio tuvo 28 casos. Después de la sentencia contra los curas Corradi y Corbacho, el Arzobispado de Mendoza comunicaba su compromiso para prevenir este tipo de delitos. Pero… ¿realmente están tomando cartas en el asunto? ¿O se trata solo de un mea culpa?

Leer más ► El Vaticano mantiene en sus cargos a los sacerdotes abusadores del Instituto Próvolo

Víctimas Próvolo
Víctimas de abuso sexual en el ámbito del Instituto Próvolo y allegados reaccionan en los tribunales provinciales de Mendoza luego de conocerse el fallo. Foto: Noticias Argentinas.

Víctimas de abuso sexual en el ámbito del Instituto Próvolo y allegados reaccionan en los tribunales provinciales de Mendoza luego de conocerse el fallo. Foto: Noticias Argentinas.

Política de encubrimiento: curas juzgando a curas

Un concordato eclesiástico es un acuerdo entre la Iglesia y el Estado, con carácter de tratado internacional, que establece las bases de convivencia entre ambos a través de un articulado.

En Argentina, la Ley 17032 pone en vigencia el Concordato con la Santa Sede de 1966, sancionada por el dictador Onganía en tiempos en que no regían las instituciones reconocidas por la Constitución Nacional.

Campaña Federal por la Separación Iglesia/Estado.
Campaña Federal por la Separación de la Iglesia y el Estado en Latinoamérica.

Campaña Federal por la Separación de la Iglesia y el Estado en Latinoamérica.

“A través de ese concordato, el Estado argentino le garantiza a la Iglesia Católica en nuestro territorio tener Tribunales e investigaciones propias. En el funcionamiento de esos Tribunales eclesiásticos hacen lo que se les ocurren y aplican sus propias normas, alegando el secreto pontificio. Con este criterio, en donde los sacerdotes juzgan a sacerdotes por delitos sexuales, no existe la garantía de la imparcialidad”, explicó en "Pasan Cosas" Carlos Lombardi, representante legal de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico de Argentina.

¿Cómo es la investigación canónica?

“Se puede llevar una investigación canónica en paralelo a la investigación estatal. Es fuerte decirlo en estos términos pero la investigación canónica es una parodia de procedimientos judiciales. En un procedimiento canónico la víctima que ha denunciado a una persona eclesiástica no va tener más derechos que el de presentar la denuncia. El resto de las garantías procesales dentro de la iglesia no existen: ni de abogado defensor elegido por uno mismo, no constituir domicilio legal para recibir notificaciones y mucho menos saber quiénes serán los testigos que presentará el sacerdote denunciado lo que que declaró. Mucho menos los resultados de las pericias del delincuente o los fundamentos de ese procedimiento”, argumentó Carlos Lombardi.

Luis Alberto Brizzio
En 2014, una persona denunció al Vaticano que cuando tenía 16 años fue abusada tres veces por el párroco Luis Brizzio en Gálvez. En 2015, Roma descartó el abuso porque argumentaron que la víctima era mayor de edad.

En 2014, una persona denunció al Vaticano que cuando tenía 16 años fue abusada tres veces por el párroco Luis Brizzio en Gálvez. En 2015, Roma descartó el abuso porque argumentaron que la víctima era mayor de edad.

Esta fue una de las principales advertencias que la ONU le hizo a la Santa Sede en el 2014 a través del Comité sobre los Derechos del Niño y el Comité contra la Tortura. Los expedientes de la curia tienen sus propias reglas donde las leyes estatales y los tratados internacionales carecen de relevancia.

Leer más ► El 5 de diciembre comenzará el juicio contra el cura Monzón por abusar sexualmente de dos niños

El especialista en Derecho Canónico agregó que “las víctimas no tienen garantías para controlar los procedimientos, estos tipos hacen lo que quieren. La regla general en materia de sanción ante un abuso eclesiástico no es la expulsión sino el mantenimiento hasta más no poder dentro de la estructura organizativa”.

Todo el procedimiento canónico está bajo juramento de silencio. Entonces, ¿cómo hace la víctima para saber la credibilidad de esos expedientes? Y más aún cuando se resuelve a mil kilómetros de distancia en el Vaticano.

“Todo el sistema está preparado para encubrir a los curas”, dijo Lombardi. “Todo el sistema está preparado para encubrir a los curas”, dijo Lombardi.

¿Qué puede hacer el poder político? La (no) responsabilidad del Estado

El poder político también es responsable de todos los privilegios que la iglesia tiene en Argentina, en particular sobre los Tribunales eclesiásticos y la impunidad consiguiente.

Leer más ► Catamarca: imputaron a un sacerdote por abusar sexualmente a una niña de 9 años

“El poder político tiene que denunciar en sede internacional que la Argentina no va a cumplir más el concordato con la Santa Sede por ser un tratado anacrónico e insconstitucional y firmado en una dictadura militar. A la iglesia católica hay que tratarla igual que las demás organizaciones religiosas, sin un privilegio otorgado por el Estado y con igual trato ante la ley”, opinó Lombardi.

Jeanine Añez
Jeanine Áñez regresó la Biblia al Palacio de Gobierno en Bolivia.

Jeanine Áñez regresó la Biblia al Palacio de Gobierno en Bolivia.

Faltan medidas concretas, sobra hipocresía: los pedidos de disculpas no alzancan

En febrero de este año, 190 líderes de la Iglesia se reunieron durante cuatro días en una Cumbre para tratar los abusos sexuales dentro de la institución. Sin embargo, muchas víctimas se indignaron por la falta de propuestas más concretas y el hecho de que las decisiones de tomar medidas queden en manos de las autoridades eclesiásticas locales. No se difundieron archivos ni se respaldó la elaboración de informes globales que exigieran que los sacerdotes violadores sean reportados a la policía.

Papa Francisco on Twitter

La Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de la Argentina emitió un comunicado en que calificó ese evento como "un nuevo acto de simulación e hipocresía" de la Santa Sede, "un estado genocida" que estima que es "incumplidor serial" de convenciones internacionales sobre derechos humanos.

EL PASTOR MENTIROSO COMUNICADO de REPUDIO | Facebook

Y es que por muchas frases contundentes que el Papa Francisco haya dejado en esas jornadas, la realidad es que hasta que el Estado Vaticano no decida cumplir con los compromisos que asumió al suscribir las Convenciones internacionales sobre Derechos Humanos no habrá disculpas que alcancen.

Manifestantes en Roma durante la Cumbre Antipederastia, febrero 2019.

Este año, el Papa Francisco firmó un documento titulado en latín "Vos estis lux mundi" (Ustedes son la luz del mundo). Para abordar esta crisis mundial en el seno de la Iglesia católica, Francisco apostó por el "Pueblo de Dios”, por todos los creyentes. “Los delitos de abuso sexual ofenden a Nuestro Señor, causan daños físicos, psicológicos y espirituales a las víctimas, y perjudican a la comunidad de los fieles. Para que estos casos, en todas sus formas, no ocurran más, se necesita una continua y profunda conversión de los corazones”, dice el texto.

Pero… ¿Y entonces? No alcanza con predicar. A pesar de los gestos, los procesos canónicos siguen siendo normados por reglas internas e investigaciones secretas. Y hasta que no se tomen medidas concretas las palabras sobran.

Volvé a escuchar la entrevista completa:

Entrevista | José Lombardi, especialista en Derecho Canónico by airedesantafe