menu
search
Política Javier Milei | Victoria Villarruel | Ley Ómnibus

Surgen tensiones entre Javier Milei y Victoria Villarruel por falta de consensos en leyes clave

Victoria Villarruel reclamó por la necesidad de conocer antes los proyectos que serán enviados. El Presidente "inflexible".

La relación entre el presidente Javier Milei y la vicepresidenta Victoria Villarruel atraviesa un momento de distanciamiento desde que el mandatario le recortó influencia a su segundo al mando en áreas centrales de gobierno. En una tensa reunión de gabinete, Villarruel planteó con firmeza su malestar porque proyectos trascendentales como la Ley Ómnibus y el DNU de desregulación económica llegaron a los medios antes que al Congreso, sin consensos previos.

Milei respondió con inflexibilidad diciendo que así se trabajará en su gestión, y obtuvo el apoyo de otros ministros. Villarruel prefiere no confrontar abiertamente, pero construye un liderazgo propio en el Senado.

LEER MÁSMilei y otro DNU para sacarle 3.200 millones de dólares al Banco Central

javier milei.jpg
Al planteo de Villarruel, Milei respondió con inflexibilidad diciendo que así se trabajará en su gestión, y obtuvo el apoyo de otros ministros.

Al planteo de Villarruel, Milei respondió con inflexibilidad diciendo que así se trabajará en su gestión, y obtuvo el apoyo de otros ministros.

Entretanto, aliados circunstanciales del oficialismo en el Parlamento vienen manifestando su descontento ante la falta de interlocutores válidos en La Rosada para negociar modificaciones a las iniciativas gubernamentales.

LEER MÁS Empleo, producción e inflación en alza, reservas y salarios a la baja: el modelo que dejó el Frente de Todos y la fake news de la híper inminente

Duras palabras de Victoria Villarruel contra Javier Milei Turro.jpg
Aliados circunstanciales del oficialismo en el Parlamento vienen manifestando su descontento ante la falta de interlocutores válidos en La Rosada.

Aliados circunstanciales del oficialismo en el Parlamento vienen manifestando su descontento ante la falta de interlocutores válidos en La Rosada.

Mientras el gobierno se muestra cerrado a cambios, una reciente marcha atrás con el polémico DNU pesquero demuestra que, ante la presión política, Milei eventualmente puede ceder en algunos puntos. El consenso se presenta como el gran desafío hacia adelante.