lunes 13 de septiembre de 2021
Política | Peronismo | Santa Fe | Senadores

Perotti, Cristina y un acuerdo que garantiza equilibrios

Las certezas sólo aparecerán a las 24 de este sábado. Pero a pocas horas del cierre de listas de precandidatos nacionales para las Paso de setiembre, Omar Perotti y Cristina Fernández se reunieron en Buenos Aires y lograron un acuerdo. Se define la situación de Agustín Rossi y Alejandra Rodenas.

Las negociaciones por el armado de las listas de precandidatos a diputados y senadores nacionales dentro del peronismo santafesino podrían compararse con un juego de ajedrez, en el que cada uno mueve sus fichas con cuidado y sobre la base de los movimientos del oponente.

Sin embargo, lo que está en disputa es mucho más que un simple juego. Cada uno de los sectores sabe que debe hacer todo lo posible por alcanzar la victoria; pero también es consciente de que cualquier intento por aniquilar al adversario podría representar una decisión demasiado arriesgada para todos.

Una cosa es "jugar a la política" mientras se está en la oposición, y otra muy distinta es hacerlo mientras se tienen responsabilidades de gobierno. El peronismo no sólo gobierna con delicados equilibrios el país, sino también una provincia clave como Santa Fe.

Lo que se disputa -y arriesga- es mucho más que un puñado de bancas en el Congreso. Se trata, nada más y nada menos, de espacios de poder real de dirigentes con responsabilidades reales.

Es cierto que Omar Perotti no parece ser un dirigente de estrecha confianza del gobierno nacional y del Cristinismo. Pero también es verdad que debilitar al gobernador de Santa Fe representaría una jugada temeraria en la que todos podrían perder. En especial los ciudadanos de esta provincia que, más allá de signos políticos, necesitan de un gobernador con la espalda suficiente como para garantizar la gobernabilidad.

Rossi Perotti_MG_9249.jpg
Mientras Omar Perotti pone en juego su poder dentro del peronismo santafesino, Agustín Rossi parece dispuesto a competir contra las listas acordadas entre el gobernador y la vicepresidenta Cristina Fernández.

Mientras Omar Perotti pone en juego su poder dentro del peronismo santafesino, Agustín Rossi parece dispuesto a competir contra las listas acordadas entre el gobernador y la vicepresidenta Cristina Fernández.

Hasta las primeras horas de este viernes, el escenario del peronismo santafesino frente al cierre de listas de candidatos podía describirse de la siguiente manera:

- Omar Perotti apoyando a Roberto Mirabella como primer candidato al Senado de la Nación y pensando en el senador provincial Marcelo Lewandoski como primer candidato a Diputados.

- Cristina Fernández impulsando a una persona de su máxima confianza, como María de los Angeles Sacnun, como primera candidata al Senado.

- Alberto Fernández aparentemente -nunca existió un planteo explícito en este sentido- avalando a su ministro de Defensa, Agustín Rossi, como primer candidato al Senado, quien se fotografió nada menos que con la vice de Perotti, Alejandra Rodenas, como potencial segunda candidata.

Reunión en Buenos Aires

Pero durante la tarde se produjo una reunió clave entre Perotti y Cristina en el Instituto Patria. Lo que surgió de ese encuentro luce como un principio de acuerdo para garantizar los equilibrios necesarios de cara a las elecciones de este año.

Advertencia: hasta las 24 de este sábado -cuando efectivamente venza el plazo para inscribir candidatos-, cualquier certeza puede convertirse en una simple anécdota. Sin embargo, este es el tablero a pocas horas del cierre de listas.

Todo indica que la lista de precandidatos al Senado de la Nación será encabezada por el senador provincial Marcelo Lewandowski, secundado por María de los Angeles Sacnun. A diferencia de Roberto Mirabella, quien cuenta con escaso nivel de conocimiento en el territorio, Lewandowski representa nada menos que al departamento Rosario, que aglutina el mayor número de votantes en la provincia de Santa Fe. Una base electoral invaluable a la hora de iniciar la campaña.

Perotti aceptó que su hombre de extrema confianza, Roberto Mirabella, no encabece la lista de Senadores; mientras Cristina Fernández avaló la posibilidad de que María de los Angeles Sanun no fuera la primera en la nómina.

Pero lo que trasciende de ese acuerdo va más allá: Roberto Mirabella encabezará la lista de Diputados. De esta forma, si bien Omar Perotti no logró plasmar su plan original, nadie puede decir que salió derrotado en estas negociaciones políticas.

La pregunta que continúa retumbando este sábado es qué decisión tomarán Agustín Rossi y Alejandra Rodenas, quienes jugaron una carta fuerte con la foto que se encargaron de compartir en redes sociales. Difícilmente estos dirigentes tomaron esa decisión sin un aval político desde las más altas esferas del peronismo nacional.

Fórmula Rossi - Rodenas para el Senado.jpg
Agustín Rossi y Alejandra Rodenas jugaron una carta fuerte al difundir fotografías a pocas horas del cierre de listas de candidatos dentro del peronismo.

Agustín Rossi y Alejandra Rodenas jugaron una carta fuerte al difundir fotografías a pocas horas del cierre de listas de candidatos dentro del peronismo.

Si la decisión se sostiene y efectivamente hay internas dentro del peronismo santafesino, Rossi y Rodenas deberán enfrentar una serie de escollos evidentes:

- El actual ministro de Defensa cuenta con alto nivel de conocimiento y quizá un piso nada despreciable de votos, pero las experiencias de las últimas elecciones vienen demostrando que su techo electoral no parece resultar suficiente como para salir victorioso.

- Si efectivamente Cristina Fernández avaló a María de los Angeles Sacnun como segunda en la la lista para el Senado y a Mirabella como cabeza de lista para Diputados; Rossi y Rodenas no contarían con el apoyo explícito de la vicepresidenta.

Solo restan unas cuantas horas para que el tablero se defina. A las 24 de este sábado se sabrá si habrá internas en el peronismo santafesino o si, a pesar de las diferencias, se habrán alcanzado listas de unidad.

Lo que a primeras horas de este sábado luce como certeza, puede convertirse en anécdota. Sin embargo, cada uno de los sectores mueve sus últimas fichas.

Lo que está en juego, es demasiado importante.

Dejá tu comentario