menu
search
Política Prepagas | Aumentos |

Belocopitt renunció a la cámara de las prepagas tras los cruces con el Gobierno por los aumentos

El presidente de la Unión Argentina de la Salud, Claudio Belocopitt, decidió renunciar tras los cruces con el gobierno por los aumentos de las prepagas.

Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical Group, renunció a la presidencia de la Unión Argentina de Salud (UAS), tras las duras acusaciones de cartelización recibidas desde el Gobierno. La cámara es cuestionada por el Gobierno, que rechaza los fuertes aumentos en el valor de las cuotas de las prepagas.

"Como todos ustedes saben, en los últimos días, el sector de la salud privada ha recibido reproches y observaciones por parte de funcionarios del gobierno nacional", dijo Belocopitt en el comunicado de renuncia.

Claudio Belocopitt.jpg
La cámara es cuestionada por el Gobierno, que rechaza los fuertes aumentos en el valor de las cuotas de las prepagas.

La cámara es cuestionada por el Gobierno, que rechaza los fuertes aumentos en el valor de las cuotas de las prepagas.

LEER MÁSCuál es la PREPAGA que promete congelar sus precios por 6 meses

Señaló que “con la necesidad de preservar la posibilidad de que todos los canales de diálogo sean considerados, y entendiendo que quizás el debate sobre mi persona sea obstáculo para lograr posiciones superadoras, he considerado procedente y necesario renunciar a la presidencia de la Unión Argentina de Salud”.

El impulsor de los aumentos de las prepagas

Para el empresario, "debe ser prioridad de todas las asociaciones que integran la Federación poder seguir prestando el servicio de salud a más del 70% de la población argentina, con la misma calidad en la que se han invertido esfuerzos durante tantos años".

"Por eso, se deben despejar subjetividades que obstruyan la posibilidad de encontrar salidas consensuadas, basadas en debates técnicos, realidades de mercado y equilibrios económico financieros", indicó.

Belocopitt es el principal impulsor de los fuertes aumentos en las cuotas desatados luego del decreto que desreguló al sector.

Esos incrementos, que superan largamente el 150%, llevaron a que más del 10 por ciento de los afiliados a las prepagas deba darse de baja.