lunes 22 de noviembre de 2021
Política | FMI | Alberto Fernández |

Alberto Fernández busca recuperar el centro de la escena con un acuerdo inminente con el FMI

El presidente Alberto Fernández quiere relanzar la segunda etapa de su gestión con nuevos aliados y una estrategia económica que le permita ganar oxígeno con vistas a las elecciones de 2023.

En un intento por recuperar centralidad política tras la derrota electoral del domingo pasado –la peor que sufrió el peronismo desde 1983–, el presidente Alberto Fernández busca relanzar la segunda etapa de su gestión con nuevos aliados y una estrategia económica que le permita ganar algo de oxígeno con vistas a las elecciones presidenciales de 2023.

“La idea es empoderar a Alberto y a su gestión para no mostrarnos como un gobierno débil. Logramos remontar en Buenos Aires y ganar las provincias de Chaco y Tierra del Fuego; nos mantenemos como primera minoría en (la Cámara de) Diputados. Eso nos da otra oportunidad. Ahora la prioridad es el acuerdo con el Fondo (Monetario Internacional) y eso regirá la relación con la oposición”, señalan en la Casa Rosada.

Alberto Fernandez acto Dia de la Militancia 2.jpg
La Cámpora, que conduce Máximo Kirchner, llegó al acto del Día de la Militancia cuando estaba terminando.

La Cámpora, que conduce Máximo Kirchner, llegó al acto del Día de la Militancia cuando estaba terminando.

A Alberto Fernández lo guía el instinto de supervivencia: para evitar que el kirchnerismo lo termine de fagocitar, ahora se muestra rodeado de los gobernadores del PJ, intendentes y sindicalistas, con quienes se abrazó en el acto del Día de la Militancia el miércoles pasado. Cristina Kirchner no figuró y la agrupación La Cámpora, que lidera su hijo Máximo, llegó deliberadamente tarde al acto, al cual fueron invitados a última hora.

Por ahora no se vislumbra una ruptura

Las tensiones están latentes, pero por ahora nada preanuncia una ruptura: la unidad es con todos adentro, pregona Fernández. La vicepresidenta deja hacer: quiere que sea el presidente quien sufra los costos de las duras decisiones económicas por venir.

Cristina con logo elecciones.jpg
Cristina deja hacer y evita intervenir frente a las duras decisiones que el gobierno deberá tomar en materia económica.

Cristina deja hacer y evita intervenir frente a las duras decisiones que el gobierno deberá tomar en materia económica.

Esas decisiones económicas estarán atadas al acuerdo que el presidente Fernández quiere sellar con el FMI antes de fin de año por la renegociación de la deuda. Las primera y segunda semanas de diciembre serán claves. De avanzar en las negociaciones hacia un principio de entendimiento –que incluirá el presupuesto 2022 y los sucesivos–, el proyecto será enviado al Congreso. Serán metas a tres o cinco años –no está definido– sobre exigencias del Fondo. “Se tratará de la convergencia en busca de la sustentabilidad: metas fiscales (subsidios y tarifas), monetarias, cambiarias (devaluación progresiva), inflacionarias y financieras”, dijo una fuente oficial.

En paralelo, el Gobierno convocará al Consejo Económico y Social, que reúne a empresarios, sindicatos, intelectuales, para darle marco de amplio consenso a la iniciativa.

La incógnita es si la oposición apoyará el acuerdo. En el oficialismo buscan meter una cuña en Juntos por el Cambio, hoy dividido entre los “halcones” (Mauricio Macri y Patricia Bullrich) y las “palomas” (entre quienes se cuentan Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Emilio Monzó y Gerardo Morales).

Un dardo de Bullrich hacia Larreta

La fisura está expuesta: la semana pasada Bullrich criticó tácitamente la estrategia electoral de su rival Rodríguez Larreta al comentar que el resultado de las elecciones del domingo en la Capital la había decepcionado, mientras que a nivel nacional había sido un éxito. No fue inocente. La estrategia porteña y bonaerense fue diseñada por Larreta –el enroque de distritos de María Eugenia Vidal como candidata en la Ciudad y Diego Santilli en la provincia- y la campaña nacional la encabezó Bullrich como presidenta del PRO. Se comienza a dirimir la competencia presidencial de 2023.

larreta bullrich.jpg
Horacio Larreta y Patricia Bullrich tienen aspiraciones presidenciales par 2023. La interna en el PRO es visible.

Horacio Larreta y Patricia Bullrich tienen aspiraciones presidenciales par 2023. La interna en el PRO es visible.

El oficialismo sigue de cerca estas vicisitudes opositoras. Bajo el lema “divide y reinarás”, Fernández buscará acercarse a Rodríguez Larreta y a los gobernadores de la UCR en procura de apoyo para el acuerdo con el FMI. Los cree más permeables que a Bullrich y a Macri por cuestiones de gobernabilidad en sus distritos.

Mientras tanto, el Presidente ya obtuvo la promesa de su vicepresidenta de respaldar las negociaciones con el FMI y al ministro de Economía, Martín Guzmán para renegociar la deuda de 44.000 millones de dólares a diez años y una rebaja sustancial de las tasas.

En la Casa Rosada dejan trascender que Cristina Kirchner aceptaría algunos ajustes para reducir el déficit fiscal, como exige el Fondo. Sin embargo, nadie pone las manos en el fuego por ello. Para el FMI, el aval explícito de la vicepresidenta es condición imprescindible antes de avanzar en un acuerdo con Fernández. Ambos lo saben y, aunque la relación entre ellos es distante, son conscientes que aún se necesitan el uno del otro para su propia supervivencia política.