sábado 27 de noviembre de 2021
Policiales robos | comercio |

Un fin de semana para el olvido: una panadería fue asaltada dos veces en 48 horas

Los dos robos ocurrieron a plena luz del sábado y del domingo. Los dueños del comercio tuvieron que llamar varias veces al 911 para que llegara un móvil policial.

La inseguridad golpea también en barrio Barranquitas, luego de un "cese" de los robos producto de la cuarentena. Una reconocida panadería barrial fue blanco de la delincuencia en dos oportunidades durante el fin de semana. Los dos hechos ocurrieron a plena luz del día y los comerciantes aseguran que debieron llamar varias veces para que llegara un móvil policial.

De nada le sirve a la panadería La Veneciana su ubicación. A una cuadra de Presidente Perón y a 500 metros de la Avenida López y Planes y la Comisaría 6ta, el comercio fue asaltado en la mañana del sábado y pasado el mediodía del domingo.

Patricia, dueña de la panadería de calle Brasil al 4.500 contó al móvil de Aire de Santa Fe que dos ladrones armados asaltaron a un hombre distribuidor de harina mientras descargaba en el comercio. "No tenía plata, así que los ladrones se fueron", relató la mujer al periodista Mariano Fusco. Pese a que se dio aviso a la Policía, "nunca vino".

panaderia robo barranquitas 2.jpg

La propietaria del local no tuvo tiempo de apaciguar el susto. Al día siguiente, cerca de las 13 del domingo, otro delincuente se acercó al comercio con un arma de fuego. Familiares y empleados de la panadería La Veneciana sospecharon de la situación apenas avistaron al sujeto, por lo que alcanzaron a cerrar el portón del depósito que da a la calle.

Leer más ► Barrio Liceo Norte: quebraron la puerta por la mitad y robaron en una clínica

El ladrón intentó entonces robar el auto de uno de los factureros que había llegado al comercio acompañado por su nieto de un año. El pequeño lo esperaba en el vehículo que el delincuente intentó llevarse. "Primero le pidió plata, el hombre le dijo que no tenía y entonces dijo que le diera las llaves del auto", contó Patricia. El comerciante se negó argumentando la presencia del niño en el coche. "Le temblaba la mano en la que llevaba el arma. Tenía miedo de que se le escapara un tiro y le pegue al bebé", recordó la dueña de la panadería.

En ese momento, el sonido del celular de la encargada del comercio llamó la atención del ladrón, quien se le acercó velozmente y la obligó a darle el dinero recaudado. "Se llevó $30.000 y el celular de ella", dijo Patricia.

panaderia robo barranquitas 3.jpg

Otra vez, de nada sirvió los reiterados llamados al 911. "Llamó mi nuera y después volví a llamar yo levantando el tono -aseguró la mujer-, pero siempre dicen lo mismo, que ellos pueden encontrarlo y meterlo preso, pero entra por una puerta y sale por la otra".

Leer más ► Sauce Viejo: detuvieron a un evadido de la cárcel que se quedó dormido cuando robaba en una casa

La ola de robos que azotaba al barrio en los primeros meses del 2020 mermó desde la cuarentena obligatoria por coronavirus. Pero el flagelo de la inseguridad volvió a hacerse presente en las últimas semanas con la flexibilización de las medidas, según el testimonio de la comerciante.

Volvé a escuchar el informe de Mariano Fusco en Aire de Santa Fe

Temas