lunes 6 de julio de 2020
Policiales | inseguridad |

Se hicieron pasar por empleadas del API y robaron la jubilación de un matrimonio de abuelos

Las víctimas son dos abuelos de unos 80 años que viven en el barrio Belgrano de la ciudad de Santa Fe. Desde API advierten que no están desarrollando tareas de inspección.

Un matrimonio de adultos mayores fue víctima del engaño de dos mujeres que se hicieron pasar por trabajadoras de la Administración Provincial de Impuestos (API). El episodio ocurrió este mediodía en una vivienda de calle Vieytes al 2.900, donde las ladronas aprovecharon la amabilidad de los abuelos para sustraerles el dinero de la jubilación. Desde API aclararon que no realizan ningún tipo de inspección a domicilios particulares.

En pleno mediodía, las mujeres se acercaron a la casa de Lidia y Antonio, dos abuelos de 80 años, asegurando que se encontraban realizando tareas de agrimensura y debían ingresar a las habitaciones del domicilio para medir las superficies del interior del edificio.

cuento del tio barrio belgrano.jpg
Calle Vieytes al 2.900 de la ciudad de Santa Fe, donde las ladronas engañaron a un matrimoniod e abuelos.

Calle Vieytes al 2.900 de la ciudad de Santa Fe, donde las ladronas engañaron a un matrimoniod e abuelos.

Una de las mujeres exhibió un carné que confirmaba su presunta pertenencia al API. "Decían que estaban haciendo un censo y que tenían que ver todas las habitaciones de la casa para contar los metros cuadrados y ver los planos", relató Lidia al periodista Julián Brochero desde el móvil de Aire de Santa Fe.

Convencidos por el argumento, los abuelos permitieron el ingreso de una de las estafadoras que recorrió los ambientes de la vivienda de barrio Belgrano y observó cuando Antonio manipulaba dinero de uno de los cajones del dormitorio.

Leer más ► Estafas: investigan ocho denuncias contra una concesionaria

Luego, la mujer descrita como rubia y de contextura física grande, dijo a los abuelos que iría a buscar a otra compañera de trabajo a una casa vecina. Así, mientras la segunda mujer distraía al matrimonio en el interior de la vivienda, la primera ingresaba por una puerta entreabierta que daba hacia la habitación donde el hombre guardaba el dinero de la jubilación.

Los dueños de la casa solo se dieron cuenta varios minutos más tarde, cuando el abuelo quiso buscar efectivo. El dinero que guardaba en el cajón no estaba más.

La denuncia fue radicada en la Comisaría 11°. "Lo contamos para que no le pase a otro", finalizó Antonio.

Embed

Desde la Administración Provincial de Impuestos recordaron a la población que ninguna de las secciones que la conforman realizan inspecciones en domicilios particulares.

"No tenemos ningún área que pueda tener contacto con personas que no sean contribuyentes, sólo se realizan procedimientos masivos a principios de año para repartir la boleta de impuesto inmobiliario, pero siempre se avisa con anticipación", dijo Martín Ávalos, titular de API, a Aire Digital. En este tipo de contacto, el personal de la Administración se contacta previamente con el contribuyente y acuerdan día y horario de la entrega de la boleta en el domicilio fiscal, informando además los datos del personal del Correo Argentino que se acercará.

Temas