domingo 13 de junio de 2021
Policiales San José del Rincón | abuso sexual |

San José del Rincón: violó a integrantes de su entorno familiar por más de 30 años

El aberrante caso se ventiló luego de un juicio abreviado que tuvo lugar en tribunales en donde el imputado fue condenado a 16 años de prisión efectiva. Los abusos tuvieron como víctimas a su hija, una mujer con la que mantenía una relación de pareja y de dos hijas, un hijo y una nieta de ella.

La Justicia provincial condenó este viernes a un hombre de 56 años, identificado como C.A.O., por haber abusado sexualmente, durante más de 30 años, a miembros de su entorno familiar. La sentencia fue impuesta por un tribunal conformado por los jueces Jorge Patrizi, Sergio Carraro y Leandro Lazzarini, en el marco de un juicio abreviado en donde el violador aceptó los cargos imputados.

El fallo, que sienta un precedente en la historia judicial de Santa Fe, impuso una pena de 16 años de prisión tras haber declarado autor de los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante; abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores agravada (por la edad de las víctimas y por la guarda)" en perjuicio de seis víctimas.

El caso se ventiló luego de una investigación que llevó adelante la fiscal del área de Violencia de Género, Familiar y Sexual, Alejandra Del Río Ayala, que luego de una profunda pesquisa, estableció que los abusos fueron cometidos entre 1984 y 2015 y tuvieron lugar en la ciudad de San José del Rincón.

La apertura de la causa tuvo su inicio en 2019 a raíz de una denuncia radicada por una de las víctimas en sede policial. A partir de allí, se inició una camino judicial que como primer paso logró llevar a audiencia imputativa al agresor sexual y posteriormente que permanezca detenido bajo la medida cautelar de prisión preventiva.

Mediante un comunicado oficial, la fiscal aseguró que "el condenado vulneró en reiteradas oportunidades la integridad sexual de integrantes de su entorno familiar”. Además, precisó que “excepto la mujer que fue su pareja durante 30 años, las otras cinco víctimas eran menores de edad que transitaban su escolaridad primaria al momento de sufrir los ilícitos”.

ale del rio.jpg
Alejandra Del Río Ayala, fiscal a cargo de la causa. 

Alejandra Del Río Ayala, fiscal a cargo de la causa.

“Esta investigación sienta un precedente y es uno de los denominados leading case en la provincia de Santa Fe”, resaltó Del Río Ayala tras explicar que desde una mirada tradicional de la prescripción, no se hubiera podido investigar gran parte de los abusos y tampoco llegar a una condena.

“Tras una apelación que presentamos, el camarista Bruno Netri entendió que los ilícitos no estaban prescriptos y habilitó la posibilidad de seguir investigando lo que había ocurrido en esa familia”, valoró la funcionaria del MPA.

“Cuestionamos los plazos de la prescripción desde el paradigma de los Derechos Humanos de las víctimas de abuso sexual, y el magistrado de segunda instancia hizo lugar a nuestros argumentos”, sostuvo. “Hay principios del Derecho, garantías constitucionales y gran cantidad de doctrina, jurisprudencia y normativa que establece que los delitos contra la integridad sexual tienen un inicio del plazo de prescripción distinto”, añadió.

Contexto de violencia

“De acuerdo con lo que investigamos, había un marcado contexto de violencia física, psicológica y económica al que el condenado sometía a quienes convivían con él”, argumentó la fiscal, y detalló que “la mayoría de los hechos ilícitos sucedieron en dos viviendas ubicadas en Rincón”.

“Dadas sus características, los hechos delictivos tuvieron entidad suficiente para interferir en el libre y progresivo desarrollo sexual de las víctimas que eran niños y adolescentes cuando los padecieron”, señaló la funcionaria del MPA.

"Había un marcado contexto de violencia física, psicológica y económica al que el condenado sometía a quienes convivían con él", dijo la fiscal "Había un marcado contexto de violencia física, psicológica y económica al que el condenado sometía a quienes convivían con él", dijo la fiscal

Del Río Ayala destacó que “en más de una ocasión, el hombre amenazó al hijo de su pareja con matar a familiares de ambos, e incluso lo amedrentó con un cuchillo y le tapó la boca para que no gritara”.

En cuanto a los ilícitos cometidos en perjuicio de la mujer que era su pareja, la fiscal aseveró que “el condenado la obligó a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad”, y narró que “solía golpearla para evitar que ella opusiera resistencia al abuso”.