miércoles 3 de junio de 2020
Policiales | Rosario | cuarentena | Santa Fe

Saín, durísimo con el juez que rechazó la imputación al empresario sospechado de quebrantar 14 veces la cuarentena

Una polémica jurídica que demuestra que los magistrados tienen "dos bibliotecas" para decidir una misma acusación y un caso con atisbos de corrupción policial.

“¿Que tal? El ex fiscal Foppiani, un doctrinario del derecho penal”, abrió con suma ironía un post en su cuenta de twitter el ministro de Seguridad de Santa Fe Marcelo Saín. El funcionario instaló la controversia y explotó luego de que le otorgara la libertad al empresario gastronómico Roberto Daniel Dutra, al considerar que no cometió delito ni incumplió la cuarentena porque estaba dentro de la excepciones para circular.

Lo inusual es que dos días antes una jueza había convalidado la imputación por 14 quebrantamientos al decreto presidencial. El juez defendió públicamente su decisión, y el Colegio de Magistrados de Rosario expresó que Saín se manifestó “livianamente”.

Marcelo Fabián Sain on Twitter

Lo controversia de este berenjenal jurídico donde se delata que “hay dos bibliotecas” para decidir un mismo caso comenzó formalmente el domingo 29 de marzo, luego de que Dutra, empresario dueño de Catering Gourmet, fuera detenido y llevado a una audiencia imputativa. En ese trámite el fiscal Gustavo Ponce Ashad le achacó incumplir 14 veces el aislamiento obligatorio dispuesto por el gobierno nacional a través de los decretos 260/20 y 297/20.

Marcelo Fabián Sain on Twitter

El titular de la acusación expuso que el socio gerente de la firma que elabora viandas de comida para hospitales públicos y sanatorios privados debía permanecer en cuarentena porque su novia había regresado de Estados Unidos a Rosario el 15 de marzo, y porque además no tenía permiso o certificado como exceptuado para circular.

Es que Dutra fue denunciado por la custodia privada de la torre residencial donde vive de haber salido varias veces a la calle, y por eso se ordenó la detención el jueves 26 de marzo. Fue hallado dentro del departamento del piso 37 de las Torres Maui, ubicado frente al río, en la zona residencial de avenida de la Costa Estanislao López al 2100.

Leer más ► Un empresario de Rosario fue imputado por violar 14 veces la cuarentena obligatoria

En la audiencia imputativa del domingo la jueza Irma Patricia Bilotta aceptó el encuadre legal del caso por los delitos de “violación de medidas contra epidemias, resistencia y desobediencia a la autoridad", dejó abierta la investigación y, tras un acuerdo de partes, ordenó la libertad del empresario. Además, fijó una fianza de un millón de pesos, suma que se depositó en el Banco Municipal.

Sin embargo, tras regresar a su casa, el lunes Dutra tomó las llaves de su Mini Cooper, le dijo a su novia Roxana W. que subiera y ambos se dirigieron a la comisaría 5ª (Italia 2100) a buscar pertenencias que se había olvidado mientras estuvo demorado. Los policías se sorprendieron al verlo nuevamente por ahí y le comunicaron la situación al fiscal. El funcionario ordenó detenerlo nuevamente al considerar que, por decimoquinta vez, había desobedecido el aislamiento obligatorio.

Leer más ► Desaprensivo y descarado: imputado por violar 14 veces la cuarentena, volvió a quedar detenido

El certificado trucho de “mucamo” y la trama de vínculos

El empresario afronta otro reproche penal porque en algunos de los incumplimientos habría exhibido un certificado aparentemente trucho del Hospital del Centenario donde figuraba como “mucamo”, copia que se viralizó por redes sociales. Pero al menos hasta el viernes, a pesar de varios esfuerzos, requisas y medidas, la Fiscalía no pudo encontrar ese documento, lo cual impidió avanzar en la imputación.

certificado trucho dutra.JPG

¿Cómo se viralizó y luego desapareció? Un misterio. Ese es otro capítulo de la historia donde podría haber más actores involucrados, porque se sospecha de alguna connivencia para hacer desaparecer el papel. El certificado fue firmado por la directora del Hospital Centenario, Claudia Perouch. La funcionaria denunció que ella no lo había extendido y solicitó que la Fiscalía investigue.

Esa parte de la historia se hilvana con un procedimiento en la casa de tres policías de la Comisaría 9ª que el jueves (tras la liberación de Dutra) se presentaron en las Torres Maui invocando un allanamiento supuestamente ordenado por el fiscal Ponce Asahad, pero que no contaban con la autorización alguna.

La custodia del lugar no los dejó entrar y comunicó la situación al fiscal, quien negó haber ordenado esa medida y puso en conocimiento de la conducta de los uniformados a la Agencia de Criminalidad y Delitos Complejos.

Desde el organismo se ordenaron allanamientos en las viviendas de los tres policías, de donde se secuestraron varios teléfonos celulares que contendrían datos valiosos para desentrañar los lazos que mantenía con Dutra y sus allegados.

Es una pesquisa paralela que recién comienza, pero que con el correr de los días podría sacar a la luz jugosos vínculos en la trama del caso, según confiaron a Aire Digital fuentes cercanas a la pesquisa. Es que esos mismos policías también participaron de allanamientos que la semana pasada ordenó el fiscal cuando intentaba recuperar de la casa de Dutra el certificado de “Mucamo”, cuyo destino ahora es un misterio.

Leer más ► Los que no quieren aislarse en sus mansiones y ponen en riesgo a todos

Ni cadete ni cocinero

Lo cierto es que el miércoles de esta semana se realizó la segunda audiencia imputativa contra Dutra por el incumplimento a la cuarentena, tramite que esta vez fue presidido por el juez Nicolás Foppiani. El fiscal le achacó a Dutra y a su novia haberse trasladado a la comisaría sin autorización, encuadre legal calcado al que utilizó 72 horas antes cuando le endilgó los 14 incumplimientos. Reiteró que no estaba exceptuado, y dijo que como socio gerente de su empresa, tranquilamente podía desarrollar su trabajo con la modalidad home office (en la casa).

detención roberto dutra rosario _JJG 01_marca.jpg
Roberto Dutra, el empresario que violó 14 veces la cuarentena y sigue libre.

Roberto Dutra, el empresario que violó 14 veces la cuarentena y sigue libre.

“No hace las compras de los alimentos, no los cocina, no prepara las viandas ni hace de cadete o delivery”, recalcó Ponce Asahad luego de lo cual pidió 15 días de prisión efectiva para Dutra y el mismo lapso para la novia, pero bajo la modalidad domiciliaria.

Los abogados defensores Adrián Martínez y Carlos Varela refutaron que a su cliente lo alcanzan las prerrogativas del decreto presidencial porque distribuye raciones de comida en hospitales y sanatorios, considerado un servicio esencial en el contexto de la pandemia. Y remarcaron que el fiscal hizo una valoración errónea de la disposición del gobierno nacional.

Según el juez, no rompió la cuarentena

Tras escuchar a las partes el juez Nicolás Foppiani resolvió otorgarle la libertad a la pareja. Pero no solo eso, porque también resolvió sobre hechos imputados en la audiencia anterior, a los que calificó de “atípicos”.

juez foppiani.jpg
Nicolás Foppiani, el juez cuestionado por el ministro Marcelo Sain.

Nicolás Foppiani, el juez cuestionado por el ministro Marcelo Sain.

Una postura inusual, porque analizó la decisión de su colega Bilotta, una tarea que en todo caso es reservada para los jueces de segunda instancia. En relación al hecho tratado en esa audiencia, Foppiani precisó que Dutra y su pareja estaban “dentro de las excepciones previstas en el decreto 297/20”.

“Al no configurarse apariencia de responsabilidad ni la existencia de un riesgo procesal, se rechaza el pedido de prisión preventiva”, decidió Foppiani, tras lo cual dispuso la inmediata libertad de ambos previa constitución de domicilio. Según ese análisis, la pareja puede circular porque la empresa de Foppiani distribuye viandas de comida y provee a hospitales públicos y sanatorios privados, servicios esenciales exceptuados en el decreto presidencial del 20 de marzo. El fiscal se quedó atónito al ver que su estrategia acusatoria se borraba de un plumazo.

Saín, sin filtro

La disparidad jurídica entre Bilotta y Foppiani por el tratamiento de hechos calcados detonó la inmediata reacción del ministro de Seguridad de Santa Fe. A minutos de concluida la audiencia, Saín posteó con ironía en su cuenta de Twitter: "¿Que tal? El ex fiscal Foppiani, un doctrinario del derecho penal”, y agregó imágenes del acta oficial del trámite.

Después abrió un hilo con otros dos comentarios. “Es enorme el daño institucional que genera Foppiani con esta interpretación porfiada e infundada al enorme esfuerzo que viene haciendo el MPA (Ministerio Público de la Acusación) y la Policía de Santa Fe para evitar muertes”. “Se ve que Foppiani desconoce los decretos 260/20 y 297/20, pero creo que es un desconocimiento doloso”, arremetió con una acusación mucho más seria.

Marcelo Fabián Sain on Twitter

A las pocas horas Foppiani ofreció una entrevista televisiva donde evitó los roces, pero sostuvo su decisión y que apoya “a las autoridades que desarrollan una tarea denodada", en referencia al control del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus.

“Se erigió en juez revisor, fue arbitrario”

El fiscal Ponce Asahad adelantó a Aire Digital que apelará la resolución ante la segunda instancia penal. Según su mirada Foppiani adoptó “una postura arbitraria, se erigió en juez revisor y ostentó atribuciones de un camarista” cuando dice que fueron “atípicos” los 14 hechos que convalidó Bilotta dos días antes.

Además, desde la Fiscalía se agravian porque el juez prioriza la libertad ambulatoria del Dutra en vez de resguardar el bien jurídico más preciado, la salud de las personas, sobre todo en este grave contexto sanitario.

fiscal gustavo ponce asahad _ph Andrés Mancera _9x16.jpg
Gustavo Ponce Asahad, el fiscal que imputó al empresario Roberto Dutra.

Gustavo Ponce Asahad, el fiscal que imputó al empresario Roberto Dutra.

En el MPA entienden que Foppiani hizo una interpretación caprichosa de las disposiciones del Poder Ejecutivo Nacional que recomiendan el estricto y obligatorio aislamiento para evitar la propagación del Covid-19. Que incluso se apartó de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación al análisis de las personas que visitaron zonas donde circuló el virus, las cuales sin presentar síntomas, como en el caso de la novia de Dutra, igualmente pueden ser potenciales vectores del virus.

Para la Fiscalía, el juez prioriza la libertad ambulatoria del Dutra en vez de resguardar el bien jurídico más preciado, la salud de las personas.

Dichos expresados “livianamente”

Planteada la controversia y conocida la áspera crítica de Saín en las redes sociales, el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Rosario se plantó corporativamente y replicó a través de un comunicado oficial, donde muestran “profunda preocupación ante los dichos expresados livianamente” por el funcionario.

“Las declaraciones importan un menoscabo a la función que no se condice con la realidad de las tareas que aún en estos tiempos siguen desarrollando los operadores del servicio de justicia”, dice un tramo de escrito.

Más adelante la entidad que nuclea a los jueces remarca que “las opiniones como las vertidas por quienes se desempeñan en otro Poder del Estado, no sólo afectan el deber de objetividad, sino la independencia de los jueces en la adopción de sus decisiones, y en nada contribuyen al fortalecimiento de las instituciones del Estado".

Advierten que “la genérica descalificación y la atribución generalizada de sospechas contra el magistrado no pueden constituir el modo en que deben encauzarse los desacuerdos en un Estado democrático de Derecho, más aún cuando la decisión adoptada no se encuentra firme. La controversia no se agota en este intercambio. En los próximos días se verá qué decide el juez de segunda instancia encargado de revisar lo actuado por Foppiani", conluyen.

Dejá tu comentario