menu
search
Policiales Narcotráfico | Esperanza | Coronda

Procesaron al presunto narco por el que fueron detenidos los jefes de drogas de Coronda y Esperanza

Se trata de Daniel Carlos Segovia, investigado a raíz de una denuncia por violencia de género que terminó con el secuestro de drogas, armas y municiones en un departamento interno de Castelli al 4300 de Santa Fe. Para la Justicia, recibía protección de los jefes de las Brigadas de Coronda y Esperanza.

Daniel Carlos Segovia (41), el presunto narcotraficante por el cual fueron detenidos los jefes de drogas de Esperanza y Coronda, fue procesado en la Justicia federal por haber tenido en una casa de Castelli 4300 de la ciudad de Santa Fe -en donde residió hasta mayo de este año con su pareja- drogas, armas y municiones.

El fallo judicial, que lleva la firma del juez Aurelio Cuello Murúa, a cargo del Juzgado Federal N°2, declaró a Segovia autor presuntamente responsable de tenencia con estupefacientes con fines comerciales y además ordenó la prisión preventiva sin plazos y un embargo de $1.200.000 sobre sus bienes.

Los cargos contra el santafesino, que durante la audiencia indagatoria dijo ser albañil y prestamista, surgieron a partir de un procedimiento ejecutado el 14 de mayo de este año por una denuncia al 911 por violencia de género. En ese entonces, la policía llegó al domicilio y halló drogas, balanzas, armas de guerra, 500 proyectiles, miras telescópicas, un fusil y distintos cargadores. Sin embargo, no dieron con Segovia, ya que un rato antes se fue del lugar.

Desde aquel momento, el presunto narco quedó en la mira de la Justicia provincial, por el caso de violencia de género y luego por el fiscal federal Walter Rodríguez, quien pidió su captura, la cual se concretó el pasado 8 de agosto, cuando Segovia salía de un edificio de avenida Alem al 3200 de Santa Fe.

segovia.jpg
La casa en la que vivía Segovia, junto con su pareja, mientras se encontraba custodiada por la policía.

La casa en la que vivía Segovia, junto con su pareja, mientras se encontraba custodiada por la policía.

LEER MÁS ► Procesaron con prisión preventiva a los exjefes de drogas de Coronda y Esperanza acusados de encubrir a un narco

La detención estuvo a cargo de agentes de la Prefectura Naval Argentina (PNA) que le secuestraron dos teléfonos que tenía en su poder y a su vez allanaron el departamento (del piso 6) donde se ocultaba. Allí, encontraron 13 gramos de cocaína y la llave de un Chevrolet Astra que utilizó durante el tiempo que se mantuvo prófugo de la Justicia.

Vínculos policiales

El santafesino, que supo residir en un departamento de la zona del Puerto de Santa Fe y en una quinta de Arroyo Leyes, también quedó bajo la lupa judicial a raíz de una denuncia anónima que llegó a la Fiscalía Federal N°1 de Santa Fe, a cargo de Gustavo Onel, y que acusó a un grupo de policías del área de drogas de encubrir a Segovia.

La denuncia aportó además un video en el cual se vio a un hombre, que después se confirmó que era Segovia, descender con una bolsa de dinero de Volskwagen Nivus y dirigirse hacia un Volskwagen Gol que pertenecía a la Brigada de Drogas de Esperanza que tenía para ese entonces al Subcomisario Lucas Gabriel Nos. Mediante una serie de informes y entrevistas, la Fiscalía detectó que el video fue grabado en de febrero y que el vehículo fue retirado desde el 24 al 28 de ese mes por el suboficial Matías Cosentini oficiaba como numerario de la brigada.

unidad regional xi esperanza departamento las colonias.JPG
La Brigada funcionaba dentro de la Unidad Regional XI del departamento Las Colonias.

La Brigada funcionaba dentro de la Unidad Regional XI del departamento Las Colonias.

El retiro del vehículo fue cuando el jefe Nos se encontraba de licencia y la repartición había quedado a cargo del entonces jefe de la Brigada de Antidrogas de Coronda, Rubén David Moyano. Sin embargo, la Fiscalía responsabilizó a Nos de que a pesar de haber estado de vacaciones, mantuvo contactos con personal de la Fiscalía por otras causas e inclusive participó de un allanamiento.

Por la investigación, los tres policías fueron detenidos en distintos momentos: tanto el subcomisario Nos y el suboficial Cosentini fueron arrestados por agentes de la Policía Federal el 31 de julio pasado; mientras que Moyano fue apresado 4 de agosto en otro procedimiento de la PFA.

LEER MÁS ► Atraparon al narco prófugo por el cual fueron detenidos los jefes de drogas de Coronda y Esperanza

Los tres fueron procesados por el juez Reinaldo Rodríguez que los declaró presuntos coautores del delito de malversación de caudales públicos por la irregular utilización del Volskwagen Gol que fue retirado de la Brigada sin estar asignado a alguna investigación; y por el encubrimiento de Segovia, que fue triplemente agravado, por ser el hecho precedente, un delito especialmente grave, por actuar con ánimo de lucro y por ser funcionarios públicos, también en calidad de coautores penalmente responsables, ambas figuras en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cada uno de ellos en calidad de autor.

La resolución del juez, a la que tuvo acceso AIRE, ordenó que los policías atraviesen detenidos, con prisión preventiva, la causa judicial y se les trabe un embargo judicial, a cada uno, por $2.000.000 sobre sus bienes.

Antecedente familiar

Segovia además es el hijo de Rubén Carlos Segovia, el hombre de 62 años, que fue asesinado durante la madrugada del 10 de abril pasado en San Luis, casi Irigoyen Freyre de la ciudad de Santa Fe.

El crimen ocurrió cuando Segovia padre estaba a bordo de un Volkswagen Senda oscuro y fue atacado a puñaladas por un homicida que hasta el momento no pudo ser identificado. En principio se sospechó de una pareja que fue detenida e imputada en tribunales, pero luego fue desvinculada tras comprobarse que al momento del sangriento suceso se encontraban en bulevar Pellegrini y no en la zona donde fue asesinado Segovia.

homicidio calle san luis rubén carlos segovia.jpg
El auto en el que estaba Segovia quedó en el lugar y fue hallado en marcha y con las luces encendidas.

El auto en el que estaba Segovia quedó en el lugar y fue hallado en marcha y con las luces encendidas.

Unos años atrás, el veterano había purgado una condena de cuatro años de prisión tras haber sido detenido en 2014 en Monseñor Zaspe al 3900 con un bolso que tenía marihuana, cocaína y más de 50 tubos eppendorf vacíos, celulares y efectivo. Por ese procedimiento, Segovia (que era oriundo de Chaco, pero vivía desde hacía varios años en Santa Fe) fue condenado a cuatro años de prisión el 27 de diciembre del 2015 en el Tribunal Oral Federal. Un año después, el tribunal federal santafesino le otorgó la libertad condicional y permitió que Segovia transite libre el resto de pena, la cual venció el 21 de abril del 2018.

No obstante, pesaba sobre el hombre de 62 años una causa por abuso sexual que se tramitaba en la Fiscalía de Causas del viejo sistema penal y la cual estaba a cargo del fiscal Roberto Apullán y a punto de ser elevada a juicio.