viernes 20 de mayo de 2022
Policiales Hugo Oldani | Crimen |

Piden archivar la causa contra el bioquímico detenido por error en el caso Oldani

El pedido fue realizado por el abogado Martín Durando que solicitó al fiscal Gonzalo Iglesias la desvinculación de Alfredo Sadonio de la causa que investiga el homicidio del comerciante y financista del rubro del turismo, Hugo Oldani.

Martín Durando, el abogado particular de Alfredo Sadonio, el bioquímico que fue imputado como miembro de la banda que asaltó y mató al comerciante Hugo Oldani en la galería Rivadavia en 2020, pidió el archivo de la causa. La solicitud fue mediante una nota presentada en la Fiscalía Regional de Saavedra y General López y la cual fue dirigida al fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Gonzalo Iglesias, que se encuentra al frente de la investigación.

En el escrito, al que tuvo acceso AIRE, el letrado pidió el cese de la investigación ante la “inexistencia de evidencias que incriminaran” a su asistido el cual fue detenido a fines de 2020 y luego acusado como el cerebro del grupo que, con distintos roles, fue hasta el local de Oldani y mató al empresario del rubro del turismo en un hecho que aún no quedó claro si se trató de un asalto.

Vale recordar, que tras ser detenido, Sadonio fue imputado y permaneció detenido en la cárcel de Las Flores durante diez días con prisión preventiva hasta que la defensa recolectó una serie de testimoniales que permitieron acreditar que el bioquímico, el día del crimen del empresario, se encontraba en la localidad de Ataliva (departamento Castellanos). Sumado a ello, en una rueda de reconocimiento que se llevó a cabo en tribunales, quien declaró en la causa como arrepentido -el imputado Brian Damiani- no reconoció a Sadonio como la persona que le suministró a la banda el dato de donde tenían que cometer el asalto.

captura video crimen Oldani
Así se fugó el autor del disparo contra Hugo Oldani. Llevaba en sus manos el arma de fuego 9 milímetros.

Así se fugó el autor del disparo contra Hugo Oldani. Llevaba en sus manos el arma de fuego 9 milímetros.

"Indudablemente, después de todo lo que se investigó a mi defendido, en forma previa, con intervención de líneas telefónicas, investigaciones de incógnito en el negocio y a su domicilio, como también las que fueron sucediendo después de realizada la imputación, infieren inequívocamente la inexistencia de los hechos atribuidos en la imputación", destacó el abogado en su escrito presentado ante el fiscal.

"Resultaría injustificado, y más lesivo aún a los derechos ya conculcados que viene sufriendo mi representado, la denegatoria de la presente solicitud, ya que contrariaría los derechos al juzgamiento en un plazo razonable y el debido proceso legal”, concluyó Durando.

Leer más ► Habló el bioquímico detenido por el caso Oldani: "Me sentí moralmente avasallado y humillado"

De ahora en más, el fiscal deberá definir si dispone el archivo de la investigación contra Sadonio. En caso de que no haga lugar, el defensor del bioquímico deberá solicitarlo en una audiencia que deberá ser ante un juez penal de tribunales.

Un caso para el escándalo

La detención de Sadonio remonta al 29 de diciembre del 2020, cuando los entonces agentes del Organismo de Investigaciones (dependientes del Ministerio Público de la Acusación) irrumpieron en su casa del barrio Candioti Sur en el marco de un allanamiento que fue solicitado por el fiscal Iglesias y autorizado por el juez penal Pablo Busaniche.

Producto de esa requisa, Sadonio terminó detenido y dos días después fue imputado en tribunales como el “autor intelectual” del crimen de Oldani. Seguidamente, mediante un acuerdo entre la defensa y Fiscalía, el bioquímico quedó detenido con prisión preventiva en una audiencia que fue presidida por el juez Sergio Carraro.

Caso Oldani_img_1581954403986-MTH-1200.jpg
El crimen de Oldani ocurrió el 11 el febrero cuando la víctima se encontraba solo en su agencia de la galería Rivadavia.

El crimen de Oldani ocurrió el 11 el febrero cuando la víctima se encontraba solo en su agencia de la galería Rivadavia.

Sin embargo, a diez días de ese acuerdo, el caso dio un giro de 360 grados, luego de que la defensa logró comprobar que Sadonio, el día del crimen, había estado en la localidad de Ataliva. Ante tal situación, Durando solicitó una rueda de reconocimiento por lo que el imputado colaborador que tuvo la causa, Damiani, fue llevado a tribunales para determinar si reconocía o no al supuesto “autor intelectual”. El resultado fue contundente: Damiani no reconoció a Sadonio como quien había dado el dato a la banda de donde tenía que robar.

Tales circunstancias motivaron la realización de una nueva audiencia en donde el abogado solicitó la inmediata excarcelación de su asistido, la cual fue aceptada por la fiscal Ana Laura Gioria que reemplazó a Iglesias, el cual se encontraba de feria judicial, y luego avalada por el juez penal Jorge Patrizi.

Aquella audiencia demostró además las inconsistencias que tuvo la investigación que llevó adelante el Organismo de Investigaciones (OI) que vincularon a Sadonio con el caso, ya que salió a la luz que las supuestas escuchas que incriminaban al bioquímico con la banda del crimen de Oldani nunca habían existido. Tal situación generó un gran escándalo sobre cómo trabajó el OI y por sobre todo, el irregular desempeño del fiscal Iglesias que ordenó la detención de Sadonio sin tener pruebas solventes que lo conectaran al caso.