jueves 10 de junio de 2021
Policiales Santa Fe | estafas | poder judicial

Indagaron a la funcionaria judicial de Santa Fe detenida por las sanaciones egipcias

Liliana Marcial, quien se desempeñaba como secretaria de la Unidad de Información y Atención de Víctimas y Denunciantes de Santa Fe, fue formalmente acusada en Córdoba por la causa que la tiene detenida por estafas y asociación ilícita.

Liliana Marcial, la funcionaria judicial de 51 años, que fue detenida por la causa que investiga a una asociación ilícita que presuntamente cometió estafas por medio de “sanaciones egipcias”, declaró ante la fiscal, Analía Gallaratto, en el marco de la indagatoria que se llevó a cabo en los tribunales de Cura Brochero.

Marcial se encuentra actualmente detenida en el Establecimiento Penitenciario N° 9 de la ciudad de Córdoba y es asistida por la abogada Vilma Cech. La misma, fue detenida el pasado 21 de abril en su casa de Francia al 2700 tras un procedimiento ejecutado entre agentes de investigación de la Policía de Córdoba con la colaboración de sus pares de Santa Fe.

Durante la audiencia, la mujer fue formalmente acusada de haber formado parte de una organización que entre el 1 de enero del 2014 y 17 de marzo del 2021, cometió “fraudes”, “coacciones” y “ejercicio ilegal de la profesión de psicología” en perjuicio de una serie de personas. Tal organización fue comandada por Álvaro Juan Aparicio Díaz y su pareja, Laura Carolina Cannes.

funcionaria judicial de Santa Fe por estafas de sanación egipcia en Córdoba.jpg
Uno de los lugares donde se habrían dado las supuestas sanaciones.

Uno de los lugares donde se habrían dado las supuestas sanaciones.

Dentro esa estructura criminal, la fiscal le atribuyó a Marcial haber aportado el asesoramiento jurídico, como así también colaborar en los acuerdos de confidencialidad que brindaba la organización a las personas que estaban interesadas en participar de las “sanaciones”. Además, le achacaron haber salido como garante del alquiler de un departamento, que utilizaba el grupo, en la zona céntrica de la ciudad de Córdoba.

Hechos negados

Fuentes allegadas a la investigación, indicaron a Aire Digital, que durante la indagatoria Marcial prestó declaración y negó los cargos atribuidos por la fiscal. En tanto, se refirió a cómo surgió el vínculo con la organización. De hecho, dijo ser una alumna más de la Fundación Académica Sëshen.

Según explicó, el vínculo con el líder de la banda, el uruguayo Aparicio Díaz, comenzó en 2014, cuando el representante de la terapia realizaba cursos en un espacio del macrocentro de Santa Fe donde se practicaba yoga. A partir de allí, la mujer comenzó a realizar consultas con el líder espiritual que decía ser psicólogo.

Leer más ► Suspenden de su cargo a la funcionaria judicial detenida por las "sanaciones egipcias"

Un tiempo después, Aparicio Díaz, dejó de realizar los cursos en la ciudad de Santa Fe y comenzó a efectuarlos en Córdoba por lo que Marcial realizó varios viajes para poder continuar con las sanaciones egipcias. En esa línea, la funcionaria judicial también reconoció que viajó a Egipto por medio de la organización luego de haber pagado una suma importante de dinero.

Suspendida de su cargo

Por la reciente detención, la Corte Suprema de Justicia resolvió a fines de marzo, mediante la resolución N°14, suspender a Marcial de su cargo en la Unidad de Información y Atención de Víctimas y Denunciantes de Santa Fe que funciona en el edificio del Poder Judicial de Urquiza y Tucumán.

Tal resolución fue luego de que agentes policiales de la Provincia de Córdoba, junto con miembros de la Agencia de Investigación Criminal, detuvieron a la mujer en su casa del macrocentro, el pasado 16 de abril-. Tal detención fue por orden de la fiscal Gallaratto que investiga una serie de denuncias que realizaron mujeres que asistieron a los cursos y terapias egipcias con Aparicio Díaz.

Leer más ► Detuvieron a una funcionaria judicial de Santa Fe por estafas de "sanación egipcia" en Córdoba

Tras ser detenida, Marcial fue trasladada a la provincia de Córdoba donde quedó alojada en un establecimiento carcelario para ser indagada, acto procesal que se formalizó el pasado lunes 3 de mayo en los tribunales de Cura Brochero. Próximamente, la Justicia deberá definir si dicta el procesamiento contra la mujer o dispone la falta de merito.

Por el caso también se encuentran detenidas diez personas, entre ellas Aparicio Díaz y Cannes, los sindicados cerebros de la organización que está bajo la lupa judicial. La mayoría quedó a disposición de la Justicia en marzo de este año cuando se desplegaron una serie de allanamientos en la provincia de Córdoba con el objetivo de desbaratar a la Fundación Académica Sëshen.