jueves 29 de octubre de 2020
Policiales |

Entradera de película en Francia al 1100: las ataron con precintos y amenazaron con matarlas

Esta mañana una conocida de la familia fue a visitar a la joven dueña de la casa. Cuando le abrió la puerta junto con ella entraron dos ladrones armados y ahí empezó la pesadilla.

Redacción Aire Digital

Este viernes a la mañana una mujer conocida de la familia tocó el timbre de la casa ubicada en Francia al 1100, que fue el escenario de un violento asalto. Junto con la amiga conocida, se colaron a la vivienda por la puerta de entrada dos hombres.

“Sonó el timbre de mi casa y como es una conocida de la familia le abrí”, contó la joven dueña de la casa. “Eran hombres de alrededor de 30 años, uno de ellos estaba armado y el otro no. Preguntaron por el auto y después nos metieron adentro”, aseguró.

Lo primero que hicieron los delincuentes fue atarlas con precintos mientras las amenazaban. A la mujer que estaba de visita la golpearon fuertemente mientras a la dueña le pidieron que le diera la plata, apuntándole con el arma.

Entradera de película en Francia al 1100: las ataron con precintos y amenazaron con matarlas

Tras unos minutos, las encerraron en el baño durante una hora mientras revisaron toda la casa en busca de dinero. Al perro estuvieron a punto de matarlo, pero la dueña lo impidió y logró calmarlo. “El perro estaba desesperado y le apuntaron como para matarlo. Yo les dije que no lo hicieron, que lo calmaba y entonces me dejaron agarrarlo. Después antes de irse lo metieron en una caja en donde guarda zapatos”, narró la joven, todavía conmovida.

A la dueña de la casa sólo la sacaron del baño una vez para que les indique donde había plata. “Todo el tiempo me pedían dinero y yo no sé dónde está. Les di indicios de lugares en donde tal vez había algo”, explicó la chica y agregó que “del baño me sacaron una vez porque les dije que en la habitación estaba mi plata y mi celular”.

Si bien a la joven la amenazaron, nunca le pegaron tan violentamente como a la otra mujer. “Amenazaron con pegarme tiros, volarme la cabeza y una vez me apuntaron muy decididos en la cabeza”, relató.

Después de revisar toda la casa en busca de dinero, los ladrones decidieron marcharse y dejar a las mujeres en el baño. “Cuando no escuchamos más ruidos, la mujer que estaba conmigo gritó y no respondieron, por eso decidimos salir”, explicó la joven. “Cruzamos a la casa de los vecinos y les pedimos ayuda, sobre todo porque teníamos las manos atadas todavía”, comentó.

La dueña de la vivienda asaltada sostuvo que lo único que buscaban los intrusos que ingresaron violentamente a su casa era dinero, porque en una ocasión le ofreció que se lleven otras cosas como la impresora, pero se negaron.

 

Escuchá el relato de la joven víctima del asalto

Dejá tu comentario