jueves 22 de octubre de 2020
Policiales | Diego Román | animales | Recreo

Embargo millonario a los dueños de los perros que atacaron a Diego Román

De manera preventiva se dispuso un embargo sobre dos inmuebles de los imputados por un monto de dos millones de pesos cada uno. Además, se les prohibió salir del país y tener contacto con los canes secuestrados en la causa.

El juez Rodolfo Mingarini dispuso una serie de medidas para cautelar el proceso que investiga la muerte del niño Diego Román en Recreo, a pedido de los fiscales de homicidios Andrés Marchi y Ana Laura Gioria.

La audiencia se desarrolló esta mañana en la sala 2 del subsuelo de tribunales, y contó con la presencia del abogado querellante Dionisio Ayala, en representación de la mamá de Diego Román, el abogado defensor particular de los imputados, Néstor Pereyra, y el matrimonio investigado como autores de homicidio culposo cuyas iniciales son IMR y NEV.

Leer más ► Diego Román: imputaron a dos personas como autores de "homicidio culposo"

Rodolfo Mingarini juez penal.jpg
La medida estuvo a cargo del juez penal Rodolfo Mingarini.

La medida estuvo a cargo del juez penal Rodolfo Mingarini.

Embargo y prohibiciones

Marchi expresó la necesidad de trabar un embargo sobre dos bienes inmuebles de los cuales el hombre y la mujer son copropietarios por un total de dos millones de pesos cada uno, vinculados a los costos del proceso.

En tanto, como medidas cautelares personales de los imputados, se dispuso fijar domicilio en Recreo, no abandonar el territorio provincial y nacional sin autorización del Colegio de Jueces, no contactarse con la familia del menor víctima ni acercarse a menos de 500 metros, y presentarse mensualmente ante el MPA.

En relación a los animales secuestrados en la causa, que se sospecha fueron los que atacaron y causaron la muerte del pequeño en julio de 2019, el fiscal solicitó que no puedan tener contacto con los perros, y además que tampoco puedan tener a su cuidado otros canes en su propiedad.

Esta medida fue rechazada por el defensor Pereyra, quien citó una resolución del juez Pablo Busaniche del 4 de septiembre que habilitaba a los dueños de los perros a poder acercarse a las comisarías donde se encuentran alojados para asistirlos.

campo diego román.jpg
El lugar donde hallaron a Diego Román.

El lugar donde hallaron a Diego Román.

Al momento de resolver, Mingarini mantuvo la prohibición de contactarse con los animales secuestrados, pero no hizo lugar a la imposibilidad de que posean otros perros. El fiscal Marchi reformuló la pretensión y solicitó que, en caso de que posean canes, notifiquen al MPA y al municipio de Recreo para controlar que lo hacen respetando las ordenanzas y legislaciones que regulan tal actividad.

Recordamos que el matrimonio fue imputado por el homicidio culposo del pequeño por considerar que, como dueños de los perros, no tuvieron las medidas de cuidado necesarias para evitar que los animales salgan de la propiedad y atenten contra la integridad física de terceros.

Al finalizar la audiencia, el fiscal Marchi se refirió a las medidas dispuestas desde el móvil de la radio en tribunales y precisó que los indicios sostienen que Diego Román perdió la vida como resultado de un ataque de animales, y que la responsabilidad recae sobre las personas que los tenían a su cuidado.

Andrés Marchi, fiscal de la causa

Homicidio culposo

“IMR y NEV fueron imputados como autores del delito de homicidio culposo por la muerte del menor de edad ocurrida entre el 3 y el 4 julio del año pasado en jurisdicción de la ciudad de Recreo. En la audiencia imputativa, desarrollada en la sede de la fiscalía de Homicidios, se precisó que las dos personas tenían a su cuidado y/o vigilancia una jauría de 10 perros de distintas razas, razón por la cual, a ambas personas se les atribuyó haber ocasionado la muerte del niño por imprudencia, negligencia e inobservancia de los reglamentos u ordenanzas a su cargo”.

Marchi y Gioria reiteraron que “a sabiendas de la potencialidad agresiva y lesiva de los animales, los imputados omitieron adoptar las medidas de cerramiento necesarias en el predio en el que estaban, lo que hubiera permitido mantener a los animales en un ámbito de vigilancia”. También señalaron que “como el lugar era abierto, los imputados omitieron adoptar las medidas de seguridad mediante bozales, cadenas, correas y/u otros elementos”.

Los fiscales detallaron también que “a pesar de que uno de los perros es raza rottwailer –la cual es considerada peligrosa– no implementaron medidas tendientes a evitar que los animales salieran del predio y cometieran daños a terceros”.

PERROS DIEGO ROMAN 2

Ataques

De acuerdo a la atribución delictiva, “el ataque de los perros se produjo en inmediaciones del límite entre el predio rural del que es propietario y/o tenedor el imputado IMR y el inmueble vecino”. En tal sentido, los funcionarios del MPA añadieron que “tal como confirmaron las autopsias realizadas por especialistas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y por los médicos forenses locales, los canes le produjeron múltiples lesiones contusas, punzantes, desgarradas y excoriativas que le causaron la muerte al menor de edad por hemorragia externa”.

Los fiscales también hicieron hincapié que “en el marco de la investigación por la muerte de Román, logramos constatar al menos otros cuatro ataques cometidos por los perros. Tres de ellos fueron contra seres humanos y el restante a otros animales”. Y añadieron que “estos hechos previos son los que confirman que los imputados sabían de la peligrosidad de los canes y no tomaron los recaudos legales necesarios”.

Dejá tu comentario