viernes 25 de septiembre de 2020
Diego Román | Homicidio |

Diego Román: imputaron a dos personas como autores de "homicidio culposo"

Se trata de un hombre de 53 años y una mujer de 44 años. Los fiscales Andrés Marchi y Ana Laura Gioria les atribuyeron el delito en una audiencia llevada a cabo esta tarde en la sede de la Unidad Fiscal Especial de Homicidios.

Un hombre de 53 años y una mujer de 44 fueron imputados este lunes por la tarde como autores del delito de homicidio culposo en el marco de la investigación por la muerte de Diego Román, el nene de 12 años que habría fallecido el entre el 3 y el 4 julio del 2019 en jurisdicción de la ciudad de Recreo. Las dos personas imputadas se encuentran en libertad.

La atribución delictiva fue realizada por los fiscales Andrés Marchi y Ana Laura Gioria en una audiencia llevada a cabo en la sede de la Unidad Fiscal Especial de Homicidios.

marcha perros caso Diego Román 04 _9x16.jpg
Manifestación en la ciudad de Santa Fe en pedido de la liberación de los perros involucrados en el caso Diego Román.

Manifestación en la ciudad de Santa Fe en pedido de la liberación de los perros involucrados en el caso Diego Román.

Imprudencia, negligencia e inobservancia

“El hombre y la mujer imputados tenían a su cuidado y/o vigilancia una jauría de 10 perros de distintas razas”, informaron los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y agregaron que “a ambas personas se les atribuyó haber ocasionado la muerte de Diego Román por imprudencia, negligencia e inobservancia de los reglamentos u ordenanzas a su cargo”.

Marchi y Gioria sostuvieron que “a sabiendas de la potencialidad agresiva y lesiva de los animales, los imputados omitieron adoptar las medidas de cerramiento necesarias en el predio en el que estaban, lo que hubiera permitido mantener a los animales en un ámbito de vigilancia”. También señalaron que “como el lugar era abierto, los imputados omitieron adoptar las medidas de seguridad mediante bozales, cadenas, correas y/u otros elementos”.

Leer más ► Piden "prisión domiciliaria" para los perros vinculados con el caso Diego Roman

Los fiscales detallaron también que “a pesar de que uno de los perros es raza rottwailer –la cual es considerada peligrosa– no implementaron medidas tendientes a evitar que los animales salieran del predio y cometieran daños a terceros”.

Ataques

De acuerdo a la atribución delictiva, “el ataque de los perros se produjo en inmediaciones del límite entre el predio rural del que es propietario y/o tenedor el hombre imputado y el inmueble vecino”. Por ello, los funcionarios del MPA añadieron que “tal como confirmaron las autopsias realizadas por especialistas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y por los médicos forenses locales, los canes le produjeron múltiples lesiones contusas, punzantes, desgarradas y excoriativas que le causaron la muerte al menor de edad por hemorragia externa”.

placa diego roman.jpg

Los fiscales también hicieron hincapié que “en el marco de la investigación por la muerte de Román, logramos constatar al menos otros cuatro ataques cometidos por los perros. Tres de ellos fueron contra seres humanos y el restante a otros animales”. Y añadieron que “estos hechos previos son los que confirman que los imputados sabían de la peligrosidad de los canes y no tomaron los recaudos legales necesarios”.

“La jauría que debía ser vigilada por los imputados está compuesta por 10 perros. Uno de ellos es de raza Rottwailer, tres Bóxer, uno cruza Pastor, otro cruza Cocker y cuatro raza mestiza”, informaron desde el MPA.

Un año de dudas

Diego Román tenía 12 años y vivía en el barrio Mocoví de Recreo. El 3 de julio del año pasado su familia denunció que el niño había desaparecido. No había vuelto a su casa tras asistir a la escuela Com Caia, a la que iba todos los días para recibir el almuerzo. Durante 24 horas, efectivos policiales y vecinos de la comunidad lo buscaron, hasta que llegó el final: el 4 de julio, alrededor de las 23, Dieguito fue hallado sin vida en un cañaveral ubicado en un campo de la zona rural.

La primera autopsia que se practicó al cuerpo abonaba la teoría del homicidio. Pascual Pimpinella, jefe del Cuerpo Médico Forense, dijo el 10 de julio por AIRE que Diego Román "tenía múltiples lesiones en toda la zona corporal, y eso está totalmente documentado. Tenía zonas de mutilación, inclusive en la zona del pene", describió el galeno y afirmó que no existen registros en la morgue judicial similares a este caso: "Merece toda la investigación científica, llevo más de tres mil autopsias y nunca vi algo así", advirtió.

Leer más ► Muerte de Diego Román: la querella insiste en que al niño no lo mató una jauría de perros

Sin embargo, los avances en la investigación pusieron en crisis esa hipótesis. La revisión de la autopsia deslizó la posibilidad de que, en realidad, la muerte del pequeño hubiera sido producto del ataque de perros, que habitualmente circulan en la zona del hallazgo.

A fines de julio de 2019, y ante las dudas generadas respecto al informe de la autopsia efectuada en la Morgue Judicial de Santa Fe, la Fiscalía ordenó una nueva necropsia, efectuada por especialistas de Gendarmería Nacional en la morgue de la Corte Suprema de la Nación. Con ese fin, el viernes 26 de julio fueron exhumados los restos en el cementerio de Recreo. La segunda autopsia se practicó en Buenos Aires el 23 de septiembre, aunque los resultados trascendieron más de un mes después.

En noviembre, Dionisio Ayala, representante legal de la mamá de Diego Román, dijo a AIRE que la necropsia realizada en Buenos Aires arrojó la misma conclusión que la realizada por el Cuerpo Médico Forense de Santa Fe. "Como abogado considero que los resultados coinciden con los del doctor Pimpinella, quien marcaba que fueron elementos cortopunzantes los que causaron la muerte del Dieguito", afirmó el letrado y aclaró que había deducido lo expuesto "a través de la lectura de la autopsia realizada por los médicos de Capital Federal".

placa diego roman 1.jpg

El 20 de agosto de este año, el Ministerio Público de la Acusación ratificó que la causa de muerte de Diego Román fue a raíz de la “acción de animales”.

A esa conclusión se llegó tras un estudio que realizaron una serie de profesionales del Servicio de Tanatología de la Morgue Judicial del Centro de Asistencia Judicial Federal y que fue requerido por los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, Andrés Marchi y Ana Laura Gioria.

Según informaron desde el MPA, el estudio reveló que “el menor sufrió el ataque de animales, que con dentelladas lesionaron elementos vasculares de importante calibre”. Tal afirmación estuvo a cargo de los médicos forenses Santiago Maffia Bizzozero y Alejandro Rullan Corna, quienes tuvieron a su cargo la realización de la segunda autopsia del cuerpo.