martes 17 de mayo de 2022
Policiales Diego Román | perros | animales

Dos años y medio después de la muerte de Diego Román, los perros involucrados en la causa siguen encerrados

Son ocho los perros sospechados de haber matado al niño en un campo deshabitado de Recreo, en 2019. Dos años y medio más tarde, la Justicia sigue sin poder determinar qué pasó y los animales continúan encerrados en comisarías y casas de tránsito.

La Fiscalía que investiga la muerte de Diego Román, el niño de 12 años que vivía en el barrio mocoví de Recreo, tiene como principal hipótesis que el fallecimiento se produjo por el ataque de perros. Son ocho los canes que lo habrían atacado en la madrugada del 5 de julio de 2019 en un campo lindero a la casa donde se encontraban sus propietarios, la familia Reyes. Algunos de estos animales fueron alojados en comisarías, otros se encuentran en hogares transitorios y uno fue devuelto a sus dueños.

La ausencia de una determinación de la Justicia después de 30 meses plantea, además, un vacío legal en torno a la figura del animal no humano, considerado algunas veces como propiedad y otras como sujeto de derecho.

Cinco de los perros se encuentran en carácter de “depósito judicial” en hogares de tránsito, otros tres están alojados en dependencias policiales por decisión de la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) y uno más quedó en poder de sus propietarios, el matrimonio Reyes, pareja que fue imputada por ser responsable de la vigilancia de los perros que ya habían atacado en otras oportunidades, una conducta típica de jauría y de perros en estado de salvajismo. Actualmente, los ocho canes deambulan en una suerte de “prisión preventiva” para perros, sin poder ir más allá de las paredes que rodean a cada uno.

perros diego roman web 1.jpg
El perro de raza cocker que fue devuelto a la familia Reyes y otros dos antes de ser llevados a tránsito.

El perro de raza cocker que fue devuelto a la familia Reyes y otros dos antes de ser llevados a tránsito.

Para Gabriela Salzmann, titular de la Asociación Contra la Crueldad y el Maltrato Animal (ACCMA), hay una clara violación de los derechos animales dispuestos en la ley 14.346. “La Fiscalía tiene que entender que son animales, no cosas que están depositadas”, dijo la proteccionista. En una entrevista con la periodista Geraldine Brezán, que conduce el programa 7 AM por Aire de Santa Fe, Salzman aseguró que los animales alojados en los patios de dependencias policiales “están confinados, sin movimiento, estresados y con el agravante de no recibir partidas alimentarias en tiempo y forma”.

ACCMA se expresó en varias oportunidades mediante redes sociales con un pedido claro: prisión domiciliaria para los ocho perros. “La familia Reyes cumplió con asegurar el patio para que no puedan escapar“ de la propiedad, expresó Salzmann. La proteccionista reconoció que se trata de “un caso difícil” y “nunca visto en Argentina”, sin embargo “hay una ley que cumplir”. La activista apuntó, además, a la dilatación de la causa. “Si fueron los perros (quienes mataron a Diego Román), es a sus dueños a quienes les cabe la responsabilidad. Pero la Justicia no dictaminó nada. ¿Por qué los perros tienen que estar padeciendo esto?”, se preguntó.

diego roman.jpg
Diego Román tenía 12 años y murió en la madrugada del 5 de julio de 2019

Diego Román tenía 12 años y murió en la madrugada del 5 de julio de 2019

Desde la OGJ recordaron que los ocho perros les fueron secuestrados a la familia Reyes en una causa de “lesiones a una tercera persona”, posterior a la causa Román. El Ministerio Público de la Acusación puso los canes a disposición de la OGJ. “Los imputados solicitaron su devolución como cese de estado antijurídico, lo que fue rechazado en primera instancia y confirmado en segunda”, detallaron a AIRE.

Esa otra causa complicaría el regreso de los animales junto a sus propietarios, ya que la Justicia entiende que los dueños no son capaces de controlar el comportamiento de sus perros, pudiendo ocurrir un nuevo episodio violento.

Leer más: Confirman que el papá de Diego Román también puede ser querellante en la causa

Entonces, ¿qué hacer con los ocho perros?. Es una pregunta para la que la legislación argentina no tiene respuesta, a pesar de los ejemplos en numerosas provincias donde la Justicia actuó considerando a los animales no humanos como personas y/o sujetos de derecho.

perros diego roman web 2.jpg
Los perros involucrados en la causa Diego Román siguen alojados en patios de comisarías y hogares de tránsito.

Los perros involucrados en la causa Diego Román siguen alojados en patios de comisarías y hogares de tránsito.

Lo cierto es que requiere de la acción del Estado y es quizás desde una de sus instituciones donde puede estar la clave para abordar este caso en particular. La Sección Ecológica de la Policía Comunitaria de Rosario, por ejemplo, ha realizado tareas de “reinserción” de perros para que puedan volver a convivir con humanos tras haber atacado. Básicamente, la labor se realiza con adiestradores que separan a los perros que actúan en jauría -sobre todo al que lidera la manada- para luego comenzar un proceso gradual de modificación de la conducta canina.

Leer más: Perros de pocas pulgas: ¿existen las razas peligrosas?

Más allá de la resolución que la Justicia tome sobre la muerte de Diego Román considerando responsables o no a los perros de la familia Reyes, no hay dudas de que el caso que tuvo repercusión en los medios de comunicación del país, debe tener también repercusión en la legislación animal argentina, teniendo en cuenta una demanda social que crece a diario: respetar la sintiencia (sensibilidad o capacidad de sentir) de las otras especies, más allá de la humana.